Monster Musume no Oisha-san – Epílogo

El Doctor en la ciudad del Dragón

Un par de ojos de serpientes se abrieron con un chasquido.

Muchas personas asociaban sus ojos con ser amplios, afilados y alargados… pero eso realmente dependía del tipo de serpiente. Algunas tenían ojos redondeados.

Los ojos de serpiente que miraban directamente a Glenn tenían lindas pupilas color carmesí.

“… Doc… tor…?”

“Buenos dias, Sapphe. Vaya que te has enfriado”

Dijo Glenn mientras suspiraba.

El entendió la razón por la cual se enroscó a ella misma bajo su sábana. Los más probable seria que lo hizo para tratar de compensar la caída de su temperatura corporal debido al veneno.

Glenn no podía creer que Sapphe habría sido llevada a ese estado por tal sustancia, considerando los profundos conocimientos que ella tiene tanto en medicinas como en toxinas.

“Doc… tor… yo… fui envenenada, y…”

“Así es”

Dijo él.

“Fue un agente paralizante hecho de mandrágora. Para los humanos, causa instantáneamente una dificultad al respirar y desemboca en muerte por asfixia. Si los bandidos hubiesen tenido más de ello, imagino que la Guardia habría estado en un mayor peligro, pero por suerte no tenían demasiado. Supongo que era su as bajo la manga”

“Yo…”

“No tiene efectos en lamias”

Dijo Glenn.

“Todo lo que hace es dar un poco de sueño”

Los ojos de Sapphe se abrieron ampliamente en sorpresa.

“Lo… sabia…?”

Dijo ella, la habilidad para hablar regresaba lentamente.

“Si no lo supiera, no te hubiera ignorado mientras trataba a la chica arpía, sabes?”

“Usted… lo notó?”

“Trataba de estar pendiente de lo que estaba pasando”

Masajeando el estómago de la joven arpía, Glenn de alguna manera la persuadió para poner un huevo. Por supuesto, también había estado atento de Skadi y Sapphe que estaban defendiéndolos de los bandidos que forzaban su entrada hacia la habitación. Pero tenía que ser cuidadoso mientras guiaba el huevo fuera de la chica, ya que no sabía si el oviducto se había fracturado.

“Esos soldados no parecían estar preparados para luchar contra monstruos, así que pensé que usarían venenos para enfrentar a humanos. Me di cuenta que eso no funcionaría muy bien en una lamia, aun mas con tu alta tolerancia”

“Oh…”

“Además, pensé que usarían algún tipo de agente paralizante, pero te desmayaste instantáneamente después de que fuiste envenenada. En todo caso, eso me tranquilizó. Estaba preocupado de que te dieran espasmos o convulsiones, pero parecía que no tuvieras esos síntomas en absoluto”

Mientras trataba a la arpía, mantenía un ojo sobre Sapphe, pero le había dado prioridad a la paciente, ya que estaba confiado, entendió la condición de la lamia.

“Las cosas lucieron un poco desesperadas por un rato, pero la chica arpía fue capaz de poner un huevo a salvo. No creo que haya algún problema con su oviducto tampoco”

“… ya veo”

“Skadi nos permitió usar una habitación en el ayuntamiento. La clínica sigue siendo un desastre, después de todo”

Glenn dejó salir un suspiro. Antes de que pudiera reabrir, ellos tendrían que limpiar todo el desastre que los bandidos hicieron cuando se metieron por la fuerza.

Tomando en cuenta que las reparaciones no serían tan malas si pudieran obtener la ayuda de sus empleadas hadas, pero después del terror por el que han pasado, Glenn pensó que probablemente no querían aproximarse a la clínica hasta que estuviera de vuelta a la normalidad. Eran un tipo de monstruos muy asustadizo y cauteloso.

La habitación que Skadi les había preparado era bastante tranquila. La única cosa que podía escucharse era la conversación entre Glenn y Sapphe. En un cuarto separado en alguna parte, las jóvenes arpías descansaban y se relajaban ante su nueva libertad encontrada.

“En ese caso”

Sapphe dijo lentamente.

“Lo que dice, Doctor, es que me comparaste con la chica arpía y le diste prioridad a ella”

“No lo digas así… su vida estaba en peligro”

“Lo sé. Lo sé, pero…”

Sapphe hizo un puchero, cubriendo su cabeza con la manta. Su cola se asomaba desde abajo y se sacudía de un lado a otro, con la punta levantada.

“Entonces… la vio, cierto?”

Dijo ella.

“Hm? Ver qué?”

“A mí. Mi pelea”

Glenn asintió.

“Si. La mayor parte”

Haciendo un puchero nuevamente, Sapphe apartó sus ojos de la cara de Glenn.

“Se lo he mantenido en secreto, pero tengo conocimientos sobre técnicas de asesinato”

Ella murmuró mientras estaba cubierta con la manta.

“Ese parece ser el caso, cierto?”

“En ese entonces cuando lo conocí la primera vez… cuando la familia Litbeit cuidaba de mí, se me fue confiada una misión de asesinato. Si las negociaciones por la ruta de comercio no iban bien, se me encargó asesinar a la cabeza de la familia Litbeit… tu padre… ya que era más difícil estar de guardia alrededor de un niño… y…”

Glenn suspiró.

El todavía recuerda cuando Sapphe llegó la primera vez a su casa. Ella había estado avergonzada al principio, pero para Glenn, ella fue la primera chica monstruo que había conocido alguna vez en su vida.

Juntos, se enseñaron mutuamente sus idiomas nativos y pidiendo prestados libros sobre monstruos, hablaban sobre muchas cosas diferentes. La hermana de Glenn había estado mucho más apegada a Sapphe que él, pero, en cualquier caso, el intercambio cultural que los niños compartieron fue profundo.

“Lo lamento por esconderlo de usted… Incluso desde que nos reencontramos en la academia, pensé que debería decírselo algún día, pero…”

“Si”

“Pensé que… si sabía que mi familia tenía el asesinato como profesión, pensé que… quizás terminaría odiándome, y…”

“Si, ya sabía eso”

“Es por eso que yo… huh?”

Tirando la sábana a un lado, los ojos rojos redondos de Sapphe atravesaban a Glenn. Ellos tenían una mirada vacía y él pensó que había pasado bastante tiempo desde la última vez que había hecho tal expresión.

“Que acabas de decir, justo ahora…?”

Preguntó ella.

“Ya lo sabía. O debería decir, mi padre lo sabía. Él sabía que la familia Neikes trabajaba secretamente como asesinos”

“P-por qué…?! Solo unos pocos sabían sobre eso, incluso entre monstruos!”

“El hizo una investigación exhaustiva. La frase “Los colmillos venenosos farmacéuticos de la familia Neikes” se revelaría en algunos documentos antiguos de varios lugares. Cuando mi papá estaba negociando con tu familia, había enviado una gran cantidad de documentos y literatura de monstruos”

“E-esta se suponía que fuera mi gran confesión…”

Incluso cuando Sapphe pensó que lo había mantenido en secreto, Glenn ya tenía conocimiento de ello.

Por último, no era común el tener un profundo conocimiento de drogas y medicina. Ya que él había tomado parte en crear tratamientos por su cuenta, Glenn sabía muy bien que el veneno y la medicina tenían orígenes similares. Si alguien fuera a prepararlo, por supuesto que sabrían muy bien la mejor manera de manejarlo.

Siguiendo esa línea de pensamiento, parecía obvio que eventualmente alguien terminaría usando dicha sustancia para su inherente propósito: envenenar y asesinar a otros.

“Incidentalmente, los Libeit también pensaban algo similar”

“Qué…?”

“Tu una vez tuviste fiebre mientras te quedaste con nosotros, cierto? Un sirviente nuestro actuó por su cuenta y mezcló tu comida con veneno. Eso no funcionaba en lamias, así que solo tuviste fiebre, pero… ellos pensaban que si te enfermabas entonces las negociaciones con la familia Neikes podrían avanzar más limpiamente”

“Ambos lados planearon la misma cosa, es eso lo que estás diciendo entonces?”

Sapphe estaba conmocionada.

En efecto, ambos lados tenían ideas similares. Glenn creyó que, ya que las dos familias estaban engañando a sus aliados y comunicándose en secreto con el enemigo, era probablemente apropiado que ese tipo de esquemas y planes hubieran estado presentes.

Sin embargo, el joven Glenn no estaba convencido en ese momento.
Aunque era joven, se quedó a su lado y cuidó de la enferma Sapphe, después de investigar entre antiguos documentos de monstruos, encontró una hierba efectiva para combatir el tipo de veneno que habían usado y se la había preparado. En ese momento, el la cuidó día y noche, pero Sapphe estaba en mal estado, así que Glenn estaba seguro de que ella no lo recordaba.

Glenn no sabía en ese entonces que había sido un sirviente el que actuó independientemente para envenenar a Sapphe. Él pensó que, ya sea que se tratase de su hermano o su padre o alguien más, era alguien definitivamente involucrado con las negociaciones quien habría suministrado el veneno a Sapphe con la intención de matarla. De repente, Glenn se encontró a si mismo mirando a todas partes como si estuviera rodeado de sospechosos.

Pensando en eso…

Cuidar de Sapphe durante ese tiempo habría sido el primero tratamiento médico que hubiese realizado. Como tal, convertirse en doctor ha sido el producto de la furia instigada por la enfermedad de Sapphe y la pasión que tenía por tratarla.

“Hmph… Honestamente! Entonces esto significa que vio a través de todo, no es así?!”

“No, solo tenía una corazonada, eso es todo”

Glenn dio una extraña sonrisa.

El simplemente había pensado que, si la familia Litbeit tenía sus propios planes, era natural asumir que algo había sido planeado desde el lado de Sapphe también. Eso no significaba que lo había entendido todo respecto a la situación.

“Pero, Sapphe, tus habilidades y técnicas de asesina terminaron siendo realmente útiles, no lo crees?”

Dijo él.

“Si no hubieras estado ahí durante la pelea, no habríamos sido capaces de salvar a esas niñas arpías. Siempre estaré agradecido de tenerte a mi lado, en serio”

Ante las palabras de Glenn, las mejillas de Sapphe se enrojecieron. Él pensó que era una línea vergonzosa para decir… o al menos eso creyó por un momento.

Más rápido de lo que Glenn podía captar con sus ojos, la cola de serpiente de Sapphe envolvió sus brazos. Entonces, con su fuerza de lamia lo arrastró hasta la cama.

“Q-qué estás haciendo, Sapphe?”

“Oh, Doctor! Si dice algo como esto, yo… yo no seré capaz de contenerme más!”

“Estoy feliz de que me quieras tanto, pero esto es muy agresivo!”

“Bueno, siempre he sido así, cierto?!”

Sapphe se puso en serio.

Eso es malo

Pensó Glenn.

“Estamos en el ayuntamiento, Sapphe! Si por casualidad un rumor se esparce y la Dra. Cthulhy se entera, seremos echados de la clínica!”

“Ya no me importa eso! Heh heh heh… heh heh, así es, si no podemos estar en la clínica, entonces podemos escapar juntos! Dejaremos Lindworm y correremos para siempre… heh heh heh…!”

“Estas demasiado fuera de control…”

Sin dudarlo, Sapphe empezó a desvestirse.

Su ropa interior, que la protegía de la cruel luz del sol, causaba que las líneas de su cuerpo resaltaran claramente, aunque en ese momento, la única luz en la habitación venia de una linterna. Sapphe enrolló su cola de serpiente alrededor de Glenn, sus blancas escamas brillaban misteriosamente en la luz.

En cuanto a fuerza se tratase, Sapphe era abrumadoramente superior. Si quisiera mostrar seriamente su amor, no habría nada que Glenn pudiera hacer al respecto.

“Hey, um, Sapphe?”

Él no podía ganar con su físico, así que todo lo que podía hacer era usar sus palabras para intentar persuadirla. Enrollada alrededor del cuerpo de Glenn, Sapphe se inclinó sobre él, mirándolo directo a los ojos.

“No quiero dejar esta ciudad”

Le dijo a ella.

“Todavía necesito estar aquí y ser un doctor. Todavía hay muchos monstruos en esta ciudad que necesitan tratamiento”

“Ya lo sé, sé que tiene razón… En ese caso, podemos solo disfrutar nuestro momento de una manera que no sea descubierta por la Señorita Cthulhy!”

“Eso no es lo que quise decir!”

Los ojos de Sapphe estaban fuera de foco, como si el veneno todavía estuviera entre sus venas.

No

Pensó Glenn.

Esto no es debido al veneno

En cualquier caso, su enfermedad… o más bien su extraño y fuera de control comportamiento, no parecía que fuera a detenerse pronto.

Ella solo se habría enrollado de esa manera alrededor de él cuándo bebía alcohol.

“Está bien”

Dijo Sapphe.

“Esa Octo-mujer es tan obtusa, ella nunca lo descubrirá!”

“Esa es una excusa bastante conveniente!”

Glenn había empezado a pensar que su castidad estaba a punto de estar en peligro, pero…

La cabeza de Sapphe se balanceó hacia adelante. Ella dejó de moverse, como si se hubiese adormecido. Parecía que no todo el veneno había dejado su cuerpo.

“Pensé que ese sería el caso”

Murmuró Glenn.

Sapphe colapsó en la cama como si se hubiese desmayado. Tan pronto como su fuerza se disipó, Glenn inmediatamente se desenvolvió de su cola y salió de la cama.

En mayor medida, Glenn estaba contento de que no fuesen a ser expulsados de la ciudad. Si se lo propusiera, Cthulhy probablemente destruiría completamente la clínica.

Para Glenn, dejar una ciudad llena de monstruos como esta seria verdaderamente difícil. La ciudad necesitaba a un doctor, profesionales que examinen y traten monstruos eran extremadamente escasos.

“Solo cálmate y compórtate. Estaré aquí justo a tu lado”

Dijo Glenn.

Sapphe asintió ante las palabras de Glenn, aparentemente no estaba completamente inconsciente.

“Doctor… Lo siento”

“Por qué te estas disculpando?”

Con su cara roja, Glenn estaba seguro de que la razón por la cual escondió su cabeza debajo de la manta era para esconder su propia vergüenza.

“Siempre lo estoy molestando, siempre inadecuada…”

“Eso no es cierto. Tenerte conmigo es de gran ayuda”

“Doctor…?! E-en ese caso, um, tengo una petición que me gustaría hacer”

Dijo Sapphe, su voz salía tímidamente desde la sábana.

“Puede sostener mi cola… hasta que me duerma?”

Ella sacó su cola de serpiente modestamente.

“Por supuesto que lo haré”

Dijo Glenn.

La agresividad que había mostrado hasta ese momento ya no podía encontrarse por ningún lugar. Gentilmente, sosteniendo su cola, la fresca sensación de sus escamas en su mano. Encontrando un lugar cómodo para sentarse, Glenn saboreó el toque de su cola.

“Tus manos son cálidas… Me hace sentir muy tranquila, Glenn”

Dijo Sapphe, hablando como si estuviera soltando un suspiro de alivio.

Dijo el nombre de Glenn de la misma manera en que lo hacía cuando vivían juntos en la mansión de su familia. Para el, fue algo nostálgico que lo llamara de esa forma su amiga de la infancia.

* * *

De alguna u otra manera, ellos fueron capaces de restaurar la clínica.

El pronto regreso de las aterrorizadas hadas fue de mucha ayuda. Glenn pensó que iba a ser difícil dar una garantía de seguridad que las dispersas hadas aceptarían, pero el hecho de que volvieron rápidamente era un testamento de las virtudes naturales de Glenn.

Estaba encantado de que pudieran reabrir la clínica sin mucho retraso. Entonces llegó su primer paciente.

“Lamento que tenga que hacer esto tan a menudo, Dr. Glenn”

“En absoluto, es mi trabajo”

Era Kunai, quien tenía su brazo izquierdo rebanado por el líder de los bandidos.

A diferencia de antes, cuando Glenn la suturó en las calles, en esta ocasión estaba rodeado de todas las herramientas y equipo apropiado que necesitaba. Parecía que la hoja en la espada del bandido era bastante afilada, las marcas de cortes dejadas en el brazo de Kunai estaban extremadamente lisas.

Incluso tenía la serenidad para una pequeña charla.

“Después del asalto, que terminó sucediendo con las chicas arpías?”

Preguntó el.

“Hmm. Vamos a enviar a todas las que tengan un hogar al cual regresar”

Informó Kunai con un tono de negocios en su voz. Ella había llegado por su cuenta para hacer que Glenn uniera nuevamente su brazo, así que incluso cuando ella odiaba a los doctores, Glenn era optimista en que ella había tenido un cambio en su corazón.

“Tisalia está cooperando también”

Dijo Kunai.

“Transportes Scythia está ayudando con la logística para enviar de vuelta a las arpías, Estoy segura de que aquellas que pueden regresar a casa tienen la mente llena de tranquilidad, seguramente ya han empezado su viaje”

“Entonces… estas diciendo que hay algunas que no pueden volver?”

“Así es. Algunas no saben dónde está su casa. Quizás algunas no tienen esperanzas en salir adelante por su cuenta incluso si regresan… Y hay otras que no desean regresar… Esas serán cuidadas por la colonia de arpías en las Montañas Vivre. Las arpías llevan una vida en comunidades, así que deberían poder adaptarse rápido”

Parece que el futuro de las jóvenes era brillante. Glenn de casualidad vio a un lado y se dio cuenta de que Sapphe estaba sonriendo también. Glenn había arriesgado su vida para salvar a las niñas arpías, así que era un alivio para el que fueran capaces de continuar su vida a salvo a partir de ahora.

“Le informo que la arpía que usted trató desesperadamente en el escondite va a vivir con la colonia de arpías. Resulta que era huérfana. La encargada de la colonia es un buen individuo, así que no debería haber razones para preocuparse”

“Gracias”

Dijo él.

“Subir las montañas es una tarea dura, pero sería bueno si pudiera visitarla de vez en cuando”

Para Glenn, un doctor, realizar examinaciones de seguimiento a sus pacientes era algo natural. Él sabía que llegaría el momento de visitar la colonia de las arpías más temprano que tarde. La colonia prácticamente no tiene doctores entre ellos, así que serviría también como un examen periódico para toda la comunidad.

“Oh, en relación a los bandidos capturados”

Dijo Kunai.

“Oh… cierto”

“Actualmente, serán forzados a trabajar duro en los Canales. La descuidada planificación de la ciudad para esa parte fue el comienzo de todo este incidente en primer lugar. En orden de asegurarnos de que no pueda usarse por bandidos nuevamente, serán ellos mismo los que se verán forzados a renovar la zona”

“Yo no-“

Sé que decir respecto a eso

Glenn no pudo evitar sentirse enfermo. Escapar o un mal comportamiento parecía lo más probable. Ellos han sido bandidos después de todo.

Él se preguntó si realmente llevarían a cabo su trabajo de construcción obedientemente.

“Qué?”

Preguntó Kunai.

“No tienen armas para empezar una revuelta. Eran originalmente simples personas que se quedaron sin trabajo cuando terminó la guerra. Ellos trabajaran apropiadamente si se les pide algo. Son sorprendentemente un grupo serio. Su líder es un buen ejemplo de ello”

“Entonces estas diciendo que están… reformados?”

Sonaba para Glenn como si ese fuera el caso, quizás, aprendieron su lección después de ser apaleados completamente. Eso, o tal vez cuando fueron atacados, algo había cambiado en la manera de pensar del líder. Todo lo que Glenn podía hacer, sin embargo, era suponer sobre lo que pudo haber sucedido.

“Qué?”

Dijo Kunai.

“Soy su supervisora directa. Voy a regresar a los Canales tan pronto como termines de coserme. Si por casualidad hay alguien que luzca con la intensión de escapar… bueno, entonces será mi oportunidad de mostrarles mis habilidades con las armas”

“S-suena como que conseguiste el trabajo ideal para ti”

Se debería notar, sin embargo

Glenn pensó.

Que estoy actualmente suturando uno de tus brazos y estas muy dispuesta a volver a presumir de nuevo con tus golpes

De cualquier forma, la serie de eventos que rodeaban a los disturbios de los traficantes de esclavos había llegado a su fin. Glenn solo se encontró con Kunai y Skadi de casualidad, pero con la ayuda de Sapphe él podría haber sido capaz de encontrar una solución a la difícil situación en la que estaban.

Glenn tenía confianza en que con Kunai vigilándolos, los bandidos no intentarían hacer algo peligroso. Su líder era probablemente el más fuerte entre ellos, pero había sido completamente derrotado por Kunai en una batalla uno a uno.

Kunai parecía estar en buena forma desde que Glenn hizo sus costuras, últimamente ella lucia aún más viva.

(A pesar del hecho de que era un cadáver)

“Justo ahora, la Guardia está persiguiendo a las escorias insolentes que estaban comprando los huevos de arpías de los bandidos. No sé qué tan lejos serán capaces de rastrear sus movimientos, pero Lady Draconesa desea castigarlos, si es posible”

“Pensando en ellos desde la perspectiva de los monstruos, es posible que los humanos sean denunciados por esto”

Sapphe Intervino.

“Pero, si eso sigue sucediendo y se vuelve un interruptor para que la guerra empiece nuevamente, entonces…”

Contestó Glenn.

“Por supuesto”

Dijo Kunai.

“Lady Draconesa no tiene intenciones de que eso suceda”

“En ese caso, supongo entonces que está bien”

El deseo de no volver a la guerra estaba escrito totalmente en la cara de Sapphe.

Glenn estaba de acuerdo con ella. El sentía que sería mejor si el mundo nunca se convirtiera en un lugar donde las habilidades de Sapphe como asesina se volvieran útiles. Su conocimiento y capacidades estaban mejor siendo usadas para curar a otros y nada más.

Ese es precisamente el por qué, para Glenn, esta clínica era un lugar importante. Era su deber proteger el lugar donde Sapphe pudiera vivir en paz y prosperar sin tener que convertirse en asesina.

El tintineo de una campana sonó. Era la nueva campaña que había sido instalada para anunciar la llegada de un nuevo cliente. Glenn giró su cabeza, preguntándose quien podría haber sido, cuando una gran silueta llegó irrumpiendo a la clínica.

“Diiiiiiiisscuuuuulpeeeeen!”

“La princesa centauro…”

Sapphe ni siquiera intento esconder el ceño fruncido que llegó a su rostro.

Llegar de esa forma a la clínica era típico de la siempre imperativa y majestuosa Tisalia Scythia, con Lulala montando en su espalda.

La sirena da un saludo con su mano palmeada.

“Hola, Dr. Glenn!”

“Ahora que les ocurre a las dos?”

Preguntó el.

“Escuché que Sapphe se había lastimado… Aquí hay algunos regalos de los Canales”

“Oh dios!”

Jadeaba Sapphe.

Lulala había traído accesorios de vidrio y conchas marinas.

Todas ellas eran cosas que habían capturado los ojos de Sapphe cuando visitaron los canales en su previa excursión.

“Dios, dios, dios! Soy tan feliz, señorita Lulala! Gracias!”

“Todos están mejor?”

Preguntó Lulala.

“Gracias a los tratamientos del doctor, estoy en perfecto estado otra vez!”

Sapphe estiró su larga cola y abrazó a Lulala. La sirena lucia como si estuviera sintiendo cosquillas y una sonrisa se mostró en su rostro.

“Yo también traje un regalo!”

Dijo la centauro.

“Tengan, los famosos dumplings de dragón de Lindworm!”

“Muchas gracias, señorita Tisalia. Verás que la salida está justo ahí”

Tisalia no le prestó atención y dijo.

“Ahora, Dr. Glenn! Hoy me asegurare de ponerle fecha a una entrevista de matrimonio! Debemos encontrar una oportunidad para presentarte a mis padres!”

“Creí haberte dicho que esa idea estaba pospuesta indefinidamente!”

Dijo Sapphe.

“Se ha puesto ruidoso”

Dijo Kunai, sonando exasperada.

“Que irrespetuoso para nuestra clínica”

Sapphe siseaba.

“No me molesta realmente”

Dijo Kunai.

“Solo es una prueba de que las personas aquí están llenas de vida y energía. Esto podría ser una clínica, pero no sería bueno tener nada más que gente pálida y enferma rondando por ahí, cierto?”

Mientras que Kunai tenía la cara más pálida y muerta de todos, Glenn se encontró sin palabras para responder.

Mientras Tisalia y Sapphe estaban discutiendo como siempre, él era probablemente el único que pensó que ambas se veían como si se estuvieran divirtiendo. Mientras tanto, Lulala estaba atrapada entre las dos con una sonrisa incomoda en su cara.

“Tengo que contarles todo al respecto de cómo yo valientemente me deshice de esos canallas!”

Dijo Tisalia.

Sapphe levantó su ceja críticamente.

“Entonces solo viniste a alardear, es eso…?”

“Por supuesto!”

Tisalia se jactaba.

“Tengo que contarle todo al doctor y recibir mi bien merecido elogio de su parte!”

Glenn no podía decir si ella había ido a visitar para desear buena salud o por algo más, pero, de cualquier forma, la centauro estaba en perfecta condición.

“Terminé, señorita Kunai”

Anunció el. Había terminado su trabajo rápidamente y de forma excelente.

Kunai evaluó su brazo nuevamente asegurado en su lugar, abriendo y cerrando su puño.

“Ha hecho un buen trabajo. Gracias”

“Eso es muy amable de su parte”

Glenn se volteó hacia su asistente.

“Sapphe, he acabado”

Saphentite seguía mirando a Tisalia, pero a la llamada de Glenn, rápidamente giró su cabeza en su dirección. Glenn estaba en lo correcto; ella parecía estar de buen humor.

“Quien es nuestro siguiente paciente?”

“La señorita Tisalia Scythia. Esta aquí para hacer que examinen su cabeza”

Dijo Sapphe de forma seca.

“Pero, que tan impertinente puedes ser?!”

Exclamó Tisalia.

“Ya, ya, no lleven muy lejos esas bromas”

Glenn las regañó.

La clínica había acabado de abrir, pero, emergencia o no, sus pacientes regulares se empezaron a reunir. La ciudad estaba llena de monstruos y humanos, todos viviendo juntos, aun así habían pocos hospitales en los que aceptaran monstruos como pacientes, lo que significa que el trabajo de Glenn por el día no terminaría próximamente.

Su tratamiento había terminado, Kunai le dijo a Tisalia que se saldrían del camino de Glenn y Sapphe y que se llevaría a la centauro con ella. Tisalia parecía tener aún más cosas que quería hablar con Glenn, pero considerando el gran trabajo que le aguarda, él sabía que no tenía el tiempo para pasar con ella.

Lulala alegremente se despedía de Glenn y Sapphe, entonces las tres, dejaron la clínica.

“Honestamente… Tisalia es muy ruidosa”

Dijo Sapphe.

“Te conseguiste una buena amiga, Sapphe”

“No tengo idea de lo que está hablando”

A medida que Sapphe hablaba, ella parecía estarse divirtiendo.

En la clínica que se especializa en tratamientos de monstruos, el pequeño doctor de ciudad se arremangó sus mangas y suspiro.

“Me preguntó que tanto trabajo tendremos hoy… Vamos a esforzarnos, Sapphe”

“Si, Doctor”

Dijo ella y mostrando más respeto del usual, la asistente lamia bajó su cabeza.

* * *

En Lindworm, una ciudad coronada con el nombre de un dragón, el humano doctor que se especializa en monstruos, en efecto tenía una agenda apretada ante él. Sus armas no eran ni espadas ni lanzas… solo su conocimiento y técnicas médicas.

De esa forma, el Doctor Glenn peleaba para proteger la salud de los ciudadanos monstruos de Lindworm otro día más.

Palabras del autor

Hola, Soy Yoshino Origuchi.

Esta sería mi primera vez apareciendo en Dash X Bunko. Gracias a todos. Espero seguir trabajando con ellos.

Finalmente soy capaz de escribir algo relacionado a chicas monstruo.

He escrito cerca de veinte libros hasta ahora, pero desde aquella vez que escribí “Sister Succubus Does Not Confess” para Dengki Bunko, he estado obsesionado con hacer algo que tenga chicas monstruo o historias de chicas no-humanas.

Dado que tengo una conexión con Dash X Bunko, fui lo suficientemente afortunado de publicar ahí. Si disfrutaron el libro, entonces eso me hace feliz.

Incidentalmente, escribí la trama mientras veía el anime “Monster Musume: Everyday Life With Monster Girls” (Monster Musume no Iru Nichijou).

Escribía este libro mientras escuchaba las canciones del anime.

Lo revisaba mientras escuchaba el disco con el playlist del anime.

Repasaba las ilustraciones mientras jugaba Monster Musume Online.

Y ahora, estoy aquí escribiendo este epilogo mientras juego MonMusume Harem en redes sociales.

Jeez… Supongo que soy un total devoto a chicas monstruo, cierto?!

“Chicas Monstruo” son algo nuevo conceptualmente, sin embargo, la categoría moe, a la cual pertenece, existe desde antes de que esto se convirtiera en “algo”.

Estoy seguro de que los hombres entre nosotros sintieron como su corazón se aceleraba ante las chicas monstruo que aparecían como enemigos en los RPGs. Dependiendo del juego, los enemigos con cuerpos femeninos podrían ser demasiado sexys y te harían dudar en realmente vencerlas, no es así?

Dentro del nuevo término “chicas monstruo”, el concepto fue definido, ahora su moe se esparció a todo el mundo. La adaptación al anime de  “Monster Musume: Everyday Life With Monster Girls” (Monster Musume No Iru Nichijou). Es el ejemplo más extremo, creo. Con las Tsunderes pasó lo mismo. Un concepto se fija a cierto estereotipo cuando se asocia con una palabra particular.

Creo que las chicas monstruo son un tipo de moe que tiene un largo camino por recorrer.

Sin embargo, la existencia de lamias y sirenas viene de la era mitológica. No es eso prueba de que, dentro de una parte primitiva de la humanidad, existe un instinto que nos atrae a las historias relacionadas con chicas monstruo?

A partir de aquí, creo que me gustaría atesorar a las chicas monstruo, desde ambos puntos de vista, respetando mis instintos y como un caballero.

Ahora, para dar mis agradecimientos.

A mi editor, Hibiu-san. Con su rápida, precisa y esplendida ética de trabajo, has hecho que mi trabajo sea muchísimo más sencillo de terminar. Realmente quiero agradecerte. Estoy verdaderamente agradecido de que me hayas pedido escribir un proyecto que involucrara a cualquiera chica monstruo sobre la que se me antojara trabajar.

Realmente complací mi interés en chicas monstruos cuando escribía esto… Estas seguro de que estuvo bien dejarme hacerlo?

Para Z-ton-san, quien proveyó el libro con sus ilustraciones! Muchas gracias no solo por ser parte del proyecto, también por dibujar ilustraciones para pendones y posters. Gracias a que me diste imágenes a los inicios de la obra, fui capaz de experimentar escribir el libro mientras miraba los bocetos de los personajes prácticamente por primera vez. Debido a esto, siento que me fue posible retratarlo con una base bien profunda en sus diseños.

Tengo un pendón colgando en mi habitación. Oppais, maravillosas oppais!

Para Okayado-sensei por sus comentarios en el obi de la edición japonesa, muchas gracias! No pudo creer que obtuve una reseña de Okayado-sensei en persona… Tomaré esta oportunidad para trabajar aún más duro y conectar el mundo con chicas monstruo.

O más bien, en todo caso, me gustaría inyectarme con chicas monstruo, sensei.

Para todos los creadores amantes de las monster girls que siempre andan conmigo: gracias por soportar mis mórbidas historias en nuestros chats de LINE. Espero continuar hablando sobre chicas monstruos a partir de ahora, pero espero que ustedes continúen divirtiéndose con mis relatos.

Por otra parte, me gustaría darle extrema gratitud a mi familia por siempre darme casualmente material de referencia adecuado para mis historias, para mis supervisores por señalar perfectamente cada mínimo detalle y últimamente, más que a cualquiera, a todos ustedes que leyeron este libro.

Oh, si hay otro volumen, una chica monstruo de grandes pechos con anteojos hará su aparición también (o al menos, ese es mi plan).

Por favor, espérenlo con ansias

Yoshino Origuchi.

Agradecimientos a mis patrones:
Steigende sonne
Goldy David

Traducido por: NonVoice

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 68564_1000x332.jpg

Anterior | Índice | Siguiente

Un comentario sobre “Monster Musume no Oisha-san – Epílogo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s