Red Ogre Belgriff – Capitulo 4

-Justo cuando el verano comienza a llegar a su punto máximo-

Justo cuando el verano comenzó a llegar a su punto máximo, una carta muy larga, llega por parte de Angeline. Como si hubiera intentado escribir todo lo que no había podido decir hasta ahora.

Belgriff se toma su tiempo para leer todo, luego la vuelve a leer con detenimiento de principio a fin una vez más.

“… Tal vez debí haberle enseñado a escribir.”

La carta está llena de errores ortográficos, no se podía decir que su escritura sea buena ni por asomo. Pero es una carta que rebosaba con sentimiento.

“Ella de verdad se está esforzando…”

Belgriff se encuentra a sí mismo riendo, leyendo sobre sus intentos fallidos para volver a casa, para después recordar lo angustiado que estaba cuando Angeline no regresó a casa, haciendo una pequeña mueca.

También comienza a sentirse un poco triste, al leer los sucesos y la facilidad con la que pudo derrotar al Wyvern y al enjambre de Hormigas Gigantes. Después de todo, con esa fuerza, la mayoría de lo que le había enseñado ya no le sería útil.

Pero, aun así, decide responderle.

Lenta y cuidadosamente, Belgriff comienza a escribir su respuesta.

Como no quería que ella sintiera nostalgia, además de que sus cartas eran muy cortas. Belgriff había evitado escribirle cartas. Pero después de recibir una carta tan larga, simplemente era imposible no enviar una respuesta.

Escribe cosas como lo que ha sucedido recientemente en el pueblo, sus pensamientos y opiniones, además de palabras de aliento. Una vez Belgriff termina la carta, la sella, se estira para luego levantarse y se dirigirse al exterior.

Ya era de noche.

Aunque la luz de las estrellas ilumina el entorno, todavía está oscuro.

En su patio crece un árbol, de las ramas de este, más de treinta pedazos de madera cuelgan de unas cuerdas.

Belgriff se adentra entre estos, con su espada sin desenvainar, golpea suavemente uno de los trozos de madera.

El objeto se balancea.

Belgriff sigue golpeando más y más bloques.

Se alejan, luego giran dirigiéndose a Belgriff, y este los esquivaría, bloquearía o detendría dependiendo de cómo se le acercara.

Debido a la oscuridad, Belgriff no podía confiar en su vista para esto, pero aun así continúa evitando cada uno de los trozos de madera, todos ellos atacándolo en intervalos irregulares. Ocupándose incluso de los bloques que cambiaban de rumbo al chocar con otros bloques.

Eventualmente, los bloques se vuelven más lentos, hasta que se detienen completamente.

“… Me eh descuidado.”

En su hombro, el único lugar donde fue golpeado por un bloque de madera.

“No puedo dejar que Angie diga que estoy viejo”.

Belgriff golpea una vez más los bloques de madera. Practicar con su espada ahora se ha convertido en una rutina diaria para él, pero centrarse únicamente en entrenar le recuerda a cuando regresó después de convertirse en aventurero.

Al día siguiente, hace una mueca, sintiendo el dolor de sus músculos mientras se dirigía al huerto.

“Maldición, de verdad me he descuidado…”

Pero se sintió aliviado por el hecho de que sus músculos le dolieron solamente al siguiente día.

Después de todo, se había burlado de unos granjeros de su misma edad acerca de cómo si los músculos empiezan a doler dos días después, es un signo de envejecimiento. Lo que significa que su cuerpo aún debe estar sano.

“Necesito afinar mis instintos nuevamente y para eso, necesitaré una batalla real.”

A pesar de que ya había sobrepasado su límite con sus más de cuarenta años, todavía ansiaba las aventuras como un joven. ¿Se ha inspirado en las acciones de Angeline, a pesar de su edad? Se pregunta Belgriff mientras acaricia su barba.

Mientras limpiaba el sudor de su frente trabajando en el campo, Burnes se le acerca.

“Señor Bell, papá te llama “.

“¿De verdad?”

Siendo arrastrado por Burnes hasta donde estaba Kerry, encuentra al susodicho sentado con una expresión seria en su rostro. Sentado junto a su lado está el sacerdote Maurice, así como varios leñadores del pueblo.

“¿Qué está pasando?”

“Veras, Bell … Parece que ha aparecido una bestia mágica en el bosque.”

Había pensado lo mismo cuando había ido a las montañas con los niños hace varios días, pero parece que últimamente estaban apareciendo con más frecuencia.

Por eso dejó de ir a la montaña con los niños, pero parece que las bestias mágicas finalmente llegaron a las áreas cercanas al pueblo. Con eso en mente, Belgriff frunce el ceño.

Parece que los leñadores fueron quienes lo encontraron. Lograron ahuyentarlo, ya que solo era una bestia contra varios hombres armados (con hachas), pero ahora dudaban de volver al bosque.

“Sabes que estamos reconstruyendo la iglesia para el festival de otoño y también construyendo una escuela pronto? Por eso necesitamos la madera, pero de esta forma, no podremos hacer nada.”

“Bell, realmente nos apena siempre estar poniendo este tipo de trabajos en tus hombros. Pero simplemente no podemos lidiar con un- “

Belgriff lo interrumpe.

“No tienes que decir más. ¿Cómo era esa bestia mágica?

Era un lobo gris. Solo vimos uno, pero creemos que podría ser parte de una manada.”

Belgriff asiente y mira al padre Mourice.

“Padre, puedo pedirle que establezca algunos talismanes de protección por si acaso? Asimismo, me gustaría que todos ayudaran en revisar las áreas mágicas de todo el pueblo.”

“Entendido.”

El padre Mourice asiente.

“Oye, Bell. estarás bien solo? Tenemos algunos hombres si los necesitas, incluso si no tienen mucha experiencia en batalla… “

“Sí, también estamos acostumbrados a trabajar en el bosque …”

Los leñadores se ofrecen, pero Belgriff amablemente los rechaza. Si fueran aventureros sería diferente, pero si terminara teniendo que proteger a los leñadores, estarían en un peligro aún mayor.

“Está bien. Por favor, concéntrense en proteger el pueblo. Además…”

Belgriff sonríe.

“Estaba pensando en que debo ejercitarme un poco.”

Viendo el rostro del “aventurero” Belgriff, alguien a quien el grupo de leñadores no está acostumbrado, genera un conjunto de miradas nerviosas.

Al regresar a casa, Belgriff se cambia la ropa de granja por otra más versátil. Agarra su espada y se pone una bolsa llena de herramientas en el cinturón.

“Hora de irse.”

Saliendo de su casa, camina hacia el bosque. Le pueblo de Tornela se encuentra en el lado este de la montaña. Un denso bosque está en la base y se extiende hasta la mitad de esta. Al este de Tornela se extiende una tierra plana, con árboles por todos lados, estando tan alejados los unos de los otros que no se le puede considerar bosque.

Al entrar en el bosque, el ambiente es extrañamente fresco. Incluso más que la última vez que Belgriff estuvo con los niños. Era sin duda algo extraño, sumado que estaban en verano.

“Hmm…”

Mientras se imaginaba a la bestia, Belgriff se adentra en el bosque, consciente de su entorno.

Luego, cuando comienza a sentir más y más presencias a su alrededor, ve en un saliente encima suyo a una bestia mágica de tipo lobo con pelaje plateado y envuelta en aire frío, un Lobo de Hielo.

“Tal como pensé… Vienes del norte, cierto?”

Belgriff saca su espada.

El Lobo de Hielo es una bestia mágica de rango C. Su apariencia es la de un lobo plateado gigante, emite constantemente un aura fría y puede usar ataques de aliento. Es peligroso en un nivel completamente diferente a las bestias mágicas de Rango E que usualmente aparecen por esos lares.

Las bestias mágicas como Lobos Grises probablemente se sintieron atraídas por el maná emitido por el Lobo de Hielo, pensó Belgriff. Las bestias mágicas de menor rango tienden a reunirse alrededor de las más fuertes, y no es raro que eventualmente formen una colonia más grande.

El Lobo de Hielo aúlla.

La manada de Lobos Grises se lanzan hacia Belgriff desde entre los árboles.

Belgriff se inclina y corta a través de uno de los lobos más cercanos, luego, girando sobre su pierna artificial, termina con otro que estaba detrás suyo, para luego saltar usando su pierna izquierda.

Incluso después de perder su pierna y tener que usar una prótesis, no desistió en su entrenamiento.

Como no siente dolor en la pierna artificial, puede sacar todo su potencial haciendo cosas que no podía con una pierna normal. La forma en que controla su cuerpo no es de ninguna manera inferior a la de alguien con sus extremidades intactas.

Belgriff se mueve con agilidad y soltura, derrotando a todos los Lobos Grises en un instante. Entonces voltea hacia el Lobo de Hielo.

“Si que te ves tranquilo, sentado y mirando ahí arriba de esa manera.”

El aúlla una vez más. Identificando a Belgriff como un enemigo en lugar de una presa.

Corriendo como una avalancha por una montaña, salta desde su saliente. Su aura helada se desata mientras corre hacia Belgriff como si se tratase del frívolo viento del norte. Escarcha se forma en el suelo y en la corteza de los árboles.

“Grrrrrrrrrrrrrrr”

El Lobo de Hielo ladra, con él envía un fuerte ataque de aliento helado, el cual Belgriff esquiva con facilidad.

El lobo usó el ataque para ocultarse, para después usarlo para atacar a Belgriff. Sus afiladas garras y colmillos brillan como si estuvieran hechos de hielo.

Como si lo hubiera predicho, Belgriff se aleja y cuando se cruzan, Belgriff lanza una bola pequeña de su bolsa de herramientas. Como su está abierta, ya que su plan era morder a Belgriff, se traga la bola involuntariamente.

El Lobo de Hielo comienza a toser violentamente. La bola era una píldora hecha mezclando elementos con sabores fuertes como el chile y la cebolla.

“Así que esto todavía funciona incluso en los Rango C”.

Murmuró como si estuviera probando el ataque.

Aun después de haber perdido su pierna, Belgriff continuó trabajando como aventurero, pero concentrándose en otro aspecto de batalla. Es decir, las estrategias.

Mientras estaba en rehabilitación, leyó un gran número de documentos y enciclopedias sobre bestias mágicas, así mismo como batallas contra los mismos. También pensó en diversas formas de contrataque y las formas óptimas de luchar contra cada uno.

La información sobre el Lobo de Hielo estaba fresca en su cabeza. Había luchado contra ellos varias veces cuando regresó al pueblo. Aunque esta es la primera vez que probaba la píldora.

“… Supongo que este no es el momento de distraerme.”

Belgriff se había hundido en sus pensamientos buscando que hacer a continuación mientras revisa su bolsa de herramientas, cuando recuerda que subestimar a tu oponente es uno de los peores errores que se pueden cometer.

El Lobo, enfurecido, se lanza hacia Belgriff. Aparentemente su garganta está dislocada por lo que ya no puede usar ataques de aliento, pero a pesar de eso sigue atacando a Belgriff. Como se esperaba de un Rango C.

Sin embargo, contra Belgriff una manera tan directa no funcionaria.

“Eres muy precipitado. Y te haces llamar un Lobo de Hielo… “

Quitándose fácilmente de la trayectoria del ataque, este apenas y roza a Belgriff, en ese momento, levanta su espada para después bajarla con fuerza, cortando la cabeza de la bestia. El cuerpo de la criatura que se retorcía con sus últimos impulsos, golpea un árbol y cae al suelo. Su aura frívola se disipa y la temperatura se vuelve más caliente. La escarcha que cubría toda el área comienza a derretirse, Belgriff frunce el ceño cuando su cuerpo de repente comienza a calentarse.

“Se siente como si algo estuviera mal con mi cuerpo.”

Belgriff no siente más bestias mágicas en el área., aunque después de derrotar al monstruo, era poco probable que otras bestias atacaran.

Belgriff decide que, si bien tiene la oportunidad, debe tomar sus pieles y sacar un cuchillo para desollar. El Lobo de Hielo tiene una hermosa piel plateada. Si se lo diera a una chica del pueblo que está a punto de casarse, probablemente estaría muy agradecida.

Realmente había sido influenciado por las acciones de su hija, Belgriff piensa y sonríe con ironía.

* * *

“Achoo!”

“Eh? Haz pescado un resfriado, Milly?

“No … la magia de enfriamientode la tienda funciona estupendamente!  Hacía mucho frío.”

”La diferencia de temperatura es sorprendente … Probablemente no es bueno para mi salud.”

El grupo de Angeline camina por la calle en el centro de Orphen, quejándose de la efectividad de la magia de enfriamiento del restaurante al que habían ido.

Al final, después de rescatar a Selen, Angeline, la acompañó hasta Boldor y regresó a la capital.

Selen llegó a tiempo para ver a su padre mientras él seguía con vida, sin manera de expresar sus sentimientos quería darle un gran regalo de agradecimiento a Angeline, pero ella se negó y le dijo que se conformaba con un banquete.

Con los pocos días que le quedaban, no habría tenido tiempo suficiente para ir y venir de Tornela.

Así que, volvió a la capital y pasó los días restantes escribiendo la carta. Hasta ese momento, cuando intentaba escribir una carta siempre terminaban siendo breves por más que quisiera escribir algo más, pero esta vez había decidido escribir todo lo que pensaba.

Así, pasó casi una semana en un ciclo constante de escribir, borrar, escribir un poco más y después borrar un poco más hasta finalmente terminarla.

Para ese entonces, sus vacaciones ya habían terminado.

Ahora está ocupada siendo básicamente obligada a completar misión tras misión una vez más.

Hasta ayer estaba al oeste en una ciudad costera, Elbren, para eliminar un Kraken, una bestia mágica de tipo calamar gigante. Mañana tenía que emprender camino hacia el este. Se sentía en constante estrés por el trabajo, teniendo que viajar cada dos por tres. Aunque no tenía otra opción, ya que todas sus misiones eran las que aventureros de rango inferior no podían manejar.

Pero a pesar de eso, ese día era su día libre. Por supuesto, no podía ir a ver a Belgriff durante ese tiempo, pero sí pasar tiempo con sus amigas y miembros de equipo, Milliam y Anessa.

“Apenas tengo tiempo para gastar el dinero que gano… Y tampoco es que tenga en qué gastarlo.”

Dice Anessa soltando un suspiro. Milliam se ríe.

“Entonces vamos a gastar un montón hoy! Hay una tienda de dulces a la que también he querido ir ~ “

“No hay forma de que podamos gastarlo todo en dulces… Angie, qué quieres hacer?”

“Yo también quiero dulces”.

“Está bien, eso es dos contra uno! Vamos, vamos vamos!”

Milliam felizmente las arrastra hacia la tienda.

La tienda de dulces se encuentra dentro de un enorme edificio situado en la calle principal que parecía haber sido construido recientemente, ya que la tienda estaba muy limpia. Los dulces se ponen en una bandeja y después se pagan en la caja, también se pueden comer en los asientos que hay tanto fuera como dentro de la tienda.

Frente a la gran variedad de dulces, los ojos de Angeline y Milliam brillan. Anessa se encuentra un paso por detrás de las dos sin mostrar el mínimo entusiasmo dejando claro que no le gustaban los dulces.

“Wow, se ven tan lindos! Apuesto a que son super deliciosos!”

“Milly … Parece que no tenemos más remedio que conquistar toda esta tienda…!”

“Si!”

“N-no exageren …”

Angeline y Milliam apilan estratégicamente uno de cada dulce en sus bandejas. Manteniendo su farsa de desinterés, Anessa escoge algunos dulces que llaman su atención. Incluso si son aventureras clase S o AAA, todavía son chicas jóvenes, a fin de cuentas.

La cara del cajero empalideció al ver las montañas de dulces.

Después de pagar una cantidad exagerada de dinero, las tres escogieron una mesa para sentarse.

“Tal vez compramos demasiado?”

Parpadeando, Milliam una vez más mira la montaña de dulces. Angeline sacude la cabeza.

“Estará bien… Vamos, pidamos té.”

Ordenando un poco de té floral, inmediatamente se sumergen en sus dulces. La cara de Milliam y Angeline se llenan de felicidad.

“Mnn, delijiojo~!”

“Es genial … Anne, podrías darme un poco?”

“No, esto es mío … Pero me sorprende que ustedes puedan comer mucho cuando acabamos de almorzar.”

Dice Anessa sorprendida, Angeline y Milliam inclinan sus cabezas confundidas.

“Los dulces van a un estómago diferente. No es así, Angie ~? “

“Eso es normal para cualquier chica…”

A punto de replicar con un ‘no, eso es definitivamente extraño’, Anessa se detiene y suspira. Pero cuando prueba algunos de sus propios dulces, afirma que son deliciosos. Al verla comenzar a comer los dulces, Angeline y Milliam sonríen.

Angeline después murmura algo, mordiendo un dulce cubierto de miel.

“Delicioso … Desearía poder darle un poco a papá …”

“Aah … Tus últimas vacaciones fueron un desastre, no?”

“Al final no pudiste ir a casa, cierto?”

“Sí… Y no sé cuándo podré tomar mis próximas vacaciones… No hay constantes en este mundo, después de todo… “

La expresión de Angeline se vuelve triste mientras se llena las mejillas con más dulces. Sus compañeras se miran y sonríen amargamente. Anessa decide intentar consolar a Angeline.

“Pero la chica que salvaste resultó ser la hija del conde de Boldor, verdad?”

“… Quién es el Conde de Boldor?”

“Eh …? Es un lord muy poderoso, incluso Tornela es parte de su territorio. Es increíble que hayas logrado obtener lazos amistosos con un aristócrata del norte tan influyente.”

“… Eso no me interesa … Pero me alegra que Selen haya visto a su papá.”

“Ya … ya veo …”

La cara de Anessa se enrojece, avergonzada por decir algo tan frío sin pensar. Aunque no está mal que un aventurero piense de esa manera.

“Pero…!”

Angeline traga rápidamente los dulces que estaba masticando con un poco de té floral.

“Definitivamente voy a ir a casa la próxima vez…! Si sigo completando las misiones a este ritmo, el gremio no podrá rechazar mi próxima solicitud de vacaciones a largo plazo. Fu, fufu, fu … Anne, Milly, ustedes dos deberían venir conmigo la próxima vez… “

Anessa niega con la cabeza, mirando a Angeline reírse de manera dudosa.

“Deberías considerar nuestros sentimientos … Aunque estoy bien con eso.”

“Fufu, podré viajar a muchos lugares y encima comer cosas deliciosas, así que no tengo ningún problema!”

Para obtener otras vacaciones, Angeline ha estado aceptando cada solicitud que viene y completándolas. Completa las misiones al doble de la rapidez a la de otros aventureros. El plan de Angeline es que mientras continúe acumulando logros, será cada vez más difícil para el gremio rechazar su solicitud de vacaciones.

El oro, que es comúnmente la razón por la que los aventureros hacen solicitudes en primer lugar, viene como un subproducto de este trabajo. Su equipamiento ya es lo suficientemente bueno por lo cual no necesitaba uno nuevo. Continúa derrochando dinero entre solicitudes como había hecho hoy, pero el dinero llega más rápido en lo que ella tarda en gastarlo.

Anessa murmura algo, teniendo una idea.

“Si no vamos a usarlo … podríamos donar un poco al orfanato.”

“Sí es cierto! La monja estará encantada!”

Concuerda Milliam entusiasmada.

Como no había oído hablar del tema antes, Angeline inclina su cabeza en confusión.

“Orfanato…?”

Anessa se rasca ligeramente la mejilla con una sonrisa irónica.

“Ah, bueno, nos criaron en el orfanato de una iglesia.”

“La monja era como una madre para nosotros~. Por eso no tenemos padres.”

“Correcto. Nos convertimos en aventureras para ayudar económicamente, no es así? “

“Cierto! El primer equipo al que nos unimos estaba lleno de personas del orfanato también!”

“La hermana realmente se oponía a todo eso.”

Anessa ríe suavemente, Milliam suelta una pequeña carcajada antes de llenarse nuevamente la boca de dulces.

Angeline entrecierra los ojos, pensando en cómo nunca se había enterado de eso. Se da cuenta de que, no sabe mucho sobre sus compañeras. Y sobre cómo ella tampoco les ha hablado mucho de sí misma.

“Fui abandonada en la montaña y papá me encontró…”

“Oh?”

“Whoa, eso suena interesante, dime más, dime más!”

Anessa y Milliam se apoyan en la mesa, ansiosas por escuchar más.

“De acuerdo, les contaré todo sobre mí hoy. Sobre el pueblo, sobre papá…Y luego escuchare su pasado. Sobre cómo eran cuando eran pequeñas. Sobre el orfanato. Sobre la monja. Y pediré otro té floral”

Agradecimientos a mis patrones:
Steigende sonne

Traducido por: Mon-chan

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 68564_1000x332.jpg

Anterior | Índice | Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s