Red Ogre Belgriff – Capitulo 16

Todavía hay tiempo antes del amanecer. Sin embargo, el cielo ya se está despejando, y la tierra…-

Todavía había tiempo antes del amanecer. Sin embargo, el cielo ya se está despejando, y la tierra y el cielo están divididos en franjas blancas y negras. El viento frío de la mañana se siente como si estuviera perforando la piel.

Belgriff se levanta lentamente de su cama para no despertar a las chicas, que todavía están durmiendo, desentierra las brasas enterradas en las cenizas y las avienta, luego coloca un poco de paja sobre las brasas junto con un poco de leña. Él continúa avivando y, finalmente, el fuego revive. Pero incluso después de esto, la casa todavía está fría y cada vez que Belgriff exhala, una nube blanca sale de su boca.

Anessa y Miriam están durmiendo cerca de la chimenea. Debido al frío, los dos se abrazan bajo una gruesa manta. Parecen estar soñando en paz, Belgriff suspira aliviado.

Mientras Belgriff se prepara para su caminata matutina, Angeline se despierta y se frota los ojos.

“Papá, yo también voy”

“Te desperté? Todavía puedes dormir un poco más”

“Está bien, prefiero caminar contigo que dormir”

Angeline se pone rápidamente una chaqueta y un abrigo grueso.

Entonces, padre e hija salieron de la casa juntos. Es cierto que la casa está fría, pero el aire exterior lo es mucho más. Angeline respira el viento fresco de la mañana de Tornela después de mucho tiempo. En cada una de sus respiraciones, exhala una niebla blanca que termina dispersándose en el amplio horizonte.

“…Extrañaba esto”

“Haha, tienes frío?”

“No, estoy bien”

El cielo distante se está volviendo cada vez más claro, pero las estrellas continúan brillando en la dirección del cenit. A medida que el cielo se despeja, la tierra parece oscurecerse. No hay viento. El aire parece estar estancado en el fondo.

Las gallinas caminan en la distancia.

Grandes y pequeñas agujas de hielo sobresalen del suelo. Cada vez que caminan, pueden escuchar el crujir del hielo bajo sus pies. Angeline pisa deliberadamente las agujas de hielo, disfrutando de la sensación. Esto es algo que siempre ha hecho, incluso cuando era una niña. Pisó todas las agujas de hielo que pudo encontrar.

Los dos caminan lentamente por el pueblo. La nieve que queda en la esquina de los jardines de las casas y al lado del camino se congela nuevamente debido al frío de la noche y se vuelve sólida. El agua de la corriente está cubierta por una fina capa de hielo.

Angeline camina hacia adelante con una expresión alegre mientras pisa cada aguja de hielo que encuentra en su camino. Belgriff se siente extrañamente aliviado al ver que, aunque su hija ha crecido físicamente, ella sigue siendo la misma niña que él recuerda.

“Esto trae recuerdos. Solíamos caminar juntos todo el tiempo”

“Es verdad… hacía frío esas mañanas también, pero siempre despertabas y venías conmigo”

“Fufu …”

Angeline comienza a saltar una vez más y de repente salta hacia Belgriff. Luego, frota su mejilla en la barba de Belgriff.

“Fufu… sigue siendo el mismo sentimiento…”

“Qué estás haciendo?”

Dice Belgriff con una sonrisa irónica mientras golpea suavemente la cabeza de Angeline.

Los dos suben una pequeña colina con vistas al pueblo. Piedras, grandes y pequeñas, se encuentran dispersas por todas partes. La hierba marchita que no desapareció durante el invierno cubre el área, y nuevos brotes están surgiendo aquí y allá.

El pueblo de Tornela, al pie de la colina, es tranquilo. Sin embargo, algunas casas parecen estar despiertas en ese momento, el humo de las chimeneas comienza a subir al cielo de la mañana. También pueden escuchar el balido de las ovejas y las cabras y los ladridos de los perros pastores.

Después de saltar unos pasos más, Angeline mira hacia atrás.

“Me gusta este lugar. Desde aquí se puede ver todo el pueblo”

“Tienes razón. Oye, Angie, ten cuidado, no te resbales …”

El sol está saliendo gradualmente y la cordillera distante hacia el este comienza a brillar intensamente. En un abrir y cerrar de ojos, el paisaje oscuro se llena de sombras danzantes que, cuando se ven desde lejos, generan un curioso efecto tridimensional. Se escuchan canciones de pájaros en todas partes, de repente todos se despiertan poco a poco. La escarcha sobre las piedras brilla a la luz del sol.

Angeline y Belgriff se paran uno al lado del otro y miran en silencio mientras la mañana amanece en el horizonte.

“Hah … es hermoso”

Angeline deja escapar un suspiro. El humo blanco que sale de su boca se eleva hacia el cielo, cambia ligeramente de forma y luego desaparece. Angeline se frota la nariz, luego se tapa las orejas con las manos y comienza a frotarlas con la punta de los dedos para calentarlas.

“Tornela no ha cambiado en absoluto”

“Sí, no ha cambiado … Nada ha cambiado desde que nació mi padre”

“Sí, pero eso es reconfortante. Orphen es animada, pero muy acelerada”

“Hmm … Pero no es tu vida más divertida en Orphen?”

“No, es muy diferente. Me gusta más mi vida en Tornela”

“De Verdad? Pero a partir de ahora el camino será reparado. Me pregunto cómo cambiarán las cosas …”

“El camino?”

“La nueva Lord quiere mejorar el camino a Tornela. Cuando todo esté listo, podrás volver a casa más fácilmente”

“La familia de Selen y Sasha …”

“Oh, es cierto. Sasha me dio cien monedas de oro como agradecimiento por ayudar a Selen”

“Ya veo…”

“Llévalos contigo cuando vuelvas a Orphen”

“No, quédatelos papá. No necesito más dinero”

“Mmm… está bien, los guardaré para ti. Te los devolveré cuando los necesites”

“Gracias. Hey papá…”

“Qué?”

“Aceptaste a Sasha como tu discípulo?”

“Realmente no quería … Solo tuvimos un par de encuentros. Luego comenzó a llamarme maestro por su cuenta”

Belgriff dice mientras se rasca la mejilla con una expresión complicada.

“Ya veo …”

De repente, Angeline abraza uno de los brazos de Belgriff con una expresión jovial.

“Ella es fuerte?”

“Quien?”

“Sasha”

“Sí, ella es fuerte. Creo que la próxima vez que nos enfrentemos, perderé”

“… No puedes perder. No puedes perder con nadie hasta que te gane”

“No digas eso. Sin embargo, Angie, debes arreglar tus malos hábitos con la espada. Si no puedes vencer a un anciano como yo, no sé qué harás cuando te enfrentes a una bestia mágica de rango S o un Lord Demonio … “

“El Lord Demonio no era tan fuerte como tú, papá …”

Angeline dice eso mientras hace pucheros después de escuchar las palabras de Belgriff.

“No, eso no suena bien …”

Belgriff se frota la barba con una sonrisa amarga.

“Qué tipo de monstruo era el Lord Demonio?”

“Umm … era como si su cuerpo estuviera hecho completamente de sombras”

Al oír esto, Belgriff detiene su mano, luego entrecierra los ojos y mira a Angeline.

“Un cuerpo de sombras… Cuál era su forma?”

“Hmm … Tenía la forma de un humano. Pero era pequeño, solo me llegaba hasta la cintura”

Belgriff frunció el ceño al recordar un ataque repentino y el dolor que sintió cuando perdió la pierna. Eran terriblemente similares. Sin embargo, la sombra que enfrentaba se parecía más a una bestia de cuatro patas…

“… Debe haber sido algo diferente … Si ese fuera un Lord Demonio, mis compañeros y yo habríamos …”

“Qué está pasando, papá?”

“Hm … Oh, nada. Todo está bien”

Belgriff sonríe y acaricia la cabeza de su hija. El dolor que siente en su pierna perdida desaparece después de unos momentos.

El sol finalmente sale en el cielo y todo el pueblo está iluminado. Las mejillas y la nariz de Angeline están completamente rojas por el clima. Belgriff toca la frente de su hija y se da cuenta de que su piel está fría al tacto.

“Hace frío… Vamos a casa”

“Sí…”

Angeline salta sobre la espalda de Belgriff y felizmente coloca la barbilla sobre la cabeza de su padre. El aliento de Angeline le hace cosquillas en el pelo.

“Papá… Me extrañaste?”

“Por supuesto. Me alegro de que hayas vuelto”

“Fufu, me alegro de haber vuelto también”

Angeline frota su rostro en el cabello de su padre con una expresión alegre.

“No hagas eso. Realmente no has cambiado …”

Belgriff reprende a su hija con una sonrisa irónica y camina en silencio por los caminos del pueblo.

* * *

Mientras los rayos del sol iluminan el bosque, muchas aves están ocupadas atrapando los insectos que finalmente comienzan a salir del suelo. A principios de la primavera, muchos animales despiertan de su sueño invernal y los árboles producen nuevos brotes en sus ramas.

A la sombra de un árbol caído, hay un pequeño bulto negro. Es del tamaño de la palma de una mano y tiembla constantemente por el frío. Un pájaro mira debajo de las ramas del árbol caído en busca de presas y agita el suelo con su pico.

Finalmente, el pájaro encuentra el bulto negro y lo picotea. De repente, una sustancia negra se dispara hacia el pájaro y lo atrapa por el pico. El pájaro, sorprendido, agita sus alas tratando de escapar, pero la sustancia negra arrastra al pájaro y su cuerpo comienza a derretirse tan pronto como lo encuentra.

El bulto negro aumenta de tamaño después de devorar al pájaro, su cuerpo tiembla a medida que cambia de forma poco a poco. Ahora se parece un poco a un ser vivo, pero no tiene brazos ni piernas, no hay división para la cabeza o el cuerpo. A decir verdad, tiene una forma redonda.

Como si repudiara la luz del sol, el bulto negro se desliza hacia la parte posterior del árbol caído a pesar de no tener nada parecido a una boca, murmura algo.

“Donde? Por qué aquí? Quién, yo? Maestro … Mas … tro …? Quién es… maestro?”

El bulto se balancea de lado a lado como una llama ardiente. En ese momento, una liebre salvaje se acerca a la sombra del árbol caído. El bulto negro se mueve y salta sobre la liebre. La presa reacciona violentamente al ataque, pero el bulto negro nuevamente dispara una sustancia negra, captura al animal y lo arrastra a su cuerpo para devorarlo.

El bulto negro se encoge por unos momentos, pero luego vuelve a crecer y se vuelve aún más grande que cuando devoraba al pájaro. Además, las extremidades muy similares a las alas de un pájaro aparecen unidas a su cuerpo.

“Yo … pájaro …? No …”

Las alas cambian lentamente de forma. Se convierten en brazos, las puntas se separan en varias partes, formando las manos y los dedos.

“Humano … mano …? Yo …”

Con el tiempo, el bulto negro adquiere una forma humana. Tiene cuello, brazos y piernas. Pero su tamaño es solo el de un bebé. ‘Eso’ intenta ponerse de pie, pero como no está acostumbrado a usar sus piernas, termina cayendo una y otra vez. Finalmente, se mueve en sus cuatro extremidades y sigue temblando a la sombra del árbol caído.

“Solo … “

* * *

“Paja, chimenea y … qué más ~? Lana? Frijoles secos ~?”

“Sí. Nunca he notado olores como estos en Ophen … pero es bastante agradable”

Miriam y Anessa están sentadas frente a la chimenea, envueltas en una manta y abrazándose. El sol ya ha salido y la luz entra por las pequeñas grietas en las puertas y ventanas. El techo y las paredes de la casa, que se enfriaron durante la noche, se calientan con el sol y ocasionalmente emiten sonidos chirriantes.

Ambas durmieron hasta el amanecer, cuando despertaron, Angeline y Belgriff no se veían por ningún lado, ahora Anessa y Miriam no tienen idea de qué hacer. Por ahora, tienen tanto frío que no se atreven a alejarse del calor de la chimenea. Y están disfrutando los diferentes olores que tiene esta casa de campo. Nacieron y se criaron en la ciudad de Orphen, por lo que nunca han experimentado algo así. Pero pueden sentir una sensación extraña y nostálgica. Es como un recuerdo antiguo que fue grabado en su sangre por sus antepasados.

Debido al frío, Miriam se inclina hacia Anessa y baja un poco las orejas de su gato. Al ver esto, Anessa no puede evitar sonreír traviesamente.

“Se te están congelando las orejas?¿Necesitas un gorro de lana?”

“Haha ~! Eso es gracioso, no ~?”

Dice Miriam con una carcajada.

Ambas tienen una impresión favorable del carácter honesto, pero algo ingenuo de Belgriff. La amable mirada que creían que solo sería para Angeline, también se ha dirigido a ellas. Ahora pueden entender por qué Angeline deseaba tanto regresar a casa.

“El señor Belgriff es muy amable ~. Y Angie a veces se pone tan celosa que es adorable ~”

Miriam mira la cara de Anessa mientras se ríe.

“Si, tienes razón”

Los únicos padres que han conocido son las Hermanas en el orfanato. Y aunque las Hermanas a veces podían ser estrictas, amaban a los niños como si fueran sus verdaderas madres. Anessa y Miriam están agradecidas por eso, e incluso ahora, sienten un profundo amor por la hermana.

Sin embargo, ese era el amor de una madre, nunca habían sentido el amor de un padre. No sabían el afecto y la atención que un padre puede dar.

De vez en cuando, algunos benefactores visitaban el orfanato para adoptar a un niño. Ni Anessa ni Miriam buscaron la atención de estos hombres ricos, mucho menos la de una mujer. La razón era simple, sabían que estas personas no buscaban “niños” sino mano de obra barata, o simplemente esclavos. Por supuesto, las Hermanas no aceptaron ninguna oferta que pareciera sospechosa.

Sin embargo, en el caso de Belgriff, a quien solo conocen desde hace un día, pueden sentir mucho amor paternal.

Aunque Belgriff tuvo que criar a su hija como padre soltero, de alguna manera compensó la falta de amor maternal. Sin embargo, un hombre es un hombre, en el caso especial de Angeline, no pudo evitar desarrollar ciertos malos hábitos en su hija, como su necio deseo de luchar contra él en cada oportunidad, a pesar de todas las negativas. Todo esto es diferente del afecto que una madre puede expresar.

Anessa y Miriam se sienten un poco confundidas debido a ese nuevo sentimiento que nunca habían sentido, pero no es algo que les disguste. La idea de tener un padre ahora les parece algo interesante.

“Aaah ~ … Si el Sr. Bel fuera mi padre, me gustaría que me mimara tanto como Angie ~”

“De qué estás hablando?”

“Fufu ~ … Sé que sientes lo mismo, Ane ~”

“Eso no es cierto! No es que quiera que alguien me lleve sobre su espalda …”

Después de decir eso, Anessa levanta la cara y ve a Miriam sonriendo ampliamente.

“Ves ~?”

“C-Cállate!”

Anessa se sonroja, hincha las mejillas y le da a Miriam un ligero golpe en la cabeza.

En ese momento se abre la puerta y Angeline entra en la casa. Ella lleva una bolsa en sus brazos.

“Estoy en casa … Oh, las dos están despiertas”

Angeline inmediatamente se dirige a la chimenea mientras exhala humo blanco. Sus mejillas están teñidas de rojo por el frío, su expresión se parece a la de una niña pequeña.

“Mmm, te levantaste temprano, Angie”

“Rutina diaria … Cuando vivía en Tornela, mi papá y yo patrullábamos todo el pueblo todas las mañanas”

“Dónde está el Sr. Bel ~?”

“Practicando con la espada. Eso también es parte de la rutina diaria”

Angeline pone más leña en la chimenea, se quita el abrigo, toma su espada y se da vuelta para ver a sus amigas.

“Quieren venir?”

Anessa y Miriam intercambian miradas y saltan.

El jardín brilla con escarcha. El reflejo de la luz del sol de la mañana no permite ver muy lejos en el horizonte. Belgriff está en medio del jardín balanceando su espada. Se ha quitado el abrigo y la chaqueta y solo lleva ropa ligera. Su cuerpo tiene varias heridas, algunas grandes, otras pequeñas y otras bastante viejas.

Tiene el pie izquierdo ligeramente hacia adelante, sostiene la espada con ambas manos y la balancea hacia arriba y hacia abajo. Su postura parece natural y relajada, sin embargo, cuando se mueve, lo hace con mucha fuerza y ​​control. Sus movimientos usan no solo sus brazos sino también todos los músculos de su cuerpo, incluyendo la espalda y la cintura.

Mantiene la postura, balancea la espada y vuelve a la postura. Belgriff realiza cada uno de estos movimientos con increíble precisión y pulcritud. Sin embargo, la velocidad que ha estado entrenando durante veinte años ha alcanzado un nivel de dominio, para aquellos que observan desde un lado, parece que solo está balanceando su espada continuamente.

Angeline se quita la chaqueta, sale corriendo y comienza a balancear su espada como lo hace su padre. Y aunque los movimientos son los mismos, la velocidad de Angeline es ligeramente más rápida que la de Belgriff. Esa escena convencería a cualquiera de que, sin duda, Belgriff fue quien le enseñó todo a Angeline.

Miriam y Anessa se sorprenden al ver esto. Es increíble imaginar que los ataques feroces y rápidos de Angeline se originaron en un lugar tan tranquilo como este.

“La pierna derecha de Belgriff es protésica, verdad ~? Es increíble ~ …”

Miriam le susurra a Anessa.

“Sí, increíble. Si no se hubiera retirado a una edad temprana, él también habría alcanzado el Rango S … Es realmente una pena”

Después de un tiempo, Belgriff termina su entrenamiento y respira pesadamente. Está bañado en sudor y sale vapor de su cuerpo.

“Buenos días”

Dice Belgriff con una sonrisa cuando ve a Miriam y Anessa.

“Buenos días”

“Buenos días ~, Sr. Bel”

Belgriff se acerca a ellas mientras se limpia la frente con un paño.

“Durmieron bien? O fue un problema el frío?

“Sí, dormimos bien. La casa era más cálida de lo que había imaginado …”

“Pero hacía bastante frío en la mañana ~. Como era de esperar de un pueblo en la región norteña ~

“Haha, es verdad. Me alegra que haya descansado bien, pero… no tiene las orejas frías sin su sombrero, señorita Miri?”

“Fufufu ~! Estoy bien ~!”

Miriam y Anessa reprimen su risa al ver la cara preocupada de Belgriff.

Belgriff se pone la chaqueta mientras inclina la cabeza. Luego abre la trampilla del depósito y mira dentro. Luego, le da algunas instrucciones a Angeline, quien también ha terminado su entrenamiento.

“Angie, hierve agua en una de las ollas y pon algunas papas en ella. Además, pon cebada en el estofado de ayer y cocina a fuego lento”

“Sí”

Angeline entra a la casa con su chaqueta al hombro. Belgriff saca algunas verduras y las coloca en una canasta.

“Señor Bel … Alguna vez ha pensado en volver a ser un aventurero?”

Pregunta Anessa mientras observa al hombre hacer sus tareas.

“Hmm … Bueno … Cuando volví aquí por primera vez, no lo pensé en absoluto, pero creo que lo he pensado desde que Angie regresó a casa. Es realmente difícil ser padre”

“Señor Bel, es muy fuerte, verdad ~? Seguramente puedes jugar un papel muy importante como aventurero si vuelves ~!”

Belgriff se rasca la mejilla con una sonrisa irónica ante las palabras de Miriam.

“No lo creo. No puedo … Además, estoy acostumbrado a vivir en este lugar. No creo que pueda acostumbrarme a la vida agitada de un aventurero. Fue divertido en ese momento, viajar con compañeros y tener sueños … como ustedes”

Belgriff se encoge de hombros luciendo un poco desalentador

“Puede que no lo parezca, pero una vez fui joven también”

Las dos chicas se ríen alegremente.

Con la canasta de verduras en sus brazos, Belgriff se levanta y comienza a caminar a casa. De repente, Miriam parece tener una idea.

“Ah … Sr. Bel ~”

“Hmm? Qué pasa, señorita Miri?

“Bueno … crees que podrías acariciar mi cabeza un poco ~?”

“Haaa … no me importa, pero …”

Belgriff tiene una expresión complicada, pero aún extiende uno de sus brazos y coloca su mano sobre la cabeza de Miriam. Y luego acaricia suavemente la cabeza de la niña.

La mano es áspera, pero también es grande y cálida, lo que da una curiosa sensación de tranquilidad. Miriam deja escapar un pequeño grito debido a esta sensación. Su cola comienza a moverse debajo de su ropa.

“Wow … se siente bien ~ …”

“… Qué quieres decir?”

“Sí! Gracias ~! Fufu ~ … Es el toque de un padre ~ … “

Belgriff mira a Anessa con una expresión confusa mientras continúa acariciando la cabeza de Miriam.

“Haha … Ella es un poco extraña, a veces …”

Anessa dice con una sonrisa amarga. Miriam pone mala cara cuando escucha las palabras de Anessa. Pero momentos después, sonríe traviesamente y se da vuelta para ver a Belgriff.

“Señor. Bel, podría pedirte otro favor ~?”

“Claro, no me importa …”

“Por favor, carga a Anessa en tu espalda ~!”

“Anessa … en mi espalda?”

Belgriff mira con curiosidad a Anessa. Ella sonríe con ironía, se sonroja y le da la mano.

“No, no, no! Estoy bien! No tienes que hacerlo!”

“Creo que lo mejor es que yo no …”

“Ella está un poco avergonzada ~! Ella realmente quiere que la lleves en tu espalda ~!”

“Mmm … Wué debo hacer?”

“Dije que estoy bien! No tienes que hacerlo!”

Mientras Belgriff parece un poco confundido, Angeline sale tranquilamente de la casa y agarra el hombro de Anessa.

“Qué crees que estás haciendo?”

“Qué! No fui yo! Era Miri!”

“Pero, Ane ~ … Dijiste que querías que el Sr. Bel te cargara en su espalda ~ …”

“No es verdad! Fue solo un pensamiento”

“Si quieres que mi papá te lleve a sus espaldas, primero tienes que vencerme …”

“Es por eso que te digo que fue solo un pensamiento!”

“Realmente no entiendo a los jóvenes en estos días”

Dice Belgriff mientras se rasca la barba y observa a las chicas hacer un alboroto.

Traducido por: Mon-chan

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 68564_1000x332.jpg

Anterior | Índice | Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s