Red Ogre Belgriff – Capitulo 24

-El viento es similar al aliento de una bestia mágica. Es cálido y se adhiere a la piel-

El viento es similar al aliento de una bestia mágica. Es cálido y se adhiere a la piel.

El grupo corrió tras el joven aventurero que los guiaba, que hablaba como si estuviera emocionado por la situación.

“Aunque no había viento, las extrañas nubes negras vinieron del oeste y cubrieron toda la ciudad en un instante! Ahora hay muertos vivientes! Qué diablos está pasando?”

“Entonces, es una nube negra… Hay alguien detrás de todo esto?”

Belgriff inclina la cabeza.

Al llegar, la calle está llena de personas que huyen del cementerio por sus vidas. Las hordas de personas dificultan el paso.

“Esto es malo. Todos están en pánico”

“Sí … no podremos pasar por aquí…”

Mientras el grupo lucha por avanzar, una voz familiar resuena.

“Todos! No hay necesidad de entrar en pánico! Los necesito a todos para calmarse y seguir lo que dicen los soldados!”

Sasha llega a la escena con una unidad de soldados siguiéndola de cerca. Se separaron ante las órdenes de Sasha y comenzaron a evacuar a los ciudadanos.

Los ojos de Sasha atrapan a los grupos.

“Lamento haberte hecho esperar! Vámonos!”

“Buen trabajo Sasha. Deberíamos seguir adelante”

Con el caos en las calles finalmente bajo el control del soldado, el grupo de aventureros finalmente puede moverse.

Bordeaux tiene solo un cementerio en las afueras de la ciudad. Cubre un área masiva; y es por esta razón que el grupo es recibido por un flujo interminable de muertos vivientes.

Los no muertos son literalmente cadáveres en movimiento. Independientemente de si solía ser un humano o un animal, el cadáver se convierte en una bestia mágica debido a la presencia de poder mágico en su interior. El cuerpo siempre conserva su forma original. La carne descompuesta y podrida conforma su estructura, con el más desagradable olor que emana de su cuerpo.

Si solo hay unos pocos, la amenaza puede considerarse mínima; algo que algunos aventureros pueden manejar fácilmente. Pero el peligro de una legión de muertos vivientes no es una cuestión de fuerza, sino por su número. Si hay cientos de muertos vivientes, entonces la situación requiere aventureros de alto rango.

Además de eso, hay casos en que aparecen espíritus incorpóreos y altos muertos vivientes: poderosas bestias mágicas de alto rango. Las armas normales no funcionan contra estas criaturas y solo pueden ser derrotadas por medios mágicos.

Los aventureros de Bordeaux luchan por mantenerse firmes contra la corriente interminable de muertos vivientes. Con el mal olor de los cadáveres podridos que distorsionan los sentidos y el hecho de que los muertos vivientes no necesitan resistencia; Está claro que los aventureros no durarán mucho en estas circunstancias.

“Maldición! Por qué… por qué está pasando esto?”

“Nadie lo sabe! Así que cállate y sigue luchando!”

Los aventureros son empujados lentamente por la horda. Los guerreros aquí y allá se ven obligados a retirarse, y la moral general y su esperanza comienzan a disminuir lentamente.

Toda esperanza parece perdida.

Entonces una lluvia de flechas cae del cielo.

Los aventureros de Bordeaux observan con asombro cómo la ducha derriba los cadáveres.

Anessa pasa corriendo con una sonrisa.

Una nueva explosión de flechas cae del cielo y los muertos vivientes que se acercaban al área son todos tirados al suelo. Durante unos breves segundos, la batalla parece detenerse y los aventureros dejan escapar un suspiro de alivio colectivo.

En ese momento, la magia de Miriam comienza a brillar desde arriba. Los patrones geométricos aparecen como capas en el cielo. Después de un canto, los rayos caen uno tras otro. Los muertos vivientes explotan en el impacto, el suelo se desgarra de su poder. El olor a carne chamuscada se emite en el aire.

Como un borrón, Angeline salta a la acción. Acelera hacia los muertos vivientes con pasos ligeros y corta con gracia a todos los enemigos que ve abajo. Incluso un espíritu incorpóreo, un ser que es inmune a los ataques físicos, cae ante la “Valquiria de cabello negro”.

Los muertos vivientes no pueden ser derrotados por el ataque ordinario de una espada, sin importar cuántas veces se corte. Ellos son después de todo; seres creados y sostenidos por medios mágicos. Pero si la espada está impregnada de poder mágico, los muertos vivientes caerán de un solo golpe.

Los aventureros de Bordeaux solo pueden mirar con asombro la facilidad con que las chicas derrotan a los no muertos.

“Increíble… como se esperaba de un grupo de aventureros de rango S!”

“Son… las personas más poderosas que he visto…”

“Oigan muchachos! No se rindan todavía! Digo que les demostremos la fuerza de los aventureros de Bordeaux!”

Inspirado por las tres chicas, se levanta la moral de los aventureros. Y comienza el contraataque.

Belgriff observa esta escena detrás de los aventureros, con una sonrisa orgullosa involuntaria en su rostro cuando ve la habilidad de su hija con la espada. En este momento, ella no es la dulce niñita de Tornela, sino la “Valquiria de cabello negro”. Angeline.

Una verdadera aventurera de rango S.

Belgriff cierra los ojos, una cálida sonrisa persiste en su expresión pacífica.

Nunca pensé que volvería a tener este sentimiento… Me pregunto cuántas veces participé en misiones de subyugación cuando era un aventurero.

Piensa Belgriff.

Belgriff hace una pausa.

“No … hay un momento y un lugar para un viaje por el carril de las memorias”

Los ojos del aventurero retirado se endurecen mientras lentamente desenvaina su espada. La funda de cuero sisea con familiaridad por la hoja, y una sonrisa irónica encuentra su camino en la cara de Belgriff mientras da un gran paso hacia adelante.

Belgriff se desenfoca hacia adelante y con un solo movimiento de su espada, divide a un no muerto que estaba parado sobre un par de aventureros caídos. Los aventureros alzan sus voces sorprendidos.

“Tu E-Eres … Eres el “Ogro Rojo”…”

“Lamento no haber sido de mucha ayuda”

“Gracias por salvarnos! Eres realmente fuerte!”

“Eres una persona muy confiable!”

Los aventureros levantan sus armas y animan más al hombre. Belgriff no cree que sea un gran problema, pero aun así les da un guiño y una cálida sonrisa.

Los no muertos actualmente han perdido su ventaja debido al ataque inicial de Angeline y las chicas, pero sus números no muestran signos de detenerse. Todavía es solo cuestión de tiempo antes de que recuperen su impulso original.

Angeline se desliza a través de las hordas de muertos vivientes, su espada parpadea a izquierda y derecha y golpea a sus objetivos con relativa facilidad. Su cuerpo se mueve con perfecta gracia con su espada, como un baile intrincado y mortal. Ella se burla del mal olor que emite cada muerte, pero se obliga a continuar.

Mientras tanto, Anessa cubre a Angeline detrás de ella, como un halcón mirando a su presa. Cada flecha vuela direcctamente, y sin temor a golpear a su amiga.

Miriam continúa bombardeando a los muertos vivientes con su magia desde una distancia segura, destruyendo oleadas sobre oleadas de muertos vivientes.

Sasha también carga a través del campo de batalla. Aunque no es tan hábil, su vigor rivaliza con el de Angeline, derribando a las hordas a medida que avanzan.

Belgriff cierra los ojos y respira hondo. No puede moverse como Angeline o Sasha en este momento. Además, el olor del cementerio es bastante pútrido, pero no es completamente insoportable. Belgriff se concentra en los movimientos que puede hacer su cuerpo.

Él sonríe, encontrando bastante peculiar que en este momento no está entrenando; sino en medio de una verdadera batalla.

Usando su pierna protésica como eje, Belgriff gira y azota su espada, decapitando a un no muerto. Con un movimiento mínimo, el viejo aventurero se recuesta, dejando que un brazo esquelético se balancee junto a él. Usando el impulso de los no muertos, Belgriff incrusta su espada en su pecho.

Aunque su poder mágico está considerablemente por debajo del promedio, todavía puede sentir la magia que emite su cuerpo hacia su espada. No esperaba matar a los no muertos de un solo golpe. Así que está bastante sorprendido de ver que sus enemigos están cayendo sobre su espada uno tras otro.

“Me pregunto… se puede aplicar esto a otra cosa que no sean muertos vivientes?”

Sin embargo, cuando Belgriff murmura para sí mismo, otro no-muerto se acerca y ataca desde su espalda. Pero el cuerpo en descomposición es lento, nada que Belgriff no pueda manejar. Un rápido movimiento y su cabeza sale volando.

Estos movimientos no cargan demasiado su cuerpo, pero aún no se ha acostumbrado completamente a ellos.

Y eso podría dejarlo con muchas aperturas si no tiene cuidado.

“Realmente no debería pensar demasiado en ello”

Debo agudizar mis sentidos.

El piensa para sí mismo.

Luego, aprieta la empuñadura de su espada y se lanza hacia los muertos vivientes más cercanos. Sus movimientos crecen lentamente, su instinto se perfecciona con cada golpe. Su corazón se acelera y su adrenalina se acelera. Cuánto tiempo ha pasado desde que tuvo este sentimiento por última vez? Este sentimiento nostálgico de… batalla? Belgriff no puede evitar sonreír infantilmente.

Poco a poco, el combate comienza a inclinarse a favor de los aventureros gracias a la intervención del grupo de aventureros de rango S. Uno por uno, el número de enemigos se reduce.

En este tipo de situación, existen barreras mágicas que permiten a los aventureros acabar con los muertos vivientes en un instante. Pero por alguna razón, Elmore, que se supone que se ocupará de eso, no los ha activado.

Fue en este momento que el viejo Maestro del Gremio viene corriendo al cementerio. Se ve exhausto y está cubierto de sudor, pero se las arregla para llegar a donde están Belgriff y los otros aventureros.

“Tenemos una situación. Las barreras no se activarán. Esa nube negra lo está afectando de alguna manera, pero no tengo idea de cómo. Es imposible contener la situación y si esto continúa… bueno, estaremos librando una inevitable batalla perdida”

“Interfiere con las barreras. Qué podría ser esa nube …?”

Belgriff levanta la vista.

Tal vez se debió a la posición del sol, pero la nube parece menos oscura en este lugar. La densidad de la nube varía de un enlace a otro? Belgriff mira hacia la mansión de Bordeaux. En esa dirección, las nubes son mucho más gruesas y oscuras.

“Creo que viene del oeste… donde está Hazel”

Belgriff inmediatamente tiene un mal presentimiento. Si recordaba correctamente, Hazel era la ciudad gobernada por personas que no están de acuerdo con la política de Bordeaux.

“Dime Elmore, están todos los aventureros aquí?”

Le pregunta Belgriff al Maestro del Gremio.

“Sí, la mayoría de ellos están reunidos aquí. Por supuesto, actualmente hay otros en misiones, pero tenemos la guarnición que nos ayuda cuando pueden. Los residentes aún están siendo evacuados, y una pequeña cantidad de muertos vivientes también ha aparecido en varias partes de la ciudad”

Belgriff se queda en silencio.

“Un ataque enfocado que requiere de todos los aventureros y la guarnición, y una nube que bloquea la barrera que los contiene. Es bastante conveniente para un brote de muertos vivientes, no? Es casi como si hubiera alguien tirando de los hilos en alguna parte. Pero si ese es el caso, entonces… Belgriff gira la cabeza hacia la nube negra sobre la mansión de Bordeaux en la distancia.

“También puede haber otros objetivos…”

Elmore asiente, pensando mucho en las palabras de Belgriff.

“Ciertamente no es natural … Además, es bastante peculiar que algo así suceda sin previo aviso”

“Voy a la mansión de Bordeaux”

Dice Belgriff.

“Por alguna razón, las nubes son más gruesas en ese lugar. Tengo un mal presentimiento”

“Bueno… supongo que es verdad”

Elmore mira el cementerio. La mayoría de los aventureros parecen cansados ​​de la larga batalla, pero las chicas aún luchan en la línea frontal, permanecen fuertes y mantienen su resistencia.

“Iré contigo, Belgriff . Si Lady Sasha y Lady Angeline están aquí, no hay nada de qué preocuparse”

“Eso ayudaría mucho. De hecho, todavía no estoy familiarizado con las calles de la ciudad”

Dice Belgriff con una sonrisa alegre. Aparentemente, algunos de los otros aventureros estaban escuchando a Belgriff y ofrecieron su ayuda.

Unos momentos después, una pequeña fuerza se precipita hacia la mansión Bordeaux.

* * *

Los tomó completamente por sorpresa. La mayoría de los guardias de la mansión tuvieron que salir a las calles de la ciudad ya que los soldados y aventureros tenían poca mano de obra.

La planta baja está llena de muertos vivientes, y sin escapatoria, la sensación de desesperanza comenzó a extenderse. Con solo un puñado de guardias, Ashcroft apenas podía hacer nada cuando los muertos vivientes los abrumaron en la entrada de la mansión y los obligaron a ir al segundo piso. Con los guardias restantes, Ashcroft hizo una formación defensiva.

Delante de los guardias, hay un mar de muertos vivientes. Detrás de ellos, Helvetica y Selen, junto con algunos sirvientes y escoltas, están escondidos dentro de una de las habitaciones.

Las heridas que Ashcroft había sufrido en su batalla con Angeline esa misma mañana aún no se han curado por completo. Cansado y aun sufriendo sus heridas, había poco que pudiera hacer. Y si eso no fuera suficiente, entre los no-muertos ordinarios hay algunas especies poderosas de alto rango. Además, el olor desagradable no estaba haciendo favores a nadie.

En una pelea uno contra uno, Ashcroft confía bastante en sus habilidades. Pero no era un aventurero, no tiene experiencia luchando contra una horda de muertos vivientes. Los guardias hacen lo mejor que pueden, pero lentamente caen uno tras otro, y en este momento solo le quedan diez camaradas.

Ashcroft solo puede maldecirse por la precaria situación en la que se encuentran. Su propia arrogancia esa mañana lo colocó en esta situación desfavorable.

“Maldición… Qué tipo de mayordomo soy? Soy un idiota…”

No se había dado cuenta de que su orgullo había crecido tanto. Tan pronto como comenzó a ayudar con el desarrollo del territorio, su arrogancia y ego solo habían crecido. Este fue el resultado. Él, como mayordomo, había sentenciado a su propio maestro a la muerte, debido a su necedad y su ego mezquino.

Todo ese orgullo y autoestima que había sentido hasta esa mañana se había hecho pedazos. Pero no podía dejar que su mente divagara ahora. En este momento tenía que hacer todo lo posible para arreglar la situación. Si debe morir realizando sus deberes, entonces que el destino sea así.

“Somos sirvientes de la familia Bordeaux! No vacilen! No se acobarden!”

Dice Ashcroft con voz atronadora para levantar el ánimo de sus camaradas.

“Por Lady Helvetica y Lady Selen, nos mantenemos firmes!”

El mayordomo prepara su espada. Aunque su técnica no se puede comparar con la de Sasha, al menos puede hacerle un desafío digno. Incluso cuando estaba herido, su habilidad con una espada no era broma.

Sin embargo, el número de muertos vivientes no disminuye. Si uno es derrotado, otro aparece en su lugar. Los movimientos de Ashcroft y los guardias son agotadores, su resistencia y su moral se agotan mientras hacen todo lo posible para mantener su posición.

Uno de los guardias da un grito desgarrador cuando uno de los no muertos le muerde el cuello. Ashcroft tiembla y se lanza, perforando a los muertos vivientes donde se encuentra. Comprueba rápidamente el guardia y ve que su cuerpo ya no se mueve.

La mano de Ashcroft tiembla.

“Es esta la retribución… por mi actitud?”

Murmura Ashcroft. Traería su ego la muerte a su Maestra? No … se negó a dejarlos pagar por su error. Mientras viva, no fallará a sus amos.

Ashcroft se arregla las gafas y vuelve a apretar su espada con una resolución renovada. Se prepara para crear una ruta de escape para Helvetica y Sasha.

Entonces se escucha un fuerte estruendo detrás de los muertos vivientes. No suena como más muertos vivientes. Los gritos y gemidos de los no muertos permanecen en el aire, seguidos en breve por los gritos de batalla, el combate y las explosiones.

“Q-Qué está pasando …?”

El sonido de la batalla se acerca lentamente. Las olas de muertos vivientes son asesinadas por la retaguardia. Tarda unos segundos en digerir lo que está observando, pero Ashcroft se sorprende al ver el pelo rojo entre el mar de muertos vivientes.

“S-Señor Belgriff…”

“Estás bien, señor Ashcroft?”

Pregunta Belgriff. Él deja escapar un suspiro de alivio cuando ve a Ashcroft de una pieza.

El cabello de Belgriff estaba ligeramente despeinado, las pocas heridas que lucía estaban expuestas para que el mundo las viera, pero Belgriff hizo todo lo posible por ignorarlas. Algo bastante difícil para un hombre de su edad que sufre dolores en las articulaciones y los músculos. Detrás del aventurero retirado, una explosión mágica estalla, aniquilando a un grupo de muertos vivientes. Elmore continúa lanzándoles magia, incinerando a los monstruos hasta las cenizas.

“Sir Ashcroft, está bien? Dónde está Lady Helvetica?”

Pregunta Elmore al verlo.

“Uh, en el cuarto de atrás. Por qué… por qué están ustedes dos aquí?”

“Tuve un mal presentimiento… bueno, fue más una corazonada. De todos modos, me alegro de que estés bien”

Belgriff responde, riendo ligeramente.

Al ver la cara sonriente de Belgriff, los ojos de Ashcroft se llenan de lágrimas. No sabe por qué está llorando, no era de los que suelen llorar. El sentimiento de vergüenza le pega en el corazón y Ashcroft baja la cabeza mientras solloza. Al verlo en esta condición, Belgriff coloca una mano reconfortante sobre el hombro del mayordomo.

“Está bien llorar. Pero en este momento, debes guardar tus lágrimas para después. Necesitamos evacuar a todos ahora”

El mayordomo asiente lentamente, secándose las lágrimas con las mangas.

“T-tienes razón!”

Ashcroft abre la puerta de una habitación y llama a Helvetica y los demás. Lady Helvetica, Lady Selen! El número de enemigos ha disminuido! Ahora es la oportunidad perfecta para escapar!”

Helvetica asiente con una expresión tranquila. Selen parece un poco asustada, pero cuando ve a Belgriff y Elmore, se relaja.

Todos abandonan la mansión mientras se eliminan los muertos vivientes restantes. Elmore, un antiguo aventurero de Rango AA, y los aventureros que lo acompañan tienen más experiencia tratando con bestias mágicas; para que puedan matar a los muertos vivientes más fácilmente que los guardias inexpertos.

Belgriff ayuda lo más que puede, a pesar del dolor en sus músculos.

Afuera, el sol ya se está poniendo sobre el horizonte. Las nubes negras se han vuelto más espesas y la oscuridad se ha profundizado. Elmore se ve obligado a crear una pequeña esfera de luz en su mano para que todos puedan ver a dónde van. Los guardias y aventureros realizan una formación protectora alrededor de Helvetica y Selen y comienzan a avanzar.

“Por ahora, tenemos que agruparnos con las fuerzas restantes”

Le dice Belgriff a Elmore mientras busca en los alrededores.

“Si. Espero que la batalla en el cementerio haya terminado… pero Sir Belgriff, parece un poco agitado, está bien?”

Belgriff sonríe con amargura.

“Es triste decirlo, pero no he movido mi cuerpo de esta manera en años… creo que estoy llegando a mis limites“

“Entiendo, no quise entrometerme”

Elmore se disculpa, su expresión se volvió un poco sombría.

“Oh no. No seas así. Esto es solo el resultado de ser imprudente”

“Eso no me tranquiliza exactamente. Por favor, no te presiones demasiado”

Belgriff solo se ríe nerviosamente. A su lado, Ashcroft reúne el coraje para enfrentar a Belgriff.

“Yo… me lastimé el cuerpo esta mañana y no pude cumplir con mi deber debido a mi incompetencia”

Dice Ashcroft solemnemente. Parece deprimido, pero su voz sigue siendo fuerte.

“Señor. Belgriff, eres un gran hombre. Perdóname por ser grosero esta mañana”

“Qué estás diciendo? Lo hicimos a tiempo porque mantuviste tu posición. Ashcroft, lo hiciste bien. Deberias estar orgulloso”

“No es gran cosa… en serio”

Dice Ashcroft, volviendo la cara tímidamente, rascándose la mejilla.

De repente, una mano toca la cabeza de Ashcroft y agita su cabello.

“Es como dijo Sir Belgriff, lo hiciste bien, Ash”

Dice Helvetica con una sonrisa amable.

“… Esas palabras son más de lo que merezco”

Al ver las lágrimas de Ashcroft, Selen sonríe burlonamente.

“No sabía que eras un llorón, Ash”

Ashcroft se enrojece instantáneamente y desliza su mano debajo de sus lentes para cubrirse la cara.

* * *

En la parte posterior del cementerio, se puede ver la presencia de poderosa magia. El número de muertos vivientes finalmente ha disminuido y la situación parece estar bajo control.

Sin embargo, Angeline todavía siente que algo anda mal.

Ella escanea el área y busca a su padre. Hace solo unos minutos, él estaba detrás de ella, luchando contra los muertos vivientes. Angeline estaba feliz de tener la oportunidad de pelear junto a su padre, pero ahora no puede encontrarlo.

Se ha quedado atrás?

En ese momento, alguien cerca grita y señala hacia arriba. Todos los presentes miran al cielo.

Las nubes negras que cubren el cielo convergen en un solo punto y descienden al suelo, en la parte posterior del cementerio. Sopla una brisa cálida, que conecta a todos los aventureros con un suave aliento.

Angeline entrecierra los ojos. Ella conoce este sentimiento. Ella lo ha sentido antes… pero, dónde?

Cuando las nubes convergen, el cielo vespertino aparece nuevamente. El cielo se tiñe de rojo claro, y luego se vuelve púrpura y ultramar a medida que avanza hacia el cenit. Incluso se pueden ver algunas estrellas brillantes.

Bajo el hermoso cielo, se levanta un oscuro y siniestro ser.

Era una sombra como una criatura. Es como si la oscuridad de la noche hubiera tomado forma física. Sin embargo, la forma no está definida y cambia su apariencia constantemente como si fuera una bestia mágica viscosa.

El polvo como la magia se mueve a la deriva y parece penetrar la piel de las personas. Angeline respira hondo y se da vuelta, con los ojos muy abiertos.

“Otro Lord Demonio? Pero…”

El sentimiento ahora es algo diferente al de antes. La apariencia de la criatura y el medio ambiente son similares. Pero esa criatura parece una imitación.

En ese momento, Anessa y Miriam se detienen al lado de Angeline.

“Sentí que la magia se distorsionaba… qué pasa con esa protuberancia negra?”

“Cual? Oh! Eso parece una mala noticia”

“Creo que… es otro Lord Demonio”

Cuando las chicas escucharon las palabras de Angeline, inmediatamente observaron a la criatura negra.

La criatura cambia de forma nuevamente y comienza a moverse lentamente como si observara con cuidado lo que está a su alrededor. Muchas extremidades en forma de tentáculo emergen repentinamente del cuerpo principal y con ellas, la criatura comienza a moverse como una araña. Luego, el cuerpo principal parece romperse por la mitad, y de las dos mitades emergen enormes y amenazantes colmillos.

“Yo… V-volver… casa…”

Después de decir eso, varias bestias mágicas salen de su boca. Son Caminantes Oscuros, una especie superior de espíritu maligno. Es difícil ver a las bestias mágicas detrás de todo el polvo. Los aventureros hacen un escándalo, pero Angeline levanta la voz.

“Necesitamos magia de luz! Enciendan todo!”

El grito de Angeline parece tranquilizar a los hechiceros, quienes inmediatamente comienzan a arrojar esferas de luz al cielo. El cementerio oscuro está completamente iluminado, y los movimientos de los Caminantes Oscuros se vuelven lentos y débiles.

“Ahora es nuestra oportunidad! A la carga!”

Grita Sasha mientras levanta su espada.

Los aventureros reúnen sus gritos de batalla y sus armas, cargando hacia adelante.

“Ane, Miri, deja que se encarguen de los pequeños “

Angeline patea el piso sin esperar una respuesta. Ella se apresura a través del cementerio pasando a los Caminantes Oscuros hasta llegar a la criatura negra.

Con la mano apretada en el mango, saca su espada en un golpe devastador. Los tentáculos se cortan fácilmente, y cuando caen al suelo se dispersan en humo negro y desaparecen con el viento.

“No luchó… qué está pasando?”

Dice Angeline mientras sus ojos se entrecierran sospechosamente.

Angustiada por sus pensamientos, Angeline no puede ver que uno de los tentáculos de la criatura golpee su costado. La joven mujer es arrojada al aire, pero logra recuperarse y aterrizar con gracia sobre sus pies. El golpe tenía mucho poder… pero no había dolor? Angeline lleva su mano a la cadera, pero no siente ninguna herida.

“No son duros?”

Las extremidades de la criatura arremeten una vez más e intentan rodear a Angeline. Pero ni siquiera se representa un problema para la ”Valquiria de cabello negro”.

Angeline se agacha bajo el primer tentáculo, bajando su espada para un corte limpio. Ella salta sobre el siguiente ataque, detiene otro, sin dejar que un solo tentáculo la toque. Entre sus movimientos, contraataca cuando puede, cortando tácticamente las extremidades.

Pero en cada ataque es como cortar la niebla. Por alguna razón, siente que la criatura se está burlando de ella.

“Realmente crees que puedes burlarte de mí?!”

Saltando sobre el próximo tentáculo, tan pronto como los pies de Angeline tocan el suelo, levanta su espada nuevamente y estalla hacia el cuerpo principal de la criatura de la sombra. Y como se esperaba, la espada de Angeline perfora el cuerpo de la criatura con bastante facilidad.

Pero al mismo tiempo, el cuerpo parece explotar en una nube de humo negro y envuelve a Angeline.

El humo le entra por la boca y la nariz. Su hombro, que ya debería estar curado, comienza a doler nuevamente.

Esto es veneno?

Angeline intenta patear el suelo, pero no puede moverse. Es como si el humo hubiera adquirido masa repentinamente y la hubiera encerrado en su lugar. Angeline intenta luchar, pero siente que su fuerza se desvanece. Ella cae de rodillas.

En ese momento, una voz siniestra resuena en su cabeza.

“ELMISMOELMISMOELMISMO”

“Argh!”

Ella lucha por respirar, arañando su pecho. Sus hombros suben y bajan rápidamente mientras jadea por aire, pero con cada respiración Angeline inhala más humo negro. Siente que un sudor frío le recorre la espalda, un dolor ardiente brota en su hombro y la sangre comienza a salir de él.

“Qué demonios estás haciendo?”

Con un rugido final, Angeline reúne toda su fuerza restante y se separa de la criatura. Desorientada, vuela por el aire y aterriza pesadamente en el suelo. Ella se aleja unos pasos mas, sus pulmones anhlenado el aire limpio.

“Angie!”

“Q-qué pasó?”

Anessa y Miriam vienen corriendo. Sin embargo, la niebla se junta una vez más, formando la criatura negra. Derriba sus tentáculos, destruye el suelo y bloquea el camino a Angeline. Angeline siente que sus extremidades también se enganchan y se encuentra siendo levantadas en el aire.

“VUELVEACASAVUELVEACASAVUELVEACASAVUELVEACASA”

“Ugh …! Ha!”

Angeline balancea su espada con su fuerza restante y logra cortar algunos tentáculos. Sin embargo, se reemplazan más tentáculos y se ajustan firmemente al cuerpo de Angeline. Se mueven como si cada uno de ellos tuviera una mente propia, y la piel de Angeline termina cubierta de vellos erizados.

La extraña voz sigue gritando en su cabeza.

“LOMISMOLOMISMOVUELVEACASAVUELVEACASAVUELVEACASA”

Es como si su propia mente ya no fuera la de ella. Una aterradora sensación de temor comienza a hincharse dentro de ella. Era esto? En todos sus años como aventurera, nunca había sentido este sentimiento. Fue… aterrador, la asustó, y antes de que se diera cuenta, las lágrimas comenzaron a correr por sus mejillas.

“Odio esto”

“Lady Angeline!”

En ese momento, Sasha balancea su espada y se apresura al lado de Angeline. Con una de sus manos, corta los tentáculos y con la otra levanta a Angeline sobre su hombro. La voz en la cabeza de la “Valquiria de cabello negro” se detiene al instante, pero no puede mover su cuerpo como si estuviera paralizada, pero ambas de alguna manera logran escapar.

Angeline respira hondo y gime de disgusto.

“Lo siento, Sasha… no estaba lista para eso”

“Lady Angeline… qué demonios es ese monstruo?”

Pregunta Sasha mientras deja que Angeline se baje del hombro.

Al ver a la criatura derribar a un aventurero de rango S, la moral se estaba muriendo lentamente entre todos. El impacto de ver esto es demasiado, ya que los movimientos de los aventureros se vuelven inseguros.

Aprovechando la confusión, la boca en el torso de la criatura negra se vuelve a abrir y comienzan a surgir más Caminantes Oscuros desde adentro.

La situación una vez más se inclina a favor de las bestias mágicas.

Más tentáculos aparecen en el cuerpo de la criatura y comienza a avanzar sobre los aventureros. El número de Caminantes Oscuros también ha aumentado, y los aventureros se ven obligados a retirarse.

Fue en este momento que el aire tiembla como si de repente pulsara. Los aventureros se sorprenden y buscan la causa del disturbio. Una niña de unos diez años pasea entre la multitud. Su largo cabello blanco se retira de la suave brisa, y sus ojos carmesí inquebrantables perforan a la criatura con una mirada inexpresiva.

“Oye! Es peligroso! Vuelve!”

La niña se da vuelta para ver a los aventureros tratando de detenerla y ella les sonríe dulcemente.

“No te preocupes. Estaré bien”

En ese momento, algunos Caminantes Oscuros se arrojan sobre ella. Algunos aventureros solo pueden contener la respiración, mientras que otros brincan con la esperanza de alcanzar a la niña.

Cuando todo parecía perdido para la niña, ella simplemente levanta su mano derecha. Los Caminantes Oscuros son lanzados al aire, antes de caer de nuevo al suelo. Todos callan.

“Mirad! Un milagro del gran filósofo Salomón!”

En un momento, del cuerpo de la niña, un torrente de magia temible brota de su cuerpo, dirigiéndose hacia la criatura oscura. El poder mágico comienza a girar alrededor del monstruo, ganando impulso gradualmente. En respuesta a esto, el cuerpo de la criatura negra se convierte en humo negro y la magia lo impulsa hacia el cielo, dispersándose en lo alto. Como una reacción en cadena, los Caminantes Oscuros también explotan en polvo.

Todos los aventureros solo miran a la niña, con las fauces colgando. Nadie entiende lo que acaba de pasar. Fue realmente un milagro? Es como si todos hubieran despertado de un largo sueño.

“Todos! El peligro se ha ido!”

Dice dulcemente la niña, girando para saludar a los aventureros.

“Q-Quién… quién eres?”

La niña sonríe ampliamente y levanta las manos expresivamente.

“Mi nombre es Charlotte! Viajo para ayudar a salvar el mundo!”

Al mismo tiempo, se escucha el sonido de cascos y armaduras. Los aventureros alzan sus voces desconcertados y confundidos al ver un gordo a caballo.

“C-Conde Malta?”

“Qué está haciendo en un lugar como este?”

Los ojos fríos del conde Malta miran a los aventureros hasta que finalmente se da cuenta de Sasha. Se acerca a ella en su caballo y baja la cabeza burlonamente.

“Bueno, bueno, pero si no es la encantadora Lady Sasha. Parece que todos ustedes estaban en una gran lucha”

“Conde Malta, por qué estás aquí?”

El conde Malta se ríe con desdén.

“Vaya, apenas era el mediodía cuando mis hombres vieron nubes extrañas aparecer desde el oeste. Según lo que me contó la señorita Charlotte, las nubes contenían poder mágico y eran extremadamente peligrosas. Tenía un mal presentimiento, así que, como haría cualquier buen hombre, corrí hasta aquí con mi ejército. Me alegro de haber llegado a tiempo”

Habla cortésmente, pero el hecho de que no había bajado de su caballo y sigue mirando a todos desde arriba… Sasha sabe perfectamente lo que está haciendo, pero no puede acusarlo con nada.

“Aparentemente te enfrentas a algunos espíritus malignos, pero, qué pasó con la barrera?”

Continúa hablando Malta.

“La barrera se vio comprometida y no se pudo activar”

“Oh no! Que desafortunado! Eso significa que incluso si todos los aventureros se unieran, sería fácilmente superados en número! Bueno, no quiero saber qué hubiera pasado si no hubiéramos llegado a tiempo… podría la Familia de Bordeaux estar demasiado ocupada con los asuntos políticos para responder a una situación tan crítica como esta?”

Sasha mira hacia abajo con frustración cuando escucha el tono burlón de Malta. Su mano se mueve sobre su espada, ansiosa por ponerlo en su lugar. Pero ella también sabe que, sin él, no habrían matado a las bestias mágicas. Si adopta una actitud de déspota en este lugar, terminaría afectando la reputación de la familia de Bordeaux.

Al ver que Sasha no puede responder, Malta solo resopla. De todos modos, me alegro de que estés a salvo, Lady Sasha. Sería bueno que Lady Helvetica también estuviera a salvo.

“Mi hermana está en la mansión. Es mucho más seguro que este lugar”

“Oh? De verdad? No tenía ni idea”

Sasha mira enojado a Malta, que sonríe ampliamente como si encontrara esa conversación bastante divertida. Sin embargo, su expresión era desagradable. Sasha se siente incómoda con un repentino deseo de regresar a casa.

En ese momento, Angeline, que todavía se apoya en Sasha, sonríe de manera divertida.

“Aunque llega tarde, también lo hace con una actitud arrogante… así que Sasha, quién es el cerdo?”

La sonrisa en el rostro de Malta desaparece de inmediato. Su cara se enrojece y señala con el dedo amenazadoramente a Angeline.

“Qué? Cómo me llamaste mocosa?”

“Las personas que llegan tarde y buscan robar todo el crédito de los aventureros son las peores, por no mencionar que eres un imbécil… en otras palabras, tú eres lo peor”

Cuando el conde Malta escucha las palabras de Angeline, su rostro se sonroja al instante y comienza a rechinar los dientes. Pero cuando intenta responder, la cara de Sasha se ilumina con una expresión de alivio.

“Hermana mayor! Selen!”

Malta se detiene abruptamente y gira lentamente. Su expresión es la de alguien que acaba de ver un fantasma. Helvetica, Selen, Ashcroft y Belgriff han llegado al cementerio.

Helvetica sonríe estoicamente mientras asiente con la cabeza al conde Malta.

“Gracias por venir a ayudarnos desde tan lejos, Lord Malta. Yo, la condesa de Bordeaux, le agradezco”

“S-Sí… yo solo… estaba cumpliendo con mis deberes”

Aunque los labios de Helvetica sonríen, sus ojos permanecen fríos y calculadores. Ella está mirando a Malta con una mirada penetrante. El conde Malta hace todo lo posible para mantener el contacto visual, pero se da la vuelta. Él comienza a sudar.

Entonces Ashcroft levanta una ceja inquisitivamente.

“Conde Malta… no es habitual que un subordinado baje del caballo cuando habla con su superior?”

Conde Malta entra en pánico, se cae de su caballo y se inclina torpemente frente a Helvetica. Su sonrisa se ensancha un poco y, sin prestarle más atención, comienza a hablar con los soldados.

“Después de los eventos de hoy, no sabemos qué más podría pasar esta noche. Los ciudadanos deben permanecer fuera de esta área hasta nuevo aviso. Les pediré a todos que se turnen para vigilar. Y a todos los aventureros, les agradezco su ayuda. Suplico que se tomen un descanso bien merecido”

Todos los aventureros suspiran aliviados e inmediatamente se dirigen al Gremio. Helvetica, por otro lado, se vuelve hacia el conde, que seguía inclinándose.

“Conde Malta, no puedo darle la bienvenida adecuadamente debido a esta situación. Pero no viniste hasta aquí para tomar una taza de té, verdad? Y como trajiste tantos soldados, podrán ayudar con la guardia nocturna?”

El conde Malta no dice nada, salta sobre su caballo y se aleja al galope tan pronto como Helvetica deja de hablar. Charlotte rápidamente corre tras él.

Entonces Helvetica deja escapar un suspiro.

“Aparentemente, mi supervivencia terminó arruinando sus planes”

“Pero hermana, no hay evidencia. Tendrás que moverte con cuidado”

“Lo sé, Selen… Vamos entonces, tenemos que reparar la mansión”

Belgriff busca a Angeline y sus amigos. La adrenalina ya se había calmado, por lo que los efectos posteriores y las articulaciones dolorosas están empezando a aparecer. Rápidamente cojea y salta entre la multitud de aventureros, cuando finalmente la encuentra, sonríe. Luego la ve apoyada por Sasha. Inmediatamente Belgriff olvida todo su dolor mientras se apresura al lado de su hija.

“Angie! Que pasa Qué pasó? Estás bien? Estás herida?”

Angeline sonríe cuando ve la cara preocupada de su padre.

“Estoy bien… pero ya no tengo fuerzas para moverme. Así que, por favor, llévame”

Ella extiende sus manos, su rostro le ruega que la cargue.

“De Verdad? Está bien, supongo. Ven aquí”

Belgriff se agachó para que Angeline pueda ponerse sobre su espalda.

Animada, Angeline salta sobre la espalda de su padre y le da un cálido abrazo. Mientras entierra su rostro en el cabello de Belgriff , recuerda la sensación que tuvo cuando la envolvió el humo negro. Ella frunce el ceño.

“No… soy yo misma”

Murmura sacudiendo la cabeza y alejando los oscuros pensamientos.

Ahora que está en la espalda de Belgriff, era hora de descansar. Angeline está en paz y antes de darse cuenta, termina durmiendo.

Traducido por: Mon-chan

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 68564_1000x332.jpg

Anterior | Índice | Siguiente

Un comentario sobre “Red Ogre Belgriff – Capitulo 24

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s