Red Ogre Belgriff – Capitulo 30

-Una figura alta vestida con una gabardina-

Una figura alta vestida con una gabardina negra viaja por la ladera de la montaña. Atado a su espalda hay una espada casi tan alta como él. Su cabello plateado y sedoso cae naturalmente dentro de su gran capucha, cubriéndose la cara. Sus manos están callosas por los años.

La figura desciende la montaña a un ritmo constante, observando casualmente su entorno. Una suave brisa comienza a soplar y su gabardina revolotea.

“Esa chica rebelde. A dónde diablos se fue?”

Gruñe la figura, cansada e irritada.

A medida que se acerca al pie de la montaña, el claro del bosque comienza a revelarse. Alrededor de la figura hay un campo de hierba cálida bailando a la suave brisa.

Su mirada no tiene obstáculos mientras sus ojos se centran en el pequeño pueblo visible cercano. Puede ver rebaños de ovejas siendo pastoreadas, con perros ocasionales ladrando.

La figura piensa cuidadosamente por un momento y una vez llega a una conclusión, comienza a caminar hacia el pueblo.

* * *

La bestia mágica con forma de galgo ruge y salta hacia el hombre más cercano, solo para que una cuchilla oscilante la encuentre a medio camino. El joven tropieza por el peso de su swing y cae de espaldas.

Otra bestia mágica salta desde detrás del galgo, solo para que una lanza aparezca repentinamente y se incruste en el costado de la bestia.

“No te alejes demasiado!”

Grita Belgriff desde lejos.

“Concéntrate en derribar una bestia a la vez!”

Belgriff instruye a los jóvenes del pueblo desde una distancia cercana, con la mano en su espada y listo para intervenir de ser necesario. Están al pie de una ladera cerca del bosque, luchando contra una manada de galgos que de repente aparecieron en las cercanías.

Solo hay diez hombres capacitados en todo el pueblo. La táctica fue simple pero extremadamente efectiva. Una fila de frente con escudos para contener cualquier ataque, mientras que aquellos en la retaguardia atacan con lanzas desde una distancia segura.

Belgriff y Duncan observan cómo se desarrolla todo desde cerca, listos para reaccionar si algo salía mal. Después de una hora de combate, los hombres finalmente salieron victoriosos. Un par de ellos sufrieron heridas leves, pero ninguno resultó gravemente herido.

En general, un muy buen resultado.

“Bien hecho”

Dice Belgriff mientras camina hacia el grupo.

“Ahora vayan por algo de beber, todos lo merecen”

“Hehe. Crees que podría ser un futuro aventurero de rango S en formación, señor Bel?”

“Cualquier cosa es posible si pones tu corazón en ello. Pero si te vas de la aldea, no estará triste Angas…?”

“Umm … sí, pero …”

“Y la realidad es mucho más dura que esta. En este momento, Duncan y yo estamos aquí en caso de que algo salga mal. Pero allá afuera… ahí es donde reside el verdadero peligro, tendrás que arriesgar tu vida todos los días. E incluso si no pierdes tu vida, podrías perder una de tus piernas, como yo”

Belgriff patea el piso con su pierna artificial y el joven mira hacia el suelo, incapaz de mirarlo a los ojos.

“Si entiendo…”

Belgriff ofrece una sonrisa triste, antes de colocar su mano suavemente sobre el hombro del adolescente.

“Pero … creo que todos ustedes hicieron un muy buen trabajo hoy”

Después de eso, Belgriff les dice a los jóvenes que es hora de volver a la aldea.

Luchar contra las bestias mágicas es una buena experiencia para los jóvenes del pueblo, pero también es un gran cambio para ellos, ya que hasta ahora solo estaban acostumbrados a una vida tranquila y sin preocupaciones.

No importaba cuán hermosa y pacífica era Tornela, no había mucho que hacer en este pueblo. Al principio, la mayoría de los jóvenes tenían el deseo de aprender a luchar y convertirse en aventureros, y al luchar contra verdaderas bestias mágicas, finalmente pudieron experimentar un poco de la realidad. En algunas familias, no solo el tercer o segundo hijo quiere convertirse en aventurero, sino también el primer hijo. Esta situación ha causado cierto disgusto entre los adultos de la aldea.

Belgriff también tenía sus reservas. Se convirtió en un aventurero y, por esta razón, no quiere descartar los sueños de los jóvenes, pero también entiende el disgusto de los padres.

Además, el pueblo enfrentaría problemas si todos los primogénitos y herederos de las familias se fueran en busca de aventuras. Es por eso por lo que Belgriff es algo reacio a mostrar la vida de un aventurero a los jóvenes de la aldea a pesar de la difícil situación que tienen en sus manos con el estallido de bestias mágicas.

“Sin embargo, las cosas no pueden permanecer sin cambios para siempre…”

“Qué debo hacer cuando las cosas comienzan a cambiar? He estado vivo durante más de 40 años y todavía hay tantas cosas que no entiendo. Cuanto más aprendo, más me doy cuenta de que soy tan pequeño en este mundo tan grande”

Belgriff niega con la cabeza. Hubo un tiempo para pensar, y no era ahora.

Hace unos días, una caravana llegó a Tornela. El pueblo irradia energía festiva, el aire lleno de música gitana sin parar. Filas de objetos exóticos se muestran en una línea a través de las varias carpas en el centro de la plaza del pueblo.

Belgriff sonríe irónicamente y les pide a los jóvenes que limpien y almacenen sus armas adecuadamente antes de dispersar al grupo para que hagan lo suyo.

Cuando los jóvenes se van, Belgriff piensa en el entrenamiento que tuvieron hoy. Tanto él como Duncan planean dejar a estos jóvenes a cargo de defender el pueblo de las bestias mágicas mientras se dirigen al bosque para investigar. Pero a pesar de que los jóvenes se están acostumbrando a pelear, Belgriff no puede evitar sentirse ansioso por la situación.

No son aventureros. Son los niños de la aldea, a quienes había visto crecer desde la primera vez que abrieron los ojos. Si salieran lastimados o peor…

Duncan le da una palmada en la espalda a Belgriff, antes de sonreír y levantar su hacha sobre su hombro.

“Los muchachos de este pueblo tienen muy buenos instintos. Si los entrenamos bien, se convertirán en buenos aventureros”

Belgriff sonríe levemente, mirando a cada uno de los jóvenes desaparecer a lo lejos.

“Si, tienes razón. Pero si todos se van, Tornela podría simplemente dejar de existir”

“Hmmm”

Duncan se frota la barbilla pensando.

“Es complicado, no? Pero creo que entiendo la preocupación. Dejé mi casa para convertirme en un aventurero”

“Puedo relacionarlo. Realmente lo hago, pero yo… Una vez que tengas hijos Duncan, también entenderás los sentimientos de los adultos en el pueblo. He pasado más tiempo en este pueblo de lo que he pasado como aventurero…”

“Y aun así lograste ser tan fuerte como eres”

Dice Duncan con una risa atronadora, golpeando la espalda de Belgriff una vez más.

“Pensé que la única forma de fortalecerse era a través de la emoción de la caza, la prisa de una pelea a muerte… Pero cuando te conocí, Bel… Bueno, simplemente me di cuenta de que todos somos diferentes. No todos serán como tú o yo, y crecerán a su manera. Quiero decir, mírate. Superaste la pérdida de tu pierna y te convertiste en un guerrero espléndido”

“Bueno… no lo sé. Supongo que no quería que mi hija creciera más que yo… Tengo que admitir que a veces… Angeline parecía que había nacido para ser una aventurera … me puso un poco celoso. Y si hubiera continuado como aventurero? Habría entrenado mi esgrima en este sentido? No sé, tal vez a estas alturas, habría perdido más que solo un pie”

“Al final, no hay más remedio que seguir creciendo …”

Murmura Belgriff.

“Huh? Dijiste algo?”

“No… nada importante. Solo hablando conmigo mismo”

Dice el con una sonrisa irónica.

“Bueno, entonces voy a almorzar. Me muero de hambre!”

Dice Duncan con voz atronadora.

Pero cuando Duncan se da vuelta para alejarse, de repente se escucha un gran alboroto en la plaza. Belgriff mira sospechosamente el lugar, antes de estirarse para agarrar el hombro de Duncan.

“Duncan, puedes regresar primero. Te alcanzaré más tarde”

“Huh? Paso algo?”

“En realidad no, seré rápido”

“Huh … Tal vez sea algo menor…”

Duncan menciona mientras inclina la cabeza, pero al final, se va.

Cuando Belgriff llega a la plaza, puede ver a un extraño visible de pie en medio de la plaza. El extraño no parece pertenecer a la caravana e inmediatamente atrajo la mirada y los murmullos de los aldeanos.

El hombre lleva una gabardina gris que cubre bien su figura. Su cabello plateado es largo como la seda fina, sus rasgos faciales son refinados y demasiado hermosos. Atado a su espalda hay una espada masiva casi tan alta como él. Pero lo que destaca son sus orejas puntiagudas.

“Oh? Es un elfo?”

“Su cabello es plateado y sus orejas puntiagudas … No hay duda …”

“Pero… Qué está haciendo un elfo en un lugar como este …?”

“Lo siento, no quise asustarlos …”

Dice el elfo mientras mira a su alrededor con una expresión tímida. Su voz es profunda, pero detrás hay un tono de elegancia relajante.

Los aldeanos se miran, sin saber qué hacer ahora. Todos parecen nerviosos por acercarse al elfo y comienzan a murmurar entre ellos.

Tornela se encuentra en la parte más septentrional del ducado. Al otro lado de la cordillera, incluso más al norte que Tornela, se encuentra el territorio de los elfos. Los humanos rara vez visitan el territorio élfico no solo por su difícil ubicación sino también porque es mucho más frío que Tornela y está rodeado de espesos bosques.

Además, los elfos no visitan con frecuencia el ducado, por lo que no hay mucha interacción entre los dos territorios. Ocasionalmente, un comerciante visitaba el territorio élfico para vender o intercambiar bienes, pero no hay mucha más interacción que esa.

Los elfos son mucho más parecidos a los arcanos en comparación con los humanos, capaces de seguir siendo jóvenes y vivir mucho más. Maria, la ex aventurera de Rango S conocida como “La Asesina de Dragones”, también ha dejado de envejecer gracias a su destreza mágica, pero incluso ella no está al mismo nivel que los elfos.

Todos los elfos son extremadamente hermosos. Están acostumbrados a una vida tranquila, centrada más en la espiritualidad que en la riqueza u objetos materiales. El comportamiento distinguido y los gestos de los elfos hacen que sea difícil ver a los humanos de vez en cuando.

Pero este no es el caso con Belgriff. En el pasado, un joven elfo había sido parte del grupo de aventureros de Belgriff. Por esta razón, el viejo aventurero siente un poco de nostalgia al verlo.

“Bienvenido a Tornela señor Elfo. Me llamo Belgriff. Si no te importa que te pregunte, qué te trae por aquí?”

El elfo sonríe cuando ve a Belgriff. La cara del elfo tiene algunas arrugas profundas y el paso del tiempo se refleja en sus rasgos, a pesar de que se supone que su poder mágico lo ayuda a preservar la eterna juventud.

“Un placer conocerte, Belgriff. No soy más que un viajero, pero me disculpo por la conmoción que parezco haber causado”

“No, por favor no te ofendas. Los elfos son muy raros en estos días, por lo que no me sorprendería que fuera el primero”

“Es eso así? Pido disculpas por la falta de consideración “

Dice el elfo mientras se inclina.

Sintiendo las miradas de la gente del pueblo sobre él, Belgriff invita tímidamente al elfo a su casa para mantenerlo alejado de miradas indiscretas.

Duncan estaba bastante sorprendido con la llegada del elfo, pero no se quejó de la repentina visita.

“Hahaha! Siempre logras sorprenderme, Bel!”

“Lamento haberte hecho esperar, Duncan … Perdón por el desastre, señor Elfo, pero por favor entra y ponte cómodo”

“Gracias”

El elfo lleva una silla a una de las paredes y se sienta en ella. Belgriff prepara un poco de té y le ofrece al elfo una taza.

“Puede que el té no cumpla con tus estándares, pero espero que te guste”

“Muchas gracias…”

El viejo elfo sorbe silenciosamente el té caliente. Al verlo beber el líquido, Belgriff deja escapar un suspiro y se desploma en una silla.

Duncan mira al elfo y luego a la gran espada en la pared, entrecierra los ojos y acaricia su barba. Aparentemente, Duncan puede sentir el aura guerrera que emana del elfo.

“Hmmm … esa espada se ve muy bien equilibrada, artesanía espectacular”

Los ojos del elfo se entrecierran cuando escucha las palabras de Duncan.

“Ho … parece que sabe lo suyo señor …”

“Duncan. Era un guerrero errante como tú, pero llevo un tiempo andando por aqui. Si no te molesta, me gustaría escuchar tu nombre”

“Oh, lo siento mucho, dónde están mis modales? Me llamo Graham”

Tan pronto como escucharon ese nombre, tanto Belgriff como Duncan se congelaron.

“Graham? Como en … Lord Graham, el “Paladín” élfico?”

Graham se ríe de la pregunta de Belgriff.

“Bueno, supongo que algunas personas me han llamado así”

Duncan se abrió y cerró como un pez.

“Nunca pensé que conocería a uno de los héroes más grandes de todos los tiempos … me siento honrado de conocerte, Lord Graham”

“Eso esta todo en el pasado Duncan”

Dice Graham casualmente, agitando y tomando otro sorbo de su té.

“Solo soy un viejo elfo ahora, mucho más allá de mi mejor momento. Y me gustaría mantenerlo así si no es demasiado problema”

Él sonríe descaradamente.

El elfo “Paladin” Graham. Es prácticamente una leyenda viva entre los aventureros. Es un guerrero tan poderoso que se ganó el apodo de “El Paladín Caballero Sagrado” después de la heroica historia de su conquista contra muchos Lords Demonios de todo el continente.

Fue el primer elfo en ser aventurero, conocido tanto por Elven como por humanos. Incluso los niños crecerían escuchando historias del Paladín elfo.

Pero … Qué hace un héroe como él en Tornela?

“Si no te importa que pregunte, qué estás haciendo en un lugar como este, Lord Graham?”

Pregunta Belgriff

“Hmm, para decirte la verdad, estoy buscando a alguien”

“Y esa persona está aquí?”

Pregunta Duncan mientras se acaricia la barba.

“Bueno, no puedo decir con certeza. La he estado rastreando durante algún tiempo antes de encontrar esta área. Vi este pueblo desde la ladera de la montaña, así que decidí que este sería un buen lugar para descansar por el momento”

“Ella? Entonces estás buscando una mujer?”

Graham asiente y toma un sorbo de té una vez más.

“Esa chica es muy inmadura, nada como lo que debería estar actuando alguien de su estado”

“Es ella una noble élfica?”

“Bueno, me atrevo a decir que es más importante que eso”

Dice Graham con un suspiro.

“Ella es la única hija de Oberon, el rey élfo del bosque occidental”

* * *

Angeline coloca la barbilla sobre la mesa y observa las gotas de agua que se forman fuera del vaso. Las gotas comienzan pequeñas, pero se vuelven grandes cada vez que absorben el líquido condensado a su alrededor hasta que finalmente se deslizan por el vidrio.

Las voces alegres de los niños jugando se escuchan en el jardín.

Una brisa fresca sopla a través de la ventana abierta y sacude las cortinas desteñidas. Por fuera el sol de verano brilla intensamente, la habitación permanece oscura y oculta de su doloroso calor.

Ella está en el orfanato adyacente a la iglesia ubicada en el centro de Orphen. El orfanato es un edificio de dos pisos hecho de madera y piedra.

Gracias a las verduras que Anessa trae consigo en cada ocasión, las Hermanas han logrado crear un pequeño huerto en el patio.

Anessa y Miriam siempre intentan traer a Angeline cuando visitan el orfanato para ver cómo va todo. Desde el principio, los niños y las hermanas le dieron una cálida bienvenida a Angeline, y ella agradecidamente les trajo dulces y recuerdos.

Esta mañana, las tres chicas también visitaron el orfanato y ayudaron a limpiar las habitaciones y a cuidar el jardín.

Sin embargo, a pesar de la insistencia de Angeline, siempre es tratada como una invitada especial. Al ver a sus amigos interactuar tan íntimamente con las Hermanas, Angeline no puede evitar sentirse alienada, a pesar de que sabe que no lo hacen a propósito. Si bien no es un sentimiento desagradable, estaría mintiendo si dijera que no la afecta un poco.

Incluso ahora, ella está descansando en la cocina sin hacer nada ya que su ayuda no es necesaria.

Es como si Angeline viniera a jugar o descansar en lugar de ayudar al orfanato, pero como siempre trae recuerdos, nadie la reprocha. Esto la hace sentir un poco incómoda.

En ese momento Anessa abre la puerta y entra a la cocina. Ella trae una canasta de verduras con ella. Todas las verduras se ven recién cosechadas y una alumbrante variedad de verdes brilla de forma saludable.

Anessa coloca la canasta sobre la mesa y mira a Angeline, con preocupación escrita en toda su cara.

“Qué estás haciendo?”

“Estoy perdiendo el tiempo, lentamente perdiéndome en la inevitable fatalidad del aburrimiento … tú?”

“Cosechando vegetales. Sabes, sé que te sientes mal y todo, pero el señor Bel estaría decepcionado si te viera ahora”

“No estaría decepcionado … mi papá es muy amable”

Dice Angeline mientras hace pucheros.

“Geez”

Anessa suspira. Ella saca las verduras de la canasta.

“Vamos, ayúdame a preparar el almuerzo”

“Gracias a los dioses, pensé que nunca preguntarías”

Dice Angeline, poniéndose de pie.

De repente, varios niños entran por la puerta gritando y corriendo. Estos niños aprenden a hacer todo en el orfanato, desde leer y escribir hasta las tareas del hogar. Y una de estas tareas es cocinar.

“Todos! Lávense las manos primero!”

Una hermana joven aparece detrás de los niños y comienza a dar instrucciones a los niños que intentan tomar las ollas y los utensilios de cocina.

Las Hermanas de la iglesia siempre hacen todo lo posible para educar a los niños que llegan a sus puertas. La directora del orfanato, quien crió a Anessa y Miriam, es una mujer mayor, pero la Hermana a cargo de la cocina aún es joven.

Se llama Rosetta, es alegre y amable. Los niños la adoran y ella se lleva muy bien con Angeline.

“Qué vamos a preparar hoy, señorita Rosetta?”

“Mmm, tenemos muchas verduras, y Angie nos trajo un poco de masa. Por qué no las hervimos y hacemos un poco de pasta? Ane, podrías traer una olla llena de agua?”

La hermana Rosetta usa un delantal, un hábito azul ultramar. Su hermoso cabello castaño brillante está oculto bajo el hábito. Se arremanga y comienza a cortar las verduras con una habilidad increíble y enciende el fuego en el horno mientras instruye a los niños.

Angeline comienza a amasar la masa para la pasta mientras observa a Rosetta desde atrás. Incluso debajo del hábito, uno puede ver que la figura de Rosetta es delicada pero firme. Ella tiene una hermosa figura de reloj de arena.

Una madre no necesariamente necesita tener un cuerpo voluptuoso, pero sí necesita delicadeza.

Piensa Angeline para sí misma.

Anessa también tiene una figura delicada y firme, pero aún no está lista para ser madre. En esos aspectos, Rosetta parece más que lista. Ella solo tiene veintinueve años. Pero ella siempre es activa y feliz cuando tiene que cuidar a los niños. Ella tiene algunas pecas en sus mejillas y aunque no es una belleza, tiene una cara encantadora. Pero curiosamente, ella no tiene un aura de “madre”, sino más bien una sensación de “hermana mayor”.

Si quiero que mi papá se case, tendré que seguir apoyándolo desde las sombras.

Piensa Angeline, y sus ojos muestran su ardiente determinación.

Ella amasa la masa, perdida en sus pensamientos sobre las cualidades de Rosetta como madre.

“Uh … señorita Angeline, no cree que es suficiente?”

Pregunta Rosetta con una sonrisa.

“La masa ya debería estar lista … tal vez un poco demasiado hecha …”

“Llámame Angie”

“Le ruego me disculpe?”

“Puedes llamarme Angie”

“Ah… o-está bien”

“Dime, hermana Rosetta”

Dice Angeline, pasando la masa casualmente a la monja. Ella acerca su rostro y mira profundamente a los ojos de la monja.

“Alguna vez planeas casarte?”

Al escuchar la pregunta de Angeline, una expresión de sorpresa aparece en el rostro de Rosetta.

“Oh… Por qué preguntas eso tan de repente?”

“Creo que serías una muy buena novia …”

“Q-qué estás diciendo, señorita Angeli… Angie! No deberías bromear así con los adultos. Las mejillas de Rosetta se sonrojan de vergüenza y empuja al frente de Angeline”

“No estoy bromeando”

Dice Angeline frunciendo el ceño.

“No te gustaría conocer a mi papá?”

“Eh?! Qué estás diciendo?!”

“Mi papá es un poco mayor que tú, pero te garantizo que es una buena persona”

“A-Angie! Creo que tu pequeña broma ha ido demasiado lejos”

“Hablo en serio … creo que serías una buena madre, hermana Rosetta …”

“E-Ese no es el problema …”

“Eres linda, trabajadora, y estoy segura de que serías una buena esposa”

“Yo … Uuuh …”

Angeline mira a Rosetta con una expresión seria, lo que hace que la Hermana se sienta cada vez más avergonzada y comience a salir vapor de su cabeza. Además, los niños continúan corriendo tras ella.

En ese momento, Anessa golpea a Angeline ligeramente en la cabeza.

“Deja de decir tonterías, tonta”

“No es una tontería … lo digo en serio”

“El señor Bel es quien tiene que decidir quién será su esposa. No puedes andar preguntandole a cualquiera que conozcas”

“Solo estoy hablando de una entrevista de matrimonio … Es una oportunidad para que se conozcan”

“Bueno… supongo que eso depende de la hermana Rosetta”

Angeline sonríe triunfante.

“Piénselo, Hermana Rosetta … Mi papá realmente es un buen hombre”

“Hahahaha… V-vamos, t-tenemos que preparar la comida. Todavía hay muchas cosas que hacer!”

Dice Rosetta sin dar una respuesta exacta a la solicitud de Angeline, y luego corre al fregadero.

En ese momento, Miriam entra a la cocina con una bolsa llena de víveres.

“Estoy de vuelta con las compras! Todo listo… Señorita Rosetta, por qué tiene la cara roja ~?”

“No es nada!”

Grita Rosetta.

Traducido por: Mon-chan

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 68564_1000x332.jpg

Anterior | Índice | Siguiente

Un comentario sobre “Red Ogre Belgriff – Capitulo 30

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s