Red Ogre Belgriff – Capitulo 27

-Es como si la nube negra de ayer nunca hubiera estado allí-

Es como si la nube negra de ayer nunca hubiera estado allí. El cielo está despejado. El viento lleva el calor de la primavera y es agradable al tacto sobre la piel. La hierba suave crece inalterada mientras varios insectos y pequeños animales corren de un lugar a otro, ocupados con sus propios asuntos.

Un Kite negro vuela en círculos en el cielo. Charlotte se queda inmóvil ante la luz del sol y mira atentamente el vuelo del pájaro, admirando su belleza y sus alas.

Lost: Kite es un ave de rapiña

Su hermoso cabello blanco despeinado y sus prendas están sucias debido a la agitación de la noche anterior.

“Al final… ni siquiera pude agradecerle correctamente…”

Ella murmura.

“Importa?”

Byaku estaba sentado a la sombra del árbol. Su ropa está destrozada y desgarrada; Sus heridas ya comienzan a mostrar signos de curación. Sin embargo, cada vez que se levanta el viento, la cicatriz en el hombro le duele y sisea un poco.

Charlotte deja escapar un suspiro y se deja caer al lado de Byaku. Ella coloca su cabeza en el regazo del niño e inspecciona su mano derecha.

Los anillos en sus dedos han perdido notablemente sus gemas. Ella no tiene más poder mágico.

“He perdido el anillo de Samigina… qué debo hacer ahora?”

“No tengo idea”

Dice Byaku honestamente. 

“Qué quiere hacer ahora, su Santidad?”

“Deja de llamarme así. No era más que una identidad falsa”

“Y tu venganza contra la Iglesia de Viena? Eso también era falso?”

“Por supuesto que no. Yo… todavía los desprecio. Eso nunca cambiará… pero…”

Ya no sé si esta es la mejor manera de hacerlo.

Piensa Charlotte, incapaz de decirlo.

Charlotte había sido hija de cierto cardenal de Lucressia. Ella fue criada en un hogar amoroso y feliz. Su familia dedicó sus vidas a la doctrina de Viena y creyó fervientemente que todas las bendiciones en sus vidas provenían del Jefe de los Dioses.

Pero cuando cumplió ocho años, alguien los acusó de ser herejes. Lucressia estaba en un estado terrible de feroces batallas políticas entre todos los cardenales de la Iglesia de Viena… y su padre estaba en medio de todo.

Pero la herejía no fue probada por los crímenes o acciones de una persona. Incluso los dioses podían hacer poco contra la influencia que el dinero y el poder tenían sobre la humanidad.

La casa de Charlotte fue investigada por la Inquisición. Su familia fue arrestada y acusada de herejía del más alto orden. Utilizaron el hecho de que Charlotte era albina como pretexto; que su cuerpo tenía demasiado poder mágico y era blasfemo.

Tal vez si las cosas hubieran sido diferentes, ella habría sido criada y entrenada como Sagrada Sacerdotisa.

Charlotte cayó en la desesperación. Cuanto más caía, más crecía su odio hacia la Iglesia de Viena. Qué tipo de orden religiosa condenaría a personas inocentes por cargos falsos?

Ella rezó, rezó y rezó. Todos los días y todas las noches rezaba para que el Jefe de los Dioses los ayudara, para salvar a todos los acusados ​​injustamente…

Pero nada pasó…

Charlotte comenzó a resentirse con la propia Viena. Su familia fue encontrada culpable de herejía. Los nobles que una vez los apoyaron, les dieron la espalda. Los clérigos amables y acogedores comenzaron a escupir y los llamaron traidores a la cara.

Ella los odiaba a todos.

Aunque otros países son más indulgentes, los herejes son despreciados en Lucressia.

Si se condenaba a un clérigo como hereje, se lo consideraba un oponente del Jefe de los Dioses y solo él recibía la pena de muerte.

Pero el padre de Charlotte era cardenal de la iglesia.

Toda su familia fue sentenciada a ser ejecutada.

Sin nada que perder, los padres de Charlotte hicieron todo lo posible para que ella escapara. Y una noche fatídica, Charlotte logró hacerlo. Ella dejó atrás a las únicas personas que la amaron. Nunca antes la joven había hecho algo tan doloroso.

Sus días se volvieron miserables, su vida diaria era una lucha. Tenía que comer de la basura y usar paños sucios y desiguales. Los sinvergüenzas tratarían de aprovecharse de ella regularmente.

Cuando vivía con su familia, nunca tuvo que pasar por dificultades. Pero durante su viaje agonizante y solitario a través de los barrios bajos, hubo momentos en los que simplemente no quería despertarse más.

Pero el recuerdo de sus padres le dio fuerzas.

Y fue entonces cuando conoció a un hombre. Este hombre le contó sobre el gran filósofo Salomón. Salomón, en compañía de todos sus Reyes Demonios, estuvo cerca de conquistar y gobernar todo el continente.

El hombre le dijo a Charlotte que ella podría convertirse en una de las sacerdotisas de Salomón.

“Con su poder, podemos salvar a todos de la Iglesia de Viena. Nadie tendrá que sufrir de nuevo… y tú, mi niña, puedes vengarte de los que te traicionaron. No sería bueno?”

Charlotte estaba fascinada. Como sacerdotisa de Salomón, ella podía ayudar y sanar a los acusados ​​y perseguidos por la Iglesia. La niña miró al hombre con una expresión que reflejaba toda la angustia y el sufrimiento que había experimentado durante ese tiempo, y voluntariamente colocó su mano en la de él.

Luego, durante dos años, viajó por el Imperio de Rodesia junto a su sirviente recién asignado, Byaku.

Con su encanto cautivador y el don de la palabra con la que nació, Charlotte difundió fácilmente la historia de Salomón a través de los barrios bajos y territorios gobernados por nobles corruptos. Además, con el anillo Samigina que el hombre le había regalado, ella pudo realizar “milagros” para atraer la atención y la financiación de los nobles codiciosos. El plan era rescatar a las víctimas de la doctrina de Viena en el Imperio de Rhodesia y luego enviarlas a Lucressia.

Pero ahora… ahora no está segura de si esto es lo correcto. Desde la noche anterior, fue como si la oscura y morbosa lluvia finalmente la hubiera despejado. Podía ver a dónde se había dirigido y temía legítimamente su resultado.

“Su mano … estaba cálida”

Charlotte recuerda a Belgriff, poniendo su mano sobre cabeza. Su padre también la había acariciado amorosamente en su cabeza.

A decir verdad, ella nunca perdonará a los nobles y clérigos de Lucressia … pero, no podría desear venganza? Y en su lugar, sentir una vez más el calor que solo un padre puede proporcionar?

Tal vez… solo tal vez, fue porque Charlotte ha renunciado por mucho tiempo a sentir ese calor que se obsesionó con buscar venganza.

Byaku está acostado de espaldas.

“Te enamoraste de ese viejo o algo así?”

Charlotte sale de sus pensamientos. 

“Gah! De qué estás hablando!? Eso es tan tonto y estúpido! Estaba pensando en él acariciándome la cabeza y cómo… cómo me recordó a mi padre…”

“Tu padre… cierto…”

Se burla Byaku, rodando los ojos.

Charlotte gruñe y sacude la cabeza. Ella toma un par de respiraciones. La niña hace una pausa y deja que la suave brisa abrace su pequeña figura.

“Umm… Byaku?”

Charlotte pregunta tímidamente.

“Qué pasa ahora?”

“Qué pasa si… qué pasa si digo que ya no quiero venganza? Seguirías a mi lado?

“…”

Byaku no dice nada. Con una respiración profunda, cierra los ojos. 

“Soy tu leal servidor. Siempre haré lo que me pidas”

“…Gracias”

Dice Charlotte, mientras sus ojos comienzan a llorar.

Byaku suspira y cepilla suavemente el hermoso cabello de Charlotte. La niña entierra la cara aún más en la pierna del niño y llora en silencio.

* * *

“Fui muy descuidada, Maestro! Parece que yo, Sasha Bordeaux, necesito un entrenamiento más riguroso! Hahaha! Ay!”

Sasha grita de dolor mientras trata de levantar su brazo izquierdo fundido. Selen se acerca rápidamente a su hermana y le masajea el hombro.

“Sasha… Es una lesión grave, debes descansar…”

“Mmm… es difícil no moverse…”

Se queja Sasha, dejándose caer en la cama mientras hace pucheros.

La mansión está completamente destruida, pero al menos todos los que están dentro de esa habitación intacta pueden reírse en voz alta.

Al amanecer, comenzaron los trabajos de limpieza de la mansión de Bordeaux y el pueblo. Es un día soleado y refrescante de primavera, es como si las sangrientas batallas de la noche anterior nunca hubieran sucedido.

Sin embargo, cuando se descubrió el cuerpo del conde Malta en las afueras de la ciudad, se produjo una gran conmoción. Varias personas se sorprendieron al descubrir que sufría heridas de espada y no la de los muertos vivientes.

Fue entonces cuando comenzaron a surgir rumores sobre el conde Malta. Sobre cómo salió a patrullar las calles por su cuenta, conoció a un grupo de forajidos y luchó contra ellos por su cuenta. El conde logró derrotarlos, pero desafortunadamente a costa de su propia vida.

Los ciudadanos terminaron aceptando la historia que Helvetica había difundido.

El conde Malta llevaba ropa elegante y, además, era un noble, por lo que era muy posible que los forajidos quisieran robarlo. Después de todo, siempre hay personas malvadas escondidas en las sombras.

Aquellos a quienes no les gustó el Conde Malta lo describieron como un accidente desafortunado, pero aquellos que lo apoyaron en su movimiento contra Bordeaux perdieron su voluntad y la coalición que habían formado terminó colapsando.

No importa cómo lo observaran, el cuerpo del Conde Malta fue un mensaje de Helvetica para aquellos que querían derrocarla.

Pero a pesar de conocer este último hecho, ninguno de los oponentes se atreve a ir contra ella.

Como era de esperar, el poder de Helvetica dentro del territorio de Bordeaux es inconmensurable. Nadie creería la historia de la dulce Helvética ordenando la muerte de Malta. Además, los otros nobles corrían el riesgo de ganarse el resentimiento de la gente si una palabra salía de sus fechorías.

Entonces, cuando Helvetica los convocó a su territorio, ninguno de los nobles tuvo el coraje de mirar a Helvetica a los ojos. Todos ellos aceptaron su castigo obedientemente. Algunos fueron confinados a arresto domiciliario, otros tuvieron que pagar multas exorbitantes. Al final, todos ellos tuvieron que jurar lealtad a la casa de Bordeaux.

Debido a la pelea entre Belgriff y Charlotte, la mansión está en un estado terrible. Tomará mucho tiempo arreglarlo todo. Debido a este conflicto inesperado, las reparaciones en el camino a Tornela no pueden llevarse a cabo por ahora y se trasladarán a una fecha posterior. Belgriff y las chicas no tuvieron objeciones.

Desde la mañana siguiente, Angeline ha estado en perfecto estado. Ella no puede quedarse quieta, su cuerpo está lleno de energía. Corre por el jardín con Anessa y Miriam, corre alrededor de ellas y recoge polvo con su velocidad, riéndose todo el tiempo.

Belgriff mira desde la ventana de la habitación de Sasha. También está lleno de energía hasta el punto de que no puede quedarse quieto; sus piernas ansiaban unirse a su hija para correr alrededor.

Él mira el elixir en su mano. Casi se ha ido, solo quedan unas pocas gotas.

“Has recibido heridas graves, Lady Sasha. Podría darte algo del elixir que recibí de Sir Ashcroft…”

“Por ​​supuesto que no, Maestro! Esa medicina fue un regalo para ti. Además, tu preocupación es innecesaria, porque sanaré en muy poco tiempo!”

“Haha, ya veo…”

“Hmm… Sr. Belgriff… Por casualidad ya ha usado el elixir?”

Pregunta Ashcroft mientras Belgriff sigue riendo.

“Sí lo siento. Usé una gota sobre Angeline, una sobre mí y otra sobre… bueno… de todos modos, ahora solo queda un poco…”

“Una… gota?”

Dice Ashcroft, con la boca abierta. 

“No lo diluiste?”

 Belgriff inexpresivo dice. 

“Huh? Ummm… no?”

Los labios de Ashcroft temblaron notablemente. 

“Bueno, supongo que olvidé mencionarlo, pero es común… bueno… diluir el elixir fuertemente con agua antes de usarlo”

“Qué?”

“Pensé que sabías…”

“No, no tenía idea…”

“Bien. Los elixires élficos, en comparación con la poción curativa diaria, están altamente concentrados. En general, debe diluirlo varias veces en agua, dependiendo de su uso, y luego extenderlo lentamente sobre el cuerpo. Los efectos secundarios de consumir el elixir de Elven directamente es un posible estado de inquietud y… Ashcroft hace una pausa mientras mira la pierna de Belgriff saltar hacia arriba y hacia abajo. 

“Una necesidad constante… de moverse…”

Él mira por la ventana para ver a Angeline corriendo, sin mostrar signos de fatiga como sus amigos. Él palidece. 

“Incluso es posible… perder el control del propio cuerpo y sentido…”

En resumen, Angeline y Belgriff se encuentran en un estado en el que no necesitan descansar y donde su cuerpo no consume energía para moverse o recuperarse.

Belgriff ahora entiende por qué se siente tan lleno de energía, aunque también se siente un poco avergonzado.

“Al final del día, solo soy un aventurero de rango E, todavía hay muchas cosas que no sé”

Piensa Belgriff mientras se sonroja.

“Haha! Como se esperaba de mi maestro! Siempre en grande! Ay!”

“Deja de moverte por favor, Sasha!”

Grita Selen.

“Haha… lo siento, lo siento…”

Ashcroft sonríe irónicamente. Belgriff se rasca la barba con una expresión seria.

Y aunque en este momento su mente está despejada y su cuerpo no duele. Es de esperar que su proceso de curación haya sido tan rápido.

También es cierto que tiene un sentimiento extraño cada vez que mueve los brazos, casi como si su cuerpo se moviera por puro instinto. Es aterrador pensar que este sentimiento continuará incluso después de que desaparezcan los efectos del elixir. Es posible que sus sentidos hayan cambiado permanentemente.

Por el momento, puede ser mejor abstenerse de esforzarse demasiado solo porque su cuerpo se siente mejor. Si continúa bebiéndolo, el efecto durará más.

Pero el elixir élfico no es algo que pueda obtenerse fácilmente.

En ese momento, Helvetica y Elmore entran en la habitación.

“Cómo estás, Sasha?”

“Bueno … tan bien como cabría esperar”

Helvetica se ríe. 

“Me alegra ver que te sientes mejor… Todos, almorcemos. Creo que el jardín está en mejores condiciones que el comedor, no les parece?”

“Estoy de acuerdo. El clima es maravilloso”

Dice Selen alegremente.

Sasha prácticamente salta de la cama. 

“Bien! Ay!”

“Señorita Sasha, por favor no se esfuerce demasiado…”

Ashcroft se apresura a apoyar a Sasha, que está a punto de caer.

Elmore se acerca a Belgriff después de que los demás salen de la habitación. 

“Sir Belgriff, gracias por todo su arduo trabajo. Gracias a todos ustedes, el daño pudo ser contenido. Yo, el Maestro del Gremio de Bordeaux, le agradezco desde el fondo de mi corazón”

“Estás exagerando. Solo hice lo mejor que pude”

“No. Pude entenderlo cuando peleamos juntos. Tu esgrima no es una vista común. Pude ver al “Ogro Rojo” en todo su esplendor”

“Haha, esto es un poco incómodo…”

Belgriff sonríe irónicamente. Todavía no está seguro de que merezca ese apodo.

“Cuánto tiempo te quedarás en Bordeaux?”

Pregunta Elmore con una sonrisa.

“Hmm, veamos… Terminé con mi misión, así que estaba pensando en ayudar un poco con el proceso de limpieza antes de regresar a casa. Tal vez me quede dos o tres días más”

“Ya veo … señor Belgriff … si no le importa, podría unirse al Gremio de Bordeaux? Con su habilidad con la espada, nadie se quejará incluso si recibes un tratamiento especial. Además, podría ser algo beneficioso para los jóvenes aventureros”

“Haha, debes estar bromeando. Soy demasiado viejo para eso. Además, la vida rural es más adecuada para mí. Agradezco la invitación, pero me temo que tengo que rechazarla”

“Es así…?”

Pregunta Elmore, sacudiendo la cabeza. 

“Es una pena, pero no se puede evitar. Yo también tomé el trabajo de oficina porque pensé que era más apropiado para mí. No quisiera obligar a alguien a cambiar su estilo de vida”

Elmore le ofrece una sonrisa a Belgriff. Él también sonríe.

No puedo decir que la idea de aventuras no me intriga.

Piensa Belgriff, mirando a Angeline por la ventana. 

Pero no creo que sea allí donde yace mi corazón.

* * *

En los días que siguen, Belgriff y las chicas ayudan a limpiar la mansión y la ciudad, pasean por las calles y hablar con los soldados del territorio. Sasha está molesta porque no puede participar debido a su lesión, pero logra obligar a Ashcroft a participar en las tareas.

Belgriff se siente algo incómodo ya que es tratado como un héroe, pero Angeline parece acostumbrada a eso. Es un poco vergonzoso que la hija se sienta más cómoda en esta situación que el padre.

Los días en el territorio de Bordeaux son tranquilos, pero es un ambiente muy diferente al de Tornela.

Era hora de que Belgriff volviera a casa. Está un poco cansado y había tantas cosas por las que estaba preocupado. Los campos son una de sus preocupaciones. Es muy probable que los niños pequeños aprovechen la situación y entren al bosque sin supervisión.

Es triste tener que despedirse de Angeline y las chicas, pero deben seguir su propio camino.

Y, por supuesto, no es una despedida definitiva.

Sin embargo, después de que Angeline descubrió que su padre se irá pronto, ella no se separa de su lado. Cuando Belgriff prepara todo para su regreso, Angeline se aferra a él desde atrás y entierra su cabeza contra la espalda de su padre.

Esta situación hace que Belgriff suspirara mucho durante el día, pero disfruta del amor que su hija está expresando.

“Angie …”

“Sí, papá?”

“Qué estás haciendo?”

“Estoy llenando mi “suministro de papá””

“El suministro de papá? Qué significa eso?”

“Es una fuente de poder que me llena de energía…”

“… En serio?”

Belgriff no entiende nada, pero mientras su hija esté feliz, entonces está bien. Al menos Angeline no exige volver con él.

Al ver la sonrisa irónica en el rostro de Belgriff, Miriam se acerca a ellos. 

“Hey ~, también quiero rellenar mi “suministro del Sr. Bel“”

“Pero Sra. Miri… los preparativos para el viaje…”

El efecto del elixir finalmente ha pasado, y esa extraña sensación que sintió el viejo aventurero también ha desaparecido. Afortunadamente, el dolor en los músculos y las articulaciones no volvió.

Gracias a esto, Belgriff no siente ningún dolor cuando Miriam casi lo tacklea. Sin embargo, no puede terminar sus preparativos para el viaje, lo cual es algo problemático.

Anessa mira esa escena con una mirada exasperada. 

“Ustedes… El Sr. Belgriff debe prepararse para su viaje a Tornela. Sin mencionar que también tenemos nuestro viaje a Orphen”

 Angeline suelta unas risitas. 

“Tú solo estás celosa…”

 Miriam mira a Anessa. 

“Deberías ser más honesta contigo misma, Ane ~”

“Qué?!”

Grita Anessa mientras su rostro se pone rojo Angeline y Miriam sonríen ampliamente.

“Es como dice la Srta. Ane. Tienes todo listo?”

Pregunta Belgriff con un suspiro.

“No traje equipaje desde el principio…”

“Los viajes ligeros son comunes entre los aventureros, Sr. Bel ~”

“Mhmm …”

Están… en lo cierto. No soy rival para los aventureros activos.

Piensa Belgriff mientras se rasca la cabeza.

Aún así, debe preparar sus cosas. Afortunadamente, Belgriff tampoco trajo mucho equipo. Trajo algunos cambios de ropa y otros elementos esenciales. Desafortunadamente, compró algunas otras cosas en el territorio Bordeaux.

Mucho, en realidad.

Bordeaux es una gran ciudad y los comerciantes vienen de todas partes con sus exóticas mercancías.

Belgriff compró bolsas de azúcar y sal. También compró especias, alcohol destilado para mantenerse caliente y un utensilio de cocina de hierro de alta calidad. Ninguna de estas cosas se puede encontrar en Tornela y Belgriff terminó comprando algunas cosas a un comerciante muy insistente.

En resumen, Belgriff tiene bastantes recuerdos. No hay mucho comercio en Tornela, por lo que Belgriff no está acostumbrado a comprar.

“Ya no puedo culpar a Angie”

Dice Belgriff con una sonrisa al recordar cómo su hija regresó a Tornela con un carruaje lleno de recuerdos. Padre e hija son similares en los hábitos más extraños.

Belgriff recibe el caballo y el carruaje que Angeline y las chicas usaron en su viaje. Pueden llegar a Orphen fácilmente porque viajan ligeras. Además, no tienen uso para el caballo y el carruaje de vuelta en Orphen, y muy pronto el camino a Tornela se volverá más activo.

El carro está cargado y listo para funcionar.

“Y pensar que vine aquí solo para entregar una carta”

Piensa Belgriff, encontrando la situación un poco divertida.

Gracias al hecho de que los preparativos comenzaron al amanecer, todavía hay tiempo antes del mediodía. Si Belgriff se va ahora, es posible que llegue al próximo pueblo antes del anochecer. No le importa acampar, pero las noches serán frías.

“Bueno… todo está listo”

Belgriff levanta los brazos y se asegura de que las riendas estén firmes.

Angeline y las chicas también han terminado sus preparativos y se levantan para despedirse de Belgriff. Sasha también está allí, apoyada en el hombro de Selen.

Helvetica y Ashcroft no están presentes ya que están ocupados con los asuntos del territorio, y Elmore tuvo que regresar al Gremio.

“Maestro! Lamento no haber podido entrenar más contigo! Pero la próxima vez… definitivamente te haré sentir orgulloso!”

Dice Sasha, con una triste sonrisa en su rostro.

Belgriff se ríe cálidamente. 

“Asegúrate de recuperarte primero, Lady Sasha”

“El señor Belgriff tiene razón, hermana”

Selen acaricia suavemente a Sasha en los hombros. La más joven de las hermanas se vuelve hacia el aventurero retirado y se inclina respetuosamente. 

“Sir Belgriff, muchas gracias por ayudarnos. Espero que vuelva a visitar Bordeaux. Te recibiremos con los brazos abiertos”

“Gracias señorita Selen. Definitivamente las visitaré si tengo la oportunidad”

La mirada de Belgriff cae sobre Angeline, que parece estar al borde de las lágrimas. Olfateando, salta al carruaje y abraza a Belgriff con fuerza. Ella entierra su rostro en el pecho de su padre, respirando su aroma una vez más.

Belgriff acaricia la cabeza de Angeline con una sonrisa irónica. 

“Ahí, ahí. Eres tan mimada como siempre Angie”

“Hmm…”

Angeline mira hacia arriba y mira a Belgriff a los ojos. Entonces una mirada de vigor enciende las llamas en su mirada. 

“Bien! Lo he decidido! Haré lo mejor que pueda… Haré lo mejor que pueda para trabajar duro y volveré en otoño”

“… N-No es eso demasiado pronto?”

“Está bien. Quiero probar tu comida cuando regrese, de acuerdo?”

Después de decir eso, se da vuelta para ver a Miriam y Anessa. Ambas asienten en concordancia.

“Fue poco tiempo, pero me divertí mucho”

“Iré a jugar de nuevo ~!”

Belgriff les sonríe tiernamente. Se inclina hacia adelante y agita las dos cabezas juguetonamente.

“Ustedes dos… nuestro hogar es ahora su hogar. Las estaré esperando”

Toma un tiempo para que se den cuenta. Cuando lo hacen, las chicas se enrojecen de vergüenza, sus rostros se calientan.

A lo lejos, se puede escuchar el sonido de los pies corriendo por el suelo.

Cuando Belgriff levanta la vista, ve a Helvetica corriendo por la calle. Cuando Helvetica llega al carruaje, se apoya en la rodilla de Belgriff, jadeando y plagada de sudor.

“Bien… llegué a tiempo”

“Señorita Helvetica. Pensé que estabas ocupada…”

“De qué estás hablando? Mi reputación se arruinaría si ni siquiera puedo despedir a nuestro benefactor”

Dice Helvetica con una sonrisa. Ella toma un par de respiraciones profundas. 

“Por favor visítanos de nuevo… y-yo … te estaré esperando”

El viejo aventurero sonríe y se inclina respetuosamente. 

“Estaría encantado, señorita Helvetica”

Después de decir eso, Belgriff siente un aroma dulce y fragante. Le lleva un tiempo procesarlo, pero siente que algo suave se planta en su mejilla. Sus ojos se abrieron como platos, llevándose la mano a la mejilla.

Helvetica se ríe con picardía cuando ve la expresión de Belgriff y luego pone su dedo juguetonamente sobre sus labios. 

“Esta vez fue en tu mejilla… Me pregunto dónde será la próxima vez~?”

Lost: Belgriff las tiene haciendo cola :v

“…Por favor, no te diviertas tanto a costa mía”

Belgriff se rasca la cabeza con una expresión tímida. Siente que alguien tira de su cuello con fuerza. Belgriff se encuentra cara a cara con Angeline haciendo pucheros.

“Papá…”

“S-Sí, Angie…”

“Entonces te gustan las mujeres maduras…”

Belgriff comienza a sudar. 

“Qué estás diciendo?”

La situación se ha vuelto un poco complicada. Angeline mira a Helvetica, pero la condesa se ríe descaradamente. Anessa y Miriam se han sonrojado y se están riendo a carcajadas.

Belgriff solo sacude la cabeza.

“Mi, mi… creo que es hora de que me vaya ahora”

Angeline abraza a Belgriff por última vez. Belgriff agita la cabeza de Angeline y ella se baja del carruaje. Entonces Belgriff tira de las riendas y el caballo comienza a moverse por el camino.

“Que tengas un buen viaje, papá!”

Grita Angeline desde atrás.

“Hasta pronto ~!”

“Que tengas un buen viaje!”

Miriam y Anessa también levantan la voz.

Así que aquí es donde nos separamos nuevamente, eh?.

Piensa Belgriff con una sonrisa solemne.

Se da la vuelta.

“Cuídense! Todas ustedes!”

El carruaje se mueve constantemente por el camino de regreso a Tornela. El cielo es de un azul vibrante y la brisa acaricia suavemente la piel. Los campos de hierba bailan al viento, el olor fresco envía un estremecimiento de felicidad a través de Belgriff.

Fue pacífico.

Traducido por: Lost

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 68564_1000x332.jpg

Anterior | Índice | Siguiente

Un comentario sobre “Red Ogre Belgriff – Capitulo 27

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s