Red Ogre Belgriff – Capitulo 3

-Siguiendo el sendero con todos en fila-

Siguiendo el sendero con todos en fila, el grupo atravesaba las montañas.

Liderado por un chico de 14 años, seguido por alrededor de 10 niños de diferentes edades.

Un barbudo y pelirrojo hombre los seguía en la retaguardia. Es Belgriff.

“Todos, necesitan tener cuidado con sus pisadas, pero asegúrense también de prestar atención a los alrededores. Pete, que puedes encontrar desde tu posición?”

El chico al inicio, Pete, miró sobre su hombre a Belgriff.

“Solo hay bosque”

“No veas lo obvio, observa más lo que te rodea. Usa todos tus sentidos, no solo tus ojos”

Apretando sus cejas, Pete visualiza en lo profundo del bosque.

“Puedo escuchar agua corriendo. Y… puedo oler algo. Huele refrescante”

Satisfecho con la respuesta, Belgriff asiente.

“Ese es el olor de las onibamisery. Es un tipo de planta que solo crece cerca de agua limpia. Eso significa que hay una fuente de agua consumible cerca”

Los chicos empezaron a hablar entre sí con admiración.

“Está bien, vayamos hacia ella. Estaremos siguiendo el sonido y el olor. Pero recuerden, no pueden solo enfocarse en esas cosas. Si están demasiado concentrados en solo buscar el agua, cuando una bestia salvaje o mágica aparezca no será algo divertido “

Respondiendo con un alargado “Siiiii~” los niños movieron sus narices y tensaron sus orejas en busca de la fuente de agua.

Al ver esto, Belgriff empieza a recordar los tiempos en que iba a las montañas con Angeline.

Ella era el tipo de persona que era capaz de hacer cualquier cosa después de intentarlo una vez. Ella recordaría todo tipo de hierbas medicinales, las diferentes especies de plantas que crecían y métodos para ubicarse, como eliminar su presencia, como buscar la presencia de otros… Angeline aprendería y dominaría habilidades como esas rápidamente.

Ella estaba repleta de puro talento. Convertirse en un rango S era evidencia de ello.

La hija del pseudo-aventurero que tuvo que renunciar justo cuando había empezado, se había vuelto una rango S. Al menos podría hacerse una novela aburrida y trillada con ese tipo de premisa.

Estoy celoso? De mi propia hija?

Belgriff sonríe, burlándose de sí mismo.

Si solo tuviera mi pierna derecha…

Se detiene, agitando su cabeza para deshacerse de esos pensamientos. Además, si no hubiese perdido su pierna y regresado a Tornela, nunca se hubiese terminado encontrando con Angeline.

“No hay razón para llorar sobre la leche derramada”

Murmura Belgriff, como si se diera una lección.

En ese momento, Pete llama a Belgriff.

“Tío Bell! La encontré! La fuente de agua está por allá!”

“Oh, así que la encontraste, huh?”

Regresando a sus sentidos Belgriff confirma que ningún niño se haya separado del grupo a medida que los guía hacia el lugar de destino.

Un rio claro corre en su destino.

Las onibamisery crecen densamente al costado, emanando un fuerte olor. Las torensias crecen en el agua, cada una con una simple y pequeña flor blanca que sale en la superficie. Si se secan y se preparan, las onibamisery pueden usarse para propósitos médicos. Pueden ser una medicina efectiva para las áreas que afectan las enfermedades como los senos nasales, el pecho y la tráquea. Aunque las torensias no eran muy efectivas como planta medicinal, los pétalos de sus flores son dulces al masticarlos.

Belgriff les dice a los niños que empiecen a reunir las onibamisery.

Los chicos lo hacen mientras mastican pétalos de torensias, siendo cuidadoso de no recolectar demasiadas.

“No se alejen demasiado por su cuenta, entendido?”

“Siii~”

“Lo sabeeeeemos~”

Una respuesta tan entusiasta como siempre.

Jeez, esos niños.

Piensa Belgriff y se encoje de hombros sonriendo.

El aire esta silencioso. Extrañamente fresco también. Es porque están muy cerca del rio?

Además del sonido del agua corriendo, las hojas susurrando en el viento y los niños jugando, Belgriff no puede escuchar nada más.

Silenciosamente cierra sus ojos, cuando de repente siente una extraña presencia. Belgriff se levanta.

“Todos están aquí?”

Al escuchar la voz endemoniadamente seria de Belgriff, los niños se miran entre sí.

“Falta Linus”

Justo cuando Pete dice eso, un grito puede escucharse.

“Uwaaaaaah! Tío Bell!!”

Linus, de 7 años de edad, aparece de repente corriendo entre los matorrales. Un Lobo de color gris salta detrás de él. Un tipo de bestia mágica conocida como el Lobo Gris.

Mostrando claramente su hostilidad e intenciones de matar, está intentando alcanzar a Linus.

Bajé la guardia. 

Haciendo sonar su lengua por su propia ingenuidad, Belgriff se apresura hacia Linus.

Rápidamente empujando el suelo con su pierna izquierda una y otra vez, se acerca a una temible velocidad.

Mientras simultáneamente agarra a Linus y saca su espada para atacar en un simple movimiento. El Lobo Gris es dividido en dos, justo en la mitad.

Belgriff inmediatamente se concentra en sus alrededores, buscando cualquier otra presencia. Parece que era la única bestia mágica del área.

Solo es capaz de relajarse por un instante cuando se para sobre una piedra con su pierna artificial, dado que esta mojada se resbala y cae de espaldas fuertemente, cayendo hacia el agua.

“T-tío Bell!”

“Linus!”

“Estas bien?!”

Los niños, en pánico, corren al lado del rio justo donde están los dos.

Ya que el agua es poco profunda, no se ahogarán. Pero Belgriff termina resbalándose, ahora ambos terminaron completamente empapados.

Linus se lamentaba, lagrimas corrían por su cara, se aferra a Belgriff rehusándose a soltarlo.

“Te ves terrible, Linus…”

Belgriff sonríe extrañamente y lo acaricia en la cabeza.

* * *

El carruaje cubierto se sacudía.

Cuatro días después del ataque en la ciudad Astrinos por las hormigas gigantes, Angeline regresa a la ciudad capital, Orphen. Una vez más prepara su equipaje y parte hacia Tornela. Por fin esta vez. Se ha tomado todo el mes de vacaciones para ese viaje.

El gremio estuvo renuente a dejar que un rango S se ausentara por todo un mes, pero no podían rehusarse a sus demandas considerando las contribuciones que ha hecho hasta ahora.

Mientras se lamenta por la falta de mano de obra y rezando que ningún incidente aparezca durante ese mes, el gremio aprobó la solicitud de Angeline para unas vacaciones.

Con la manera en la que ella estaba actuando, parecía que, si no hubiesen aprobado sus vacaciones, seguramente los convertiría en una pila de escombros junto con todo el edificio.

Donde ella está ahora podría fácilmente considerarse como la frontera del país. En la mitad del campo.

A medida que sopla el viento, la hierba crece sin ser mantenida por manos humanas. Aunque el sol de verano poco a poco se vuelve más fuerte, no llega a ser sofocante gracias a la fresca brisa.

Una semana ha pasado desde que dejó Orphen.

Angeline ya ha pasado a través de muchos pueblos y villas. Si había alguna diligencia, ella la tomaría para poder llegar a su próximo destino, en caso contrario negociaría con algún comerciante que se dirigiera en la misma dirección para llevarla como una escolta temporal.

El carruaje que está actualmente montando es el de una comerciante que conoció en la ciudad más grande de la zona, Boldor. Después de una parada en un pequeño pueblo, ella iría directo hacia Tornela.

Después de todo, los únicos métodos de transporte disponible eran ir a pie o a caballo, además, por encima de todo Tornela está cerca de la frontera con el territorio de los Elfos en el lejano norte, toma mucho tiempo llegar hasta ahí.

Factorizando en el tiempo que tomaría el camino de regreso, Angeline solo sería capaz de estar en Tornela por alrededor de tres o cuatro días. Pero eso no le importaba. Siempre y cuando fuera capaz de ver a Belgriff otra vez.

En realidad, si hubiese tomado un solo caballo y acelerar su camino directamente hacia allá, habría llegado mucho antes, pero Angeline no era muy buena cabalgando. Ella se asustaría constantemente por las sacudidas del galope del caballo a máxima velocidad. Incluso la supuestamente invencible aventurera de rango S tiene sus debilidades.

Entre las grandes montañas de equipaje, ella había guardado varios recuerdos.

Semillas de plantas, ropa, libros y una exagerada cantidad de dulces horneados de larga duración.

Ella sueña disfrutarlos con su padre mientras conversan, ella sonríe de oreja a oreja ante esos pensamientos.

La mujer comerciante de pelo corto y de color azul conversa con Angeline de forma amistosa.

“Parece estar de buenos ánimos, señorita”

“Si… finalmente puedo ir a casa…”

“Ya veo, así que está volviendo a su hogar. Ser un aventurero la mantiene ocupada, cierto?”

“Así es… tuve que seguir posponiendo estas vacaciones debido a solicitudes de emergencia pero finalmente puedo ver a papá otra vez… Lo conoces? “Red Ogre Bellgriff””

Es el regreso de la retorcida idealización paternal de Angeline.

La comerciante continúa sonriendo mientras maneja el carruaje.

“Vera. No estoy muy bien educada así que no lo conozco, pero recordaré ese nombre. Él debe ser un aventurero muy fuerte”

“Si… estoy orgullosa de él. Recuérdalo, está bien? Belgriff, “Red Ogre Belgriff””

“El Sr. “Red Ogre Belgriff”, cierto? No lo olvidaré”

No era un nombre que ella reconociera, pero, como mujer de negocios que es, se limita a no decir nada al respecto y continúa sonriendo. Pero si fuera el nombre de Angeline, la “Valquiria de cabello negro”, entonces estaría muy al corriente de su existencia.

Si una aventurera rango S como ella está soltando palabras de admiración acerca de ese hombre, entonces él debe ser realmente una persona talentosa que no desea hacerse conocer.

Eso fue lo que concluyó.

Eventualmente salen de las planicies y entran al área montañosa.

Aunque hay un camino, dado que las personas raramente lo usan, está muy deteriorado y el carruaje se sacude bastante. Con temor a que el carro se de vuelta, van despacio.

La precaria vía hace doloroso el sentarse. Pensando que sería mejor simplemente caminar, Angeline sale del carruaje y camina a un costado. Se están moviendo a un paso tan rápido como el de una persona caminando rápidamente.

“Lo siento, pero el camino…”

“Tranquila… No es tu culpa…”

De repente, siente como si estuviesen siendo observadas, Angeline rápidamente chequea sus alrededores. Ella siente a un grupo de personas escondiéndose en las sombras de las rocas de las montañas y los árboles. No son bestias mágicas.

“… Hey, hay un pueblo cerca de aquí…?”

“No, ninguno…?”

Son definitivamente bandidos. Sus miradas dan una clara malicia. Angeline no había escuchado de ninguna base de delincuentes en esa área, pero probablemente se asentaron recientemente. De otra manera, serian bandidos que vagan por ahí sin ningún establecimiento fijo.

Angeline salta ágilmente de vuelta al carro y le susurra a su acompañante.

“Hay ladrones observándonos…”

“Huh?!”

“Shh. Cálmate… Estoy aquí así que todo estará bien. Pretende que no los has notado y continua”

Mientras Angeline habla, pone su mano en el mango de su espada. La comerciante, aun aterrada, hace como se le dice y continúa manejando el carruaje. Tomando en cuenta que por el estado de la vía se hace difícil ir más rápido.

De forma inesperada el sonido de algo cortando a través del aire puede escucharse. Sacando su espada, Angeline bloquea la flecha que venía volando hacia ella. La comerciante grita silenciosamente y rápidamente empieza a realizar la señal de la cruz.

“O Rey de los Dioses Viena, por favor otórgame tu protección…”

“Hubiese estado bien si ellos simplemente nos hubiesen observado en silencio sin atacarnos…”

Enojada, Angeline salta del carruaje una vez más.

Anteriormente ya había aceptado misiones para suprimir organizaciones criminales y pandillas de ladrones así que esta no sería la primera vez en matar humanos para ella, pero eso no significa que lo disfrutara. De esa forma, ella empieza a gritar hacia ellos.

“Hey! Están haciendo esto, sabiendo que soy la “Valquiria de cabello negro”, Angeline, hija de “Red Ogre Belgriff”? Si no quieren morir entonces corran tan lejos como puedan, bastardos!”

Pero su única respuesta fueron más flechas. Después de bloquearlas todas, grita una vez más.

“Eso no funcionará contra mí!”

Y entonces, silencio. Parece que se han rendido. Con un sonido de inconformidad, Angeline guarda su espada. Entonces una voz llena de angustia grita.

“Ayuda! Ayuda!”

Proveniente justo de donde se encuentran los maleantes. Sorprendida, Angeline mira en esa dirección. Aunque no puede verlos, suena como una niña. Acaso fue secuestrada?

Angeline duda.

Esta tan cerca de Tornela. Por supuesto no quiere involucrarse en ningún problema ahora. Pero es imposible que Belgriff estuviera contento si ella fuera a ignorarla y continuar su camino hacia el pueblo. El probablemente ni siquiera intentaría animarla.

Angeline muerde su labio.

Se encargará del asunto rápidamente y retomará su camino. Un pequeño desvío no es nada. Ella acabará con todo rápidamente y regresará a Tornela.

“… Espera aquí”

“Huh? Uh, Ok”

Dejando a su acompañante atrás, Angeline se apresura, corriendo hacia donde se encuentran los bandidos con una sorprendente velocidad.

Al verla aparecer de repente frente a ellos, los bandidos se asustan en confusión.

Según lo que podía verse, habían atrapado a una chica de aproximadamente 15 años de edad, estaban en el proceso de amordazarla cuando Angeline llegó. La chica forcejea fuertemente. Esta vistiendo ropas finas y maravillosas. Como si fuera una noble.

Angeline apunta su espada hacia los delincuentes.

“Si no quieren morir… Dejen a la chica y escapen…”

Los bandidos están nerviosos, pero al darse cuenta que su objetivo es la chica que capturaron, uno de ellos rápidamente apunta un cuchillo hacia su presa.

“Hey! No sé lo que estás haciendo, pero si intentas algo sospechoso la chic-“

Pero su cabeza sale volando antes de poder terminar su oración. Ninguno de los delincuentes entendía lo que acababa de suceder. Donde estaba su cabeza, ahora estaba solamente una fuente de sangre.

“Estoy de mal humor en estos momentos…”

Al moverse en un instante al lugar donde estaba el bandido que había tomado a la rehén, Angeline carga a la chica estupefacta con un brazo y se va, moviéndose de una manera parecida a la de un fantasma de algún mundo astral.

“Ya no me interesa… Ustedes incluso intentarían poner a prueba la paciencia de Viena, se arrepentirán de subestimarme a mí, Angeline…!”

No se podía siquiera llamar a lo que sucedió después de eso una batalla. El único termino correcto sería una “Masacre unilateral”.

Los aproximadamente veinte bandidos fueron abrumados, sin ser capaces de responder. La pila de cadáveres que se acumuló en ese lugar en un minuto, hablaba por sí mismo demostrando que tan devastador fue su ataque.

Después de tener éxito en capturar a una chica noble, su codicia tomó lo mejor de ellos cuando vieron al objetivo perfecto; una comerciante con una sola escolta. Aunque debido a que subestimaron a Angeline ellos murieron. Después de todo, su presa terminó siendo un monstruo.

Angeline suspira, inconforme, a pesar de haber derrotado a unos delincuentes fácilmente con su grandísimo poder.

“Aah… Realmente no me gusta esto. Lo odio… tener que matar personas…”

Sacudiendo la sangre de su hoja, Angeline envaina su espada. Después de eso, retira las ataduras de la chica.

“Estas bien…?”

“Cough… G-gracias, muchas muchas gracias…”

La chica mira con odio las marcas que dejaron las cuerdas en sus muñecas. Ella es muy hermosa. Su cabello amarillo-platino está un poco sucio, pero aún sigue siendo espectacular, su piel no está ni un poco bronceada.

“Como fuiste capturada por ellos…?”

“… Bueno…”

El nombre de la chica es aparentemente Selen.

Ella dice ser la hija del Lord de Boldor y mientras iba en su camino inspeccionando los alrededores del área, escuchó que su padre había enfermado y estaba a punto de morir. Cuando estaba cabalgando apresuradamente de regreso a Boldor, fue atacada por los bandidos.

Parece que el problema fue el hecho de que solo tomó unos pocos guardias con ella debido a que eligió ir a caballo en vez de un lento carruaje. Después de ser emboscada sus guardias fueron eliminados y ella fue capturada, incapaz de resistirse.

“… Que deshonroso. Ahora que esto sucedió, incluso después de ir a toda prisa, no podré ver a mi padre”

Selen cierra sus puños. No deja salir ninguna lagrima, pero en el interior sin lugar a dudas estaba llena de rabia y tristeza.

“… Querías ver a tu padre?”

“Si… pero ahora, ya no puedo hacerlo. No tengo un caballo, incluso si pudiera regresar a Boldor caminando tomaría al menos cuatro días… Eso es lo que el destino decidió para mi”

Selen sonríe, tratando de pretender que está bien con eso. Irritada, Angeline agarra los brazos de Selen y la pone de pie. Los ojos azules de la chica se abren en sorpresa.

“Huh… Disculpe, Señorita Angeline…?”

“Estas de acuerdo con eso…?! Es tu papá, cierto…?! No solo te rindas y culpes al destino por ello!”

Angeline agarra a Selen y rápidamente vuelven hacia el lugar donde está esperando la comerciante.

Como salta sin avisar hacia el carruaje, la comerciante salta en sorpresa.

“Whoa, no me asustes de esa forma! Que sucedió, señorita?! Donde están los bandidos?!”

“Eliminados. Pagaré por toda la mercancía que planeabas vender como honorarios laborales. No lo lamentaras, así que por favor podemos dar vuelta por el camino…?”

“P-por qué? Qué sucedió?”

La comerciante mira alternadamente a Angeline y a Selen. La chica noble esta boquiabierta como si fuera incapaz de entender lo que está sucediendo. Angeline, manteniéndose junto a Selen, habla.

“Esta chica quiere ver a su padre enfermo… Por favor…”

“… Entiendo. Vas a reembolsarme completamente por esto, cierto?!!”

“Por supuesto”

Suspirando, la comerciante da vuelta al carruaje. Ella se dirige en su camino de regreso, un poco más rápido que antes.

Angeline deja caer sus hombros.

Si fueran a ir de vuelta a Boldor, entonces no sería capaz de llegar a Tornela. De nuevo, no sería capaz de ver a Belgriff. Aunque el casi seguramente no estaría feliz de que ella volviera a casa, abandonando a Selen.

Selen está llorando. La chica que actuaba determinada, conteniendo sus emociones, está ahora llorando en los brazos de Angeline.

Angeline suspira.

Lo siento papá. Pero la próxima vez te veré definitivamente.

El carruaje sigue de regreso en el camino de la montaña.

Agradecimientos a mis patrones:
Steigende sonne

Traducido por: NonVoice

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 68564_1000x332.jpg

Anterior | Índice | Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s