Red Ogre Belgriff – Capitulo 35

-Si tan solo algo como el “afecto” tuviera una forma-

“Si tan solo algo como el “afecto” tuviera forma”

Dice el hombre encapuchado.

”Qué pasará con lo que queda?”

“Hmph”

El hombre vestido de blanco, sentado frente al hombre encapuchado, sonríe burlonamente.

”Algunas de las ideas de Solomon son estúpidas. “Para lograr la verdadera inmortalidad, uno debe separarse del ego”. Bah! Qué molestia”

“Los homúnculos quieren volver al lado de Solomon porque todos tienen un deseo incontrolable de estar con él. El mismo Solomon implantó este deseo en estos niños. Y ahora, dado que los Homúnculos no pueden satisfacer este deseo, terminan volviéndose locos”

“Qué pasa con Baal?”

“Desafortunadamente su “afecto” ha desaparecido”

El hombre encapuchado coloca algunas gemas negras sobre la mesa.

”Si interrumpimos su sueño, solo liberará su odio y sed de destrucción”

“Eso también es bueno. Debe ser mucho más útil que su “afecto” por Solomon”

“Solo si podemos controlarlo…”

El hombre encapuchado frunce el ceño ante las gemas negras.

Los dos hombres están en una habitación espléndida. Los muebles de lujo están diseminados por toda la habitación y los hermosos candelabros que cuelgan del techo iluminan el lugar con fuego mágico.

El hombre vestido de blanco se levanta, camina hacia el alféizar de la ventana y mira hacia afuera. Las luces nocturnas se mueven en el exterior.

El hombre se ríe con desprecio y se da la vuelta.

”Por qué regresaste aquí después de tan poco tiempo?”

“Quiero recuperar el poder que le presté al mocoso de Caim”

“Oh, te refieres a Byaku? Si no recuerdo mal, él está acompañando a la hija del cardenal, qué hay con él? Está todo bien con la rebelión en Bordeaux?”

“Hemos sido traicionados. Además, el anillo fue destruido. La resurrección de Samiginia llevará más tiempo ahora”

El hombre vestido de blanco se ríe a carcajadas ante las palabras del hombre encapuchado.

”Jajaja! Entonces el plan fue un fracaso después de todo. Bueno, qué planeas hacer?”

“Elimínalos. Aparentemente, los agentes de Viena los persiguen”

“Fufu~ esa niña debe ser un dolor en el cuello para el Papa, verdad? Si está viva, sin duda querrán eliminarla”

El hombre encapuchado bebe un sorbo de té.

”El equipo del norte ha sido diezmado por esa elfa marimacho. Berith, Ose, Morax, todos fueron eliminados”

“Esto no es Zama. Seremos los que nos reiremos al final”

El hombre encapuchado frunció el ceño al ver al hombre vestido de blanco sonriendo alegremente.

“…  Conoces a la aventurera conocida como la “Valquiria de cabello negro”?”

“No?”

“Ella derrotó a Baal. También detuvo la rebelión en Bordeaux”

“De Verdad? Eso es increíble. Qué pasa con eso?”

“Como su apodo indica, ella tiene el cabello negro”

Al escuchar eso, el hombre vestido de blanco se recuesta en una silla con una expresión divertida y apoya los codos sobre la mesa.

“Tal vez ella se tiñó el pelo. Estás preocupado por eso, amigo?”

“Todavía no la he visto en persona, pero podría haberse teñido el pelo. Lo investigaré más tarde”

“Fufu~ si resulta ser de otra manera, las cosas se volverán aún más divertidas”

“No seas estúpido. Si resulta ser de otra manera, las cosas se complicarán”

“…Supongo que sí. Oh muchacho~ si uno de ellos se escapó, sería tu mayor error”

“Mmm… lo investigaré pronto. Y espero que no cometas un error en tu nueva tarea”

“Por supuesto que no~ Qué hay de Baal?”

“No lo sé. Este es el núcleo, úsalo hasta agotar todo tu poder mágico y caer muerto, por lo que a mí me importa”

El hombre encapuchado pone su mano sobre su pecho y momentos después, su cuerpo parpadea como una llama en el viento para finalmente desaparecer, como si nunca hubiera estado allí.

 * * *

Cuando Belgriff y los demás regresaron a la aldea, el sol ya se había puesto. Esto toma al viejo aventurero por sorpresa porque, según sus cálculos, deberían haber regresado por la tarde. La percepción del tiempo es realmente diferente dentro del bosque.

Marguerite pudo luchar durante tanto tiempo gracias a la adrenalina que bombeaba por su cuerpo, pero cuando se sintió más relajada, las consecuencias de la pelea se hicieron evidentes. El cansancio y las heridas hicieron estragos y Graham tuvo que llevarla de regreso al pueblo. En el camino, la niña se durmió. Entonces, cuando llegan a casa, Graham la acuesta de inmediato en una de las camas.

Cuando Marguerite está dormida, no se parece en nada a la chica que grita palabras sucias y balancea su espada indiscriminadamente. Graham observa a la niña dormir unos segundos y luego deja escapar un suspiro.

“Ella es una alborotadora. Espero que haya aprendido algo de todo esto”

“Te entiendo perfectamente, Lord Graham”

Dice Belgriff mientras prepara un poco de té.

Duncan se cruza de brazos y mira a Belgriff.

”Aparte de eso, estoy sorprendido. Tus movimientos cuando viste a Marguerite siendo golpeada fueron increíbles! Un segundo estabas justo a mi lado y al siguiente, estabas cerca de la chica!”

“Estaba enojado y me moví sin pensar…”

“No, en absoluto. Gracias a sus acciones, no recibimos ninguna lesión grave”

Dice Graham y luego se da vuelta para ver a Marguerite nuevamente.

“Parece que no soy bueno criando discípulos. Le enseñé a Marguerite cómo usar la espada, pero terminó de esta manera… la críe como si fuera mi propia hija…”

Poco a poco, Graham comienza a contar su historia.

Marguerite creció sin mucha atención o amor de su padre. Oberon, es el rey del Bosque Occidental y el líder del Clan Élfico. La madre de Marguerite y su niñera estaban a cargo de su cuidado.

Para entonces, Graham se había retirado y vivía cerca del bosque occidental. No tenía esposa ni hijos debido a su vida como aventurero y ya que abandonó el estilo de vida élfico y salió al mundo exterior, recibió fuertes críticas cuando regresó al territorio.

Sin embargo, dado que él también era el héroe que había luchado contra bestias mágicas de alto rango e incluso derrotó a algunos Reyes Demonio, poco a poco los elfos comenzaron a reconocer sus habilidades y varios de ellos incluso comenzaron a visitar su hogar.

Oberon me consideraba su propio tío. No lo aceptó abiertamente, pero tenía un enorme interés en el mundo exterior y me visitaba cada vez que podía para escuchar mis historias”

“Ya veo…”

“Fue gracias a esta relación que conocí a Marguerite, ella siempre parecía interesada en el mundo exterior y siempre me rogaba que le contara mis hazañas”

Marguerite nunca se adaptó a la tranquila vida de los elfos. Su curiosidad no conocía límites y sus ojos brillaban cada vez que escuchaba a Graham contar sus batallas contra los Reyes Demonio.

“Creo que Marguerite estaba celosa de que pudiera hacerme un nombre”

“Entonces ella también quería ser reconocida?” 

Pregunta Belgriff.

“Los elfos no valoran la individualidad. Están libres del yugo de su ego y buscan conectarse con la naturaleza para lograr la armonía mental. Pero Marguerite es diferente. Ella quiere ser reconocida como un individuo… y estoy seguro de que mis historias estimularon ese deseo”

“Pero no es ese un deseo normal entre los jóvenes? También soñé con eso cuando decidí convertirme en aventurero y dejé mi ciudad natal…”

“Ese sentimiento es diferente entre elfos y humanos, Duncan. Marguerite y yo somos considerados herejes por las tradiciones de los clanes élficos”

Belgriff se pregunta si lo mismo le habría pasado a la chica elfa que conoció hace tanto tiempo.

En cualquier caso, a pesar de todas las complicaciones, Graham le enseñó a Marguerite cómo usar la espada. No es que los elfos odien pelear. Las bestias mágicas aparecen en todas partes, incluso cerca del territorio élfico, por lo que saber cómo manejar armas también fue útil para ellos.

La diferencia era que Marguerite mejoró su técnica de manera inconmensurable.

Nació con un enorme poder mágico debido a su sangre real y, gracias a Graham, aprendió a controlarlo adecuadamente. En muy poco tiempo, logró dominar varios estilos de lucha con espadas, hasta el punto de que fue capaz de crear y pulir su propio estilo.

Por esta razón, Marguerite deseaba seguir el mismo camino que Graham. Hasta que un día, ella salió del territorio élfico con su espada en la mano.

“Los elfos desprecian a quienes abandonan su territorio porque perturban la armonía del clan. Oberon y su reina, Titania, también se vieron obligados a adoptar esta actitud como gobernantes del clan”

“Por eso te encargaron cuidar de Marguerite, Lord Graham…”

“Oberón ya estaba bastante ocupado con los asuntos del clan. Ah~ no creo que haya hecho un buen trabajo educando a Marguerite…”

Graham dice con un suspiro

”Los elfos que abandonan sus territorios son solitarios. Y cuando deciden regresar a casa, los otros elfos siempre los miran con ojos llenos de desprecio y algunos incluso les temen. Por eso me esforcé tanto por detener esto”

“…Eso no es asunto tuyo, honorable Gran Tío”

Los tres hombres vuelven su mirada hacia la elfa. Marguerite está sentada allí rascándose la cabeza.

“Estás despierta… Cómo te sientes?”

“Supongo que estás satisfecho, honorable Gran Tío. Todo salió tal como lo esperabas”

Marguerite mira a Graham con una mirada penetrante. Graham frunce el ceño y mira a la chica directamente a los ojos.

“Por qué siempre me ves de esa manera…? Nunca he negado que tengas grandes habilidades. El problema es que siempre actúas imprudentemente”

“Me harté de tu opinión…”

Marguerite intenta levantarse, pero el dolor en su costado la hace gruñir y cae de rodillas.

Duncan se acerca rápidamente a ella.

”Cuidado! Tu herida aún no se ha curado por completo!”

“No me toques!”

Marguerite empuja la mano de Duncan. Luego se da vuelta para ver a Belgriff con una sonrisa desafiante

”Supongo que ustedes se divirtieron viéndome, verdad? Una estúpida chica que se lanza a una pelea que no podía ganar sola!”

“Marguerite!” 

Graham se pone de pie con una expresión enojada.

”Eso es suficiente! Belgriff y Duncan fueron al bosque porque estaban preocupados por ti! Hablando así con estas personas…! Nadie podrá reconocer tu valor si sigues alejando a la gente!”

Marguerite se muerde el labio y no dice nada. Luego se levanta y sale rápidamente de la casa. Duncan también se levanta y la sigue.

“Marguerite!”

“Déjala en paz, Duncan! Ella es solo una chica estúpida… Ya he tenido suficiente!”

Duncan se detiene cuando ve la expresión de enojo en el rostro de Graham. Pero Belgriff se levanta y se dirige a la puerta. Graham le frunce el ceño.

“Belgriff, no tienes que ir tras ella”

“No es eso. Pero, Lord Graham, tengo una hija y entiendo tus sentimientos. También he llegado a sentir esa ira”

“…Pero”

“Las relaciones cercanas pueden generar este tipo de sentimientos. Lamento entrometerme así, pero crees que puedas dejarme el resto a mí?”

“… Muy bien. Agradezco tu ayuda… Graham se inclina levemente. Belgriff sonríe y sale de la casa”

Las nubes que cubrieron el cielo durante el día han desaparecido y el cielo estrellado se extiende en todo su esplendor. Es una noche sin luna, pero la luz de las estrellas es suficiente para ver todo claramente.

Marguerite no está lejos de la casa, probablemente por el dolor que todavía siente. Ella está apoyada contra la cerca en el jardín, exhalando profundamente y mirando al suelo.

Belgriff se acerca sigilosamente, pero sin siquiera mirarlo, dice Marguerite.

”Qué quieres, viejo? No necesito tu simpatía”

“Jaja, ese no es el caso. Solo quiero hablar un poco”

Belgriff se para al lado de Marguerite y se apoya contra la cerca de la misma manera que Marguerite.

“Hmph… No hay nada de qué hablar”

Marguerite dice de una manera aguda.

“Bueno, es así? También soy un espadachín, y puedo ver que tu habilidad con la espada es algo digna de respeto. Aunque uses una espada delgada, tus puñaladas son tan fuertes como si fueran hechas con espadas largas. Tienes una buena conexión con tu espada, verdad?”

Marguerite frunce el ceño y responde con un gruñido.

”B-Bueno, yo…”

“Qué tipo de entrenamiento sueles hacer?”

“Yo… solo practico balanceando mi espada. Después de eso, practico mis propios movimientos, también el flujo de magia dentro de mi cuerpo, luego, dependiendo del propósito, entreno mis técnicas de empuje y corte. No hago nada especial”

“Ya veo… Ciertamente, tus movimientos fueron únicos como si fueran una combinación de diferentes estilos. Fue una cosa bien elaborada. Estoy impresionado”

“Ya veo… Jeje…”

Marguerite estaba a punto de reír, pero inmediatamente volvió a su expresión seria.

Belgriff se da cuenta de esto y se ríe suavemente.

”Tengo una hija. Es una aventurera que trabaja en una ciudad al sur, y aunque parezca un padre devoto, tiene un gran talento con la espada”

“Mmm… Quién es más fuerte, ella o yo?”

“Bueno, no lo sé. Mi hija es bastante famosa y creo que tiene experiencia en someter a un Rey Demonio…”

“…Oye, viejo”

“Que sucede?”

Tengo dieciocho años, sabes? Deja de hablar tan formalmente. No quiero que me traten como a una princesa cuando estoy fuera bosque”

 Belgriff sonríe amargamente.

”Si, entendido”

“Hmm… Y cuántos reyes demonios ha derrotado tu hija?”

“Solo uno, creo…”

Marguerite sonríe orgullosamente.

”He derrotado a tres. Parece que soy más fuerte”

“Jaja, supongo que ese podría ser el caso… Pero no podemos estar seguros de eso hasta que se enfrenten”

“Estoy decidida a ganar. Mi honorable tío me enseñó a usar la espada. Quién le enseñó a tu hija?”

Belgriff sonríe incómodo y se acaricia la barba.

”Yo lo hice. Entonces, en el caso de los discípulos, tenemos la ventaja”

“Jajajaja! Es ella realmente tan fuerte, viejo?” 

Marguerite sonríe ampliamente. Sin embargo, la herida duele nuevamente y termina causando un ceño fruncido.

“No estoy hablando de fuerza. En mi caso, mi hija es demasiado talentosa y experta”

Belgriff sonríe y se frota la espalda.

“Estás diciendo que no tengo ningún talento?”

“Vamos, eso no es lo que quiero decir. Definitivamente creo que eres del grupo de esas personas con talento. Incluso si Lord Graham no te hubiera entrenado, estoy seguro de que serías muy fuerte”

Marguerite frunció el ceño.

“No. Soy bastante hábil, pero gracias al entrenamiento de mi Honorable Gran Tío, soy mucho más fuerte. Si tu hija también se entrenara con mi Gran Tío, seguramente se volvería mucho más fuerte”

“Ya veo… Entonces, realmente amas a tu tío”

“Eh?!” 

Las mejillas de Marguerite inmediatamente se ponen rojas y ella mira hacia otro lado.

Belgriff sabe que Marguerite no es tonta. Pero la juventud es problemática, y aunque la autoconfianza infundada y misteriosa que proviene de ella puede ayudar mucho, también puede doler. Y a veces esa confianza en sí mismo, que comienza como una pequeña pelota, comienza a crecer y a medida que rueda cuesta abajo y antes de que te des cuenta, se convierte en una carga demasiado pesada para los jóvenes.

Belgriff puede relacionarse con eso.

Incluso después de perder la pierna, aseguró a los miembros de su grupo que estaba bien. Continuó siendo un aventurero, y aunque ya no luchó, continuó sonriendo alegremente. Aunque su autoestima había sido herida, Belgriff no se atrevió a revelar sus debilidades a los demás.

Finalmente, el dolor se hizo demasiado fuerte y Belgriff regresó a Tornela sin decirle a nadie… Como si estuviera huyendo. Desde entonces, Belgriff no ha tenido noticias de sus viejos amigos. Ese fue el resultado de ocultar su debilidad y ser terco.

El mira las estrellas con una sonrisa amarga.

”No como para descartar tus sentimientos, pero entiendo cómo te sientes”

“Hmm… Cualquiera puede decir esas palabras”

“No solo las estoy diciendo. Solía ​​ser un aventurero. Tenía sueños y esperanzas, tenía confianza y no dudé en hacer lo que sea para lograr mi futuro ideal”

“… Qué pasó?”

“En resumen, esto…” 

Belgriff patea la cerca con su prótesis derecha.

Marguerite mira su pie y entrecierra los ojos.

”Así que fue tu pie…”

“Si. No te pediré que dejes de ser una aventurera, pero no creo que sea una pérdida de tiempo escuchar los consejos y opiniones de Duncan o Lord Graham. Además, siempre estabas ansiosa por escuchar las historias de Lord Graham, verdad?”

“Si…”

Belgriff sonríe y acaricia a Marguerite en el hombro.

“Tienes hambre? Por qué no volvemos a la casa?”

“De acuerdo…”

Después de eso, Belgriff ayuda a Marguerite a volver a la casa.

Graham está sentado allí con una expresión sombría, pero cuando ve la mirada tímida de Marguerite cuando entra en la casa, su expresión se relaja un poco.

“Maggie… hablé demasiado. Lo siento”

“Yo… bueno… yo también lo siento”

Al escuchar ese apodo, las mejillas de Marguerite se sonrojan.

Al ver su comportamiento incómodo, Belgriff no puede evitar sonreír. Duncan suspira aliviado y luego también sonríe.

“Marguerite! Cuando tus heridas estén curadas, me gustaría pelear contigo!”

“C-Claro! Acepto! No voy a perder contra un viejo!”

“Jajaja! No voy a perder fácilmente!

Cuando Belgriff prende fuego a la olla, no puede dejar de pensar en el chico que encontraron en medio del bosque. No parece ser un niño que pueda ser derrotado por métodos ordinarios. Deben encontrar otra solución.

“Podríamos intentar comunicarnos…”

“Huh? Qué pasa, Bell?”

“No, no es nada, Duncan. Puedes traerme unas papas?”

“Seguro”

Belgriff mira a Graham. El viejo elfo se inclina levemente con una expresión amable. Aparentemente, está agradecido con el viejo aventurero por su ayuda.

Nota: De acuerdo al traductor inglés es posible que con Zama el autor se refiera a la Batalla de Zama, aquí el link si quieren saber de ello: https://es.wikipedia.org/wiki/Batalla_de_Zama

Traducido por: Lost

Anterior | Índice | Siguiente

Un comentario sobre “Red Ogre Belgriff – Capitulo 35

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s