Monster Musume no Oisha-san – Caso 02

La arpía que no podía volar-

“Parece que Illy está de acuerdo con verte”

Dijo el anciano de la villa.

Ha pasado cerca de medio mes desde que Glenn llegó al pueblo de las arpías.

El esguince de Kay ha mejorado bastante y ya ha sido dada de alta de la clínica temporal de Glenn. Aunque no cambiaba el hecho de que debía guardar reposo, ahora estaba ayudando con algunas de las tareas simples que habían en la casa donde se estaban quedando con Tisalia.

Lorna seguía siendo la que acompañaba a Tisalia cuando tenía que salir, pero a este paso, era obvio que más temprano que tarde Kay se uniría a sus viajes. Glenn pensó que era perfecto que el momento en que estuviera completamente recuperada coincidiera con su descenso de la montaña.

Sin embargo, había un problema en ese plan.

La principal razón de su visita era la de “Examinar a la arpía Illy” con la que todavía no se había encontrado.

Glenn no podía irse hasta tener la oportunidad de examinarla.

De igual forma, ha seguido manejando la clínica en la villa hasta que ella estuviera lista para ello, pero…

“No hace mucho, ella me dijo que no le molestaría verte”

“Es en serio?”

El anciano asintió fuertemente.

Glenn había sido invocado a su casa.

Era una estructura de madera como el resto, pero tenía un estilo esplendido que era apropiada para la vivienda del líder del pueblo.

Cuando escuchó que la visita involucraba a Illy, Glenn le dijo a Sapphe y ambos se apresuraron para encontrarse con el anciano.

Sin embargo…

“Pero solo bajo ciertas condiciones”

“… Condiciones?”

La mirada afilada del anciano apuntaba a un costado de Glenn. Parecía que él no era el único que había sido convocado. A su lado, con un rostro que parecía tener un signo de interrogación sobre su cabeza, estaba Tisalia.

“Así es”

Dijo el anciano.

“Sus estipulaciones son, que ella desea que la hija de los Scythia te acompañe”

“Qué, yo…?”

El color de la confusión se hizo aún más profundo en el rostro de la centauro.

Ella ha estado en continuas negociaciones con el anciano de la villa para poder establecer una rama de servicio de entrega para Transportes Scythia. Glenn había escuchado de Lorna, que las negociaciones iban bien y los documentos ya estaban siendo intercambiados entre ambas partes. Como la hija de la compañía, su trabajo estaba, en su mayoría, terminado.

Todo lo que faltaba hacer era esperar que la lesión de Kay sanara completamente, después de eso ellas descenderían de la montaña con Glenn y los demás.

Él estaba seguro que el poder de los centauros sería necesario, aun cuando estarían bajando la montaña esta vez.

Tisalia y sus sirvientas también estaban esperando que el trabajo de Glenn en la villa terminara por completo, pero en cuanto a sus deberes, parecía que realmente no había nada más que tuvieran que hacer en ese lugar, el las había encontrado tomando el sol o disfrutando de las aguas termales de vez en cuando.

“Eres conocida de la señorita Illy, Tisalia?”

Preguntó Glenn.

“En ese momento, cuando pensé que estaban en peligro y me apresuré a salvarte, pero… realmente no conocí a las arpías secuestradas…”

“Si, así es…”

Dijo él. Tisalia y sus doncellas, junto a los peleadores de la Arena, habían ayudado a salvar a las arpías que habían sido capturadas por los traficantes. Sin embargo, ella y los demás solo se habían encargado de los bandidos que habían atacado a Glenn pero no habían entrado directamente en su guarida. Glenn no tiene idea de en qué oportunidad Illy pudo saber quién era Tisalia.

Sin embargo…

“Seguramente escuchó sobre su Señora hablando con los otros niños”

Dijo el anciano.

“Mi señora es un tanto sobresaliente después de todo”

“Eso tiene algo que ver con su enfermedad actual?”

Preguntó Glenn.

“No lo creo…”

Entonces, Illy dijo que quería conocer a Tisalia. Glenn estaba de acuerdo con el anciano de que su petición no tenía nada que ver con el mal que estaba causando que sus plumas cayeran. De igual forma, se preguntaba si solo era porque quería conocer a una centauro, algo que no se ve comúnmente en el pueblo.

Sin embargo, incluso si su condición era solo para satisfacer su curiosidad, significaba que Glenn podía finalmente examinar a Illy, quien hasta ahora, se había rehusado a verlo.

“Probablemente ya sepa esto, pero Illy sigue siendo una niña”

Dijo el anciano con pesimismo.

Era cierto. De todas las arpías capturadas, Illy era la más joven.

“Además, está preocupada porque sus plumas se están cayendo y ahora es incapaz de volar. A diferencia de un pájaro viejo como yo, una jovencita sentiría una gran ansiedad al no poder hacerlo. Si Glenn la viera, al menos ella podría calmarse un poco… Al menos así es como lo sentimos nosotros”

“Naturalmente. Me aseguraré de examinarla apropiadamente”

Respondió sin pensarlo dos veces. Era una de las principales razones de la visita de Glenn después de todo.

“Pero, La señorita Tisalia…”

“Tambien iré, por supuesto! No importa que obstáculos me encuentre, si puedo ser de ayuda para el doctor, entonces estaré aún más feliz de hacerlo”

Tisalia era tan confiable como siempre.

“De cualquier forma”

Dijo Glenn.

“No puedo examinarla sin conocerla primero. Esta bien si lo hacemos de esta forma, cierto Sapphe?”

“Si, Doctor. Dependiendo de su condición, ella podría necesitar medicina, así que voy a preparar algunas. Sin embargo…”

Sapphe miró de reojo a Tisalia. Glenn se preguntó si ella iba a decir algo que empezaría otra discusión, pero con un rostro lleno de tranquilidad, ella dijo:

“Ignorando cualquiera que sea la razón para que ella haya llamado a la señorita Tisalia, debo decir que… el hecho de que ella lo acompañe podría terminar causando problemas”

“Espera un momento, Sapphe. Que significa eso?”

Preguntó Tisalia.

“No estoy siendo sarcástica o tratando de sugerir algo. El anciano acaba de informarnos que la señorita Illy es una niña, pero ella tiene catorce años… Está atravesando la pubertad. Lo que quiero decir es que el corazón de una tierna jovencita no es algo que pueda entenderse fácilmente”

Un silencio cayó sobre todos ante las palabras de Sapphe.

Glenn se dio cuenta que Illy tenía casi la misma edad de Lulala, La cantante de Lindworm, cuyas examinaciones no fueron exactamente sin problemas. Glenn tomó muy en serio las palabras de Sapphe, diciéndose a sí mismo una vez más que debía concentrarse y lidiar con la joven arpía como todo un caballero.

“De cualquier forma, por favor permítanos encontrarnos con ella de una vez”

Dijo él.

El anciano asintió profundamente ante las palabras de Glenn.

* * *

Guiado por los jóvenes del pueblo, Glenn llegó al lugar donde Illy se estaba quedando. Era una casa un poco más alejada de las demás. Había escuchado que era un edificio usado para tratamientos médicos y recuperación, así que estaba en un lugar apartado.

Illy era incapaz de volar y no podía ir a su casa construida en el muro de piedra, pero Glenn pensó que estar tan separada de la villa era probablemente algo especialmente desalentador para ella.

“Supongo que para una arpía ser incapaz de volar es como si un centauro fuera incapaz de correr”

Dijo Sapphe.

“O que una lamia perdiera la habilidad de deslizarse”

Respondió Tisalia.

Sapphe y Tisalia parecían estar de acuerdo, pero Glenn sintió que ambas estaban un poco apartadas de esa línea de pensamiento.

Ser capaz de volar era un don dado solo a los insectos y aves, y a cierto número de monstruos.

Un pájaro puede caminar sobre tierra y ver el mundo desde la perspectiva de un humano, pero las personas jamás serían capaces de volar por ellos mismos. Pensando al respecto, Glenn estaba seguro de que la angustia por la falta de vuelo para una arpía estaba mucho más allá de su comprensión.

Con eso en cuenta, el anciano del pueblo parecía estar bien con ser incapaz de volar, era posible que estuviera pensándolo demasiado, pero aun así…

“Con permiso”

Empujando la puerta de madera, Glenn entró a la cabaña.

El interior del cuarto estaba oscuro.

El lugar no parecía estar en un área que recibiera mucha luz del sol, tampoco había ningún tipo de iluminación interior en la habitación.

Glenn cerró un poco sus ojos en busca de Illy, sin embargo, fue una silueta la que pudo distinguir en la oscuridad.

Eran plumas blancas.

“Esto es…”

Estaban sobre todo el piso de la cabaña. Habían algunas grises y negras mezcladas también, aunque no sobresalían en la oscuridad. Glenn agarró una de ellas por reflejo. Se habían caído, pero no había pasado mucho tiempo de ello, ya que las puntas seguían estando rectas.

“Una pluma de vuelo!”

Larga y robusta. Admirando su magnificencia, Glenn inmediatamente llegó a una conclusión.

Cuando una arpía extendía ambos brazos, estas plumas eran las que más sobresalían de su cuerpo. Las aves también las tienen, funcionaban efectivamente para poder volar. Si estas plumas se desprendían, el balance de la arpía estaría arruinado, haciendo que la dificultad de volar fuese aún mayor. Las aves criadas en cautiverio tienen estas plumas intencionalmente removidas para asegurarse de que no puedan escapar, así de importante eran.

Glenn pensó que sería problemático limpiar todo, así que las dejó justo donde estaban. El siguió buscando con su mirada y pudo visualizar una sombra en el fondo de la habitación con una manta sobre su cabeza.

La sombra estaba mirando a Glenn a través de una pequeña abertura.

“Es bueno verte otra vez”

Glenn saludó a la sombra. Detrás de él, Sapphe hizo una reverencia, mientras que Tisalia saludaba con su mano, sonriendo alegremente.

“Me recuerdas? Soy Glenn Litbeit, el doctor quien te trató antes. Has estado bien desde entonces?”

“… Te parece que estoy bien?”

“Tienes un buen punto, tu condición parece ser un poco seria, cierto?”

Glenn suspiró. Cuando el consideró como ella ha estado encerrada en esa sucia y desordenada habitación, tuvo el sentimiento de que ese ambiente le hacía mucho más daño mentalmente que la propia enfermedad que sufría.

Illy sacó la cabeza de la manta.

Antes, cuando estaban tratando su oviducto impactado, Glenn no tuvo oportunidad de ver bien su rostro, pero al verla ahora, pudo darse cuenta que tenía características de una fuerte voluntad. El asumió que la rojiza irritación en el borde de sus ojos se debía al llanto.

Sapphe encontró una escoba y parecía tener la intención de limpiar. Tisalia, como siempre con su actitud, abrió las ventanas y empezó a ventilar un poco el espacio. Algo había estado cubriendo los cristales, Glenn se dio cuenta.

“Esa es la señorita Tisalia?”

Preguntó Illy.

“Así es”

Respondió Glenn.

“Ella ha venido con nosotros justo como lo pediste. Necesitas algo de ella?”

“Bueno, si…”

La actitud de Illy era un poco cortante y directa.

Glenn no pensó que serían bienvenidos después de que ella se haya rehusado a verlo hasta el día de ayer, pero su mirada estaba fijada en Tisalia, quien había empezado a ayudar a Sapphe con la limpieza.

“Me dejaras examinarte?”

Preguntó Glenn.

“Seguro… Hey Doctor, que sucede conmigo?”

“Eso es lo que voy a intentar averiguar. Estas de acuerdo?”

“Entiendo…”

Glenn estaba empezando a pensar de que este sería un caso mucho más complicado de lo que esperaba.

Illy no miró a Glenn a los ojos ni por un momento. Él se sentía inseguro de cuál sería la mejor manera de lidiar con una joven chica que atraviesa la pubertad. Incluso las respuestas ante sus preguntas eran bruscas.

“Por ahora, voy a quitar esta manta”

“Como sea”

Glenn se deshizo de la manta que envolvía a Illy.

Era una chica joven con un impresionante cabello rojo. Estaba un poco despeinada cuando estuvo cautiva por los traficantes de esclavos, pero ahora estaba apropiadamente arreglada. El cabello en la punta de su cabeza estaba levantado, pero él sabía que solo era por la pluma de su cresta. También había un pelaje esponjoso bajo sus plumas que se extendía desde el frente hasta la parte de atrás de su cuello.

Aunque lo que realmente se hacía notar, eran sus brazos y piernas.

Sus extremidades superiores, las cuales eran parecidas a los brazos de un humano, tenían la forma indistinguible de las alas de una arpía. El color de fondo de sus plumas era rojo como su cabello, pero mientras más extendiera sus alas, se notada una graduación del blanco al negro en sus plumas de vuelo. El tono de color de sus alas estaban algo opacas.

Sin embargo, las alas de Illy parecían ser más grandes en comparación a su cuerpo. Glenn tenía la sensación de que ella debía tener una gran habilidad para volar.

Sus piernas tenían afilados talones como un halcón. Glenn pensó que una patada de su parte debería causar un dolor inmenso. Tenía la impresión de que esta joven arpía podría atacar con sus piernas si tratara de resistirse a la examinación, así que hizo una nota mental de tener cuidado con eso.

“Por favor levantarte y extiende tus alas para mi”

“Esta bien”

Illy sube sus brazos. Justo como Glenn había pensado, eran un poco grandes comparadas con su cuerpo.

Las formas y tamaños de ciertas especies de monstruos, incluyendo a las arpías, podrían variar dependiendo de la región donde vivian. Las diferencias entre estas subespecies podía ser bastante intensa. Por ejemplo, mientras que la subespecie de un centauro solo podía diferir entre el tamaño y el color de su pelaje, las diferencias entre subespecies de sirenas y arpías podrían ser mucho más notables.

Las arpías particularmente tenían una variedad de características, debido a la gran cantidad de colores y formas que sus plumas podrían tomar, además de la variación en el tamaño de sus alas y la forma de sus crestas. El color individual de las plumas era principalmente heredado por sus padres, pero en la práctica, una diversa combinación de colores y formas podían encontrarse, lo suficiente como para poder decir que no habían arpías que compartieran el mismo plumaje.

Algunas tipo raptor lucían más como búhos y halcones, mientras que otras se asemejaban más a aves que no vuelan como avestruces y gallinas, otros aun vivían estilos de vida de aves marinas en las costas de las islas del mundo. Aun así, nunca fue posible categorizar generalmente todas las diferentes subespecies de arpías. Sin embargo, ya que todas ellas podían casarse y tener hijos entre sí, significaba una posibilidad de que sus características individuales terminaran mezcladae en el infante que producían.

Glenn se preguntaba qué tipo de características le habrían heredado sus padres, para poder darle esa apariencia.

“Hmph…. Hazlo rápido”

Dijo Illy.

Glenn empezó tocando la base de sus alas, lo que vendrían a ser sus brazos si ella fuera humana. Era cerca de esa área que las extremidades de las arpías se convertían en alas de aves. Glenn observó muy de cerca la zona donde la piel se convertía en plumas. Sin embargo, no había nada especialmente fuera de lo ordinario. Aunque la base de sus alas era sensible; era una zona donde patógenos latentes estaban al acecho.

“Voy a tocarlas, esta bien?”

“Hm… Ah, uuunh”

Illy se movió levemente pero no dio ninguna otra indicación que mostrara su deseo de que Glenn dejara de tocarla.

El empezó a acariciar sus alas, pero no había nada inusual tampoco.

“Voy a ir un poco más profundo ahora”

“Ah! Hnh!”

Glenn comenzó a forzar sus dedos entre las alas de Illy.

Con la mayoría de sus plumas de vuelo habiéndose desprendido, la densidad de sus alas era un poco débil, Glenn rápidamente alcanzó la superficie de la piel de Illy. El área donde sus plumas se habían caído se sentía áspera como la piel de un ave, pero eso en sí mismo era normal. De hecho, Glenn no encontró nada que fuera particularmente extraño.

Se preguntaba si no habían otras partes de sus alas que pudieran exhibir signos de algo fuera de lugar y empezó nuevamente a introducir sus dedos entre sus plumas.

“Asegúrate de decirme si duele”

“A este nivel no duele nada… Hn, hng”

No había ninguna hinchazón o sangre en algún lugar.

Cuando escuchó que sus plumas estaban cayéndose, lo primero que pensó fue que se debía a algún tipo de enfermedad dérmica. Aun así, la piel de Illy era firme y parecía estar en buen estado. Él no podía encontrar ningún rastro de lo contrario. Incluso trató de tocar la piel en las puntas de sus alas y aun así no encontró irregularidades.

“Señorita Illy, sus alas se sienten con comezón o hay algún dolor?”

Preguntó el.

“No realmente…”

No habían lesiones externas tampoco.

Incluso los humanos experimentarían hinchazón y pérdida de cabello si cepillan su cabeza. Glenn había pensado que ella podría estar lidiando con algo similar, pero ya que no tiene lesiones, estaba seguro de poder excluir esa posibilidad.

Nuevamente empezó a palpar su ala con sus dedos y esta vez empezó a examinar los alrededores del plumaje rojo que aún no se había desprendido. Estaba protegido con una gran capa de aceite y grasa. Su plumas de fondo estaban en excelentes condiciones. Los productos hechos de pluma de arpías eran considerados de alta calidad. Además de ser excelentes para mantener el calor, la suavidad inherente de las arpías era algo que otros materiales tenían dificultades en imitar.

“Voy a halarlas un poco, esta bien?”

“Apresúrese”

Illy era extremadamente fría y corta en sus respuestas. Glenn había tenido problemas con Lulala en el grado extremo de la vergüenza cuando tuvo que examinarla, pero esta helada recepción y nivel de indiferencia lo hacía igual de problemático a su propia manera.

“Nh-ah!”

“Duele?”

“Esta bien…”

Aun cuando haló las plumas rojas, no mostraron señales de querer desprenderse. Eso no fue ninguna sorpresa, ya que solo era una específica porción de sus plumas las que estaban cayéndose… las fuertes y robustas plumas de vuelo en la parte externa de sus alas.

A través de estos exámenes, Glenn determinó que era improbable que su malestar fuese causado por algún tipo de enfermedad en la piel.

Era posible que el estrés fuera el causante de la perdida de sus plumas, pero tenían un gran brillo y estaban en buena salud. Considerando las cosas desde la perspectiva de la salud mental, Glenn estaba seguro de que su tiempo con los traficantes de esclavos había sido mucho más agotador psicologicamente que su situación actual.

“…Hm”

“Que?”

“Tienes apetito? Estas comiendo apropiadamente?”

“Hmph”

Illy sacó algo del bolso que tenía en su cintura, un puñado de nueces tostadas. Habilidosamente tomándolas con sus alas, Illy empezó a comerlas.

“Solo como esto. Hay algún problema?”

“No, esta bien. No necesitas forzarte a comerlas justo ahora”

Glenn lo interpretó como que tenía apetito pero no podía comer nada substancial. Las arpías prefieren comer nueces y granos, de cualquier forma. No significaba que hubiese algo malo con su dieta o hábitos alimenticios.

Ella pudo haberme dicho eso simplemente.

Pensó Glenn.

Se preguntaba si había algún significado oculto en mostrarle físicamente que ella podía comer, o si fue simplemente porque no estaba acostumbrada a hablar.

“Puedes mostrarme tu cabeza?”

“Huh? Por qué?”

“Quiero ver tu cresta”

En respuesta a la abrupta proposición, Illy miró a Glenn.

Glenn hizo todo lo posible para no asustarla y respondió con una gran sonrisa, pero ella rápidamente dio un paso hacia adelante y le presentó su cabeza. Ella lo miraba con sus ojos hacia arriba; parecía que tenía la guardia alta.

Glenn se preguntaba el por qué estaba actuando tan hostil en primer lugar. No podía recordar hacer algo que la molestara.

“Voy a tocarla ahora”

“Mhm…”

Illy acercó sus alas a su rostro e hizo una extraña expresión.

La cresta que sobresalía en la cima de su cabeza tenía un rojo grisáceo. A primera vista, solo lucia como un pedazo de su cabello levantado, pero su cresta no salía de su piel como el cabello, en su lugar estaba conectada a su huesos.

“Hn”

Hasta cierto punto, Illy podía moverla de abajo hacia arriba a voluntad.

La cresta de una arpía tenía diferentes roles, como indicar su presencia hacia sus compañeros, o ser una característica atractiva para el sexo opuesto, pero como Illy era capaz de moverla levemente, parecía que no había ningún problema con eso.

“Duele?”

“Hace… cosquillas…”

Glenn tuvo dificultades tratando de sostener la cresta dado que se movía de un lado hacia otro.

Tuvo el repentino e inconsciente reflejo de perseguirla y jugar un poco con ella, pero eso habría sido claramente algo que esta más allá de lo que su posición requería, se las arregló para controlarse a sí mismo. También tuvo la mala sensación cuando vio cuanto parecía molestarla y apartó la mano de su cabeza.

“Ahora, solo falta una cosa”

Glenn deslizó sus manos sobre su cuerpo.

“H-hyaaah?!”

Ante el llanto agudo de Illy, tanto Tisalia como Sapphe apartaron la mirada de sus labores de limpieza y se enfocaron en Glenn.

“Oh, lo siento! Mantente firme, esta bien?”

“T-tu.. Ah! Tan repentino…! Huah?!”

“Déjame tomar tu temperatura”

“P-pero di eso primero… Aaaagh!”

Los dedos de Glenn estaban en las axilas de Illy. La clínica tenía termómetros de mercurio, pero eran fáciles de romper y no eran lo suficientemente precisos.

Como un termómetro de buena calidad no se había desarrollado todavía, su método más confiable para medir la temperatura era su intuición y experiencia.

Desde la esquina de sus ojos, Glenn podía ver a Sapphe lamentándose y suspirando. Claramente pensó que había arruinado las cosas una vez más de alguna u otra manera, pero era imposible que pudiera detenerse ahora.

Los hombros y axilas de Illy estaban descubiertos, algo común entre las arpías. Considerando la estructura de sus alas, las mangas habrían sido una molestia.

“Hyahn!”

“Por favor no te muevas”

“E-estan… F-frias!”

“Si, estoy seguro que mis manos deben sentirse frías para ti. Las arpías tienen una temperatura corporal naturalmente alta”

“Urrrggghhh!”

Illy trataba de resistirse, su cara se tornó roja, pero Glenn le había dado órdenes estrictas de no moverse. Si ella se movía de una forma incorrecta, la exactitud en la medición de temperatura podría disminuir.

Como si finalmente se diera por vencida, Illy dejó caer sus alas y dejó de resistirse.

“Treinta y ocho grados. No hay problemas con tu temperatura… Gracias, con eso concluye la examinación”

“Doctor!”

Dijo Sapphe.

“No le dije que fuera mas considerado?!”

“Gwah!”

Glenn, atrapado por una cola de serpiente, dejó salir un sonido extraño.

Él pensó que esta vez había metido la pata absolutamente y se dejó llevar por Sapphe.

Ella soltó a Glenn en el suelo viendo que ya era tarde, pero estaba segura de haber transmitido su molestia.

“Doctor… Esta bien?”

Preguntó Tisalia.

“Esa serpiente es un poco violenta, no es así?”

“No quiero escuchar eso de una mujer caballo que solo sabe resolver las cosas con su lanza!”

Respondió Sapphe.

“Las dos, tranquilas. Seguimos en presencia de un paciente”

Aun cuando seguía envuelto en la cola de Sapphe, Glenn permanecía calmado y concentrado.

Illy parecía tener una expresión con las mejillas infladas, pero seguía mirando directamente a Glenn. Sus ojos lucían serios y honestos. El conocía esa mirada bastante bien. Eran los ojos de un paciente esperando sus resultados. Una mirada que preguntaba con miedo que enfermedad era la que se escondía en su cuerpo.

“Doctor… que tipo de enfermedad es?”

“No es una enfermedad”

Glenn respondió con la voz más gentil que podía hacer.

“No estas enferma. Tus alas se están cayendo porque estas mudando. Esto sucede con el cambio de estaciones… Las plumas que se han desprendido volverán a crecer pronto. No te preocupes”

Al igual que muchos animales que cambian su pelaje de verano por uno mucho más cálido para el invierno, las arpías mudaban para adecuarse a los cambios de estaciones. No había ningún problema con su salud física, y no había ningún desprendimiento causado por estrés. Además, ya que no habían daños externos o lesiones en la piel, significaba que este problema no era generado por alguna enfermedad. Era solo un fenómeno fisiológico.

“Deberías asegurarte de comer apropiadamente y descansar bien, además de tratar de recuperar tu habilidad para volar tan pronto como sea posible”

“… Estas mintiendo”

Illy mordió sus labios. Ella estaba mirando al suelo para que Glenn no pudiera darse cuenta de su expresión, pero ella estaba frustrada.

“Eso no puede ser verdad”

“No estoy mintiendo. No estas enferma”

“No estoy enferma?! Qué?! Eso no puede ser! Esto es algo que nunca me había sucedido! Claro, mis plumas siempre se caen y vuelven a crecer al final de la temporada, pero… Aun así era capaz de volar cuando eso sucedía! Hasta ahora siempre HE PODIDO VOLAR! Es imposible que por mudar mis plumas sea incapaz de hacerlo!”

Ella no era capaz de volar esta vez, incluso sus plumas de vuelo estaban mudando. Las alas de las arpías eran muy delicadas y con solo perder un par de ellas podrían causar un efecto inmediato en su habilidad para andar por los cielos.

“La cantidad es más alta de lo normal, eso es todo. A veces sucede. Perder la habilidad de volar debido a la muda es algo que pasa a menud-“

“Te equivocas! Nunca he sido incapaz de volar por esto! NO ES NORMAL!”

“Pero no estas enferma…”

“Como sea!”

Illy dio un golpe en el piso con su pie en frustración y molestia.

Glenn no podía saber qué es lo que la puso tan histérica. Ella estaba deseando estar enferma? Tenía el sentimiento de que ese no era exactamente el caso.

“No voy a escucharte mas, eres un cobarde! Ni siquiera quiero verlos! Los odio!”

“Espera un momento, Illy. Cálmate un poco y escuch-“

“…!”

Lo que sucedió a continuación, fue algo que Glenn pensó que ella había hecho por reflejo.

Él se acercó, pensando que debería intentar tranquilizarla. Sin embargo, posiblemente debido a su poco apropiado método para medir la temperatura de hace unos minutos, una expresión llena de miedo llegó al rostro de Illy y aventó su pierna hacia Glenn.

Unas piernas de raptor, las cuales terminaban con talones afilados que podían desgarrar la carne humana.

Glenn se detuvo cautivado por las garras a medida que se acercaban hacia él desde abajo, como una guadaña.

“Discúlpeme”

Dijo Tisalia, deteniendo su ataque con un palo de escoba extendido en frente de la pierna de Illy. Si las cosas hubiesen continuado así, la cara de Glenn habría sido profundamente cortada. Tisalia se mantuvo perfectamente calmada y se interpuso entre los dos, protegiendo a Glenn de los talones de la chica arpía como si estuviera tratando con un niño.

“Las aves sí que tienen un mal habito de patear, no es así?”

Dijo ella.

“Hmph! Grrrrrrrrrr!”

El rostro de Illy estaba completamente rojo. Lucia como si no supiera si debía estar enojada o si debía llorar, estuvo ahí de pie temblando por un momento, hasta que finalmente decidió irse apresuradamente pasando a un lado de Tisalia.

“Hey, espera, Illy!”

Glenn la llamó.

Era imposible detenerla.

Illy era sorpresivamente rápida mientras corría. Lo suficiente como para hacer que Glenn pensara que con piernas tan rápidas no había necesidad de volar en primer lugar.

“Ahora, que hacemos…?”

“Sí que tiene poco tacto, Doctor”

Sapphe no dudó en aventar otro golpe sobre aquel Glenn rechazado.

Sin embargo, tenía una expresión problemática mientras se frotaba las escamas que estaban junto a sus ojos.

“Aun así… Siento que algo no encaja. No importa que tan poco considerado pueda ser usted, realmente fue tan necesario molestarse así?”

Glenn pensaba algo similar. Tenia la sensación de que la razón de su enojo no tenia nada que ver con algo que el haya hecho, pero si ese fuera el caso, entonces cual era esa razón? Glenn estaba seguro que no estaba equivocado en su diagnóstico, pero se preguntaba si tal vez no había sido capaz de explicárselo apropiadamente.

“Como sea, vamos tras ella. No sabemos a dónde puede ir en su estado actual”

Dijo él.

“Tiene razón, debemos apresurarnos”

Las arpías eran conocidas por hacer cosas a su propia manera bajo circunstancias normales, otras razas de monstruos a menudo las llaman despistadas y olvidadizas, pero la causa de eso estaba en su personalidad impulsiva. Había una alta posibilidad de que Illy pudiera hacer algo inesperado por simple desesperación. Su especie tiene la tendencia de perder el rumbo y fijarse en algo, ignorando todo lo demás cuando se enfocan en una cosa en particular.

Glenn no podía evitar preocuparse por lo que pudiera suceder al ver lo molesta que estaba.

“Doctor, puedo decir algo?”

Preguntó Tisalia, pasando la escoba que usó para defender a Glenn del ataque de Illy hacia Sappe.

“No cree que ir tras ella en este momento empeoraría la situación?”

“P-puede que tengas razón…”

“Discúlpeme si es muy presuntuoso de mi parte, pero…”

Tisalia miraba fijamente la dirección a la que Illy se había dirigido.

“Puede dejarme esto a mí? Casualmente, tengo mucha confianza en la fuerza de mis piernas”

Pisando fuerte y acariciando sus patas delanteras, ella sonrió alegremente.

* * *

Era fácil para Tisalia Scythia perseguir a Illy.

La chica arpía, de hecho, era bastante rápida. Sin embargo, no había monstruo con piernas más capaces para correr en espacios abiertos que un centauro.

Salió a toda velocidad de la cabaña, siguiendo las marcas dejadas en la tierra generadas por los talones de la joven.

Esta fue la evidencia que Illy había dejado atrás cuando forzosamente salió corriendo, siendo incapaz de volar.

Las marcas que Tisalia siguió terminaron en el banco de un rio que fluía a través del pueblo. Al lado de ese lugar, las arpías agrupaban trozos de madera cortada para guardarlos. Usando esa madera, construían sus esplendidos hogares, ya sea en el suelo o en las paredes del precipicio.

Illy estaba descansando en esa área.

Le dio una mirada afilada a Tisalia.

“… Solo tu? Qué hay del doctor?”

“Pensé que incluso si él venía, no escucharías nada de lo que tuviera que decir de igual forma”

“Así que lo entiendes”

“Tienes algún asunto conmigo, cierto?”

Tisalia Scythia frecuentemente sentía un par de ojos que la miraban en el tiempo que ha estado en la villa. Illy casi siempre estaba afuera en los alrededores del pueblo y solo se aseguraba de estar en los lugares en los que Glenn no pudiera verla.

La centauro no estaba segura del por qué la arpía estaba tan interesada en ella. Cualquiera que sea la razón, había sido examinada por el doctor para poder conocerla.

“Un poco indirecta tu forma de hacer las cosas”

Dijo ella.

“Si querías hablar conmigo, solo podías haberme preguntado directamente”

“El anciano me dijo… que si quería hablar con la heredera de los Scythia, tenía que dejar que me examinaran… No es como si eso importara igualmente”

“Ya veo”

En otras palabras, Tisalia pensó que esta había sido la estrategia del Jefe de la villa desde el principio. El aciano con aspecto de águila parecía ser alguien que hacia las cosas con calma, pero resulta que realmente era alguien muy astuto.

“T-tu eres una luchadora de la arena, cierto?”

Preguntó Illy.

“Si… Por qué?”

Tisalia encontró un poco insolente el que Illy se dirigiera a un monstruo que acaba de conocer con un simple “Tu”, pero hizo todo lo posible para responder calmadamente. Se repitió a sí misma en su cabeza, que sería completamente irrazonable molestarse por las palabras de una niña.

“Yo he ido a ver un montón de encuentros”

Dijo Illy.

“He abandonado mi trabajo aquí en la villa para volar y pararme en uno de los pilares de la arena. Puedes ver las peleas gratis desde ahí, sabias eso?”

“Naturalmente, si ni siquiera las personas que compran su entrada pueden sentarse ahí, no me importa si pagas o no”

Ciertamente era un privilegio para aquellos que podían volar. Los pilares que rodeaban la Arena tenían la misma altura que el campanario de una iglesia. Los únicos capaces de llegar fácilmente a ese lugar eran las arpías y otros monstruos capaces de volar.

Como una luchadora de la Arena, Tisalia no se sorprendió de como Illy presumía tan claramente que veía los encuentros sin pagar.

“Ya no puedo volar… ahora que tengo este problema”

“Sigo sin saber hacia dónde vas. Exactamente qué es lo que quieres?”

“Quiero ser como tú”

Illy miró a Tisalia directamente a los ojos, mientras los suyos brillaban fuertemente.

Tisalia estaba bastante segura de que esta era la primera vez que Illy levantaba su cabeza, la chica arpía que no quitaba la mirada del suelo durante la examinación de Glenn.

“Eres tan increíble y brillante. No se tu nombre ni nada respecto a ti, pero pensé que eras muy genial cuando te vi peleando en la arena”

“Si eres una fanática, entonces me gustaría agradecerte. Pero ese no es el caso, cierto?”

“Quiero hacer lo que tú haces”

Tisalia dejo salir un gran suspiro. El atractivo de la Arena eran sus luchadoras femeninas. Era algo por lo que Lindworm era conocido.

Habían muchos, tanto monstruos como humanos, que aspiraban a tal profesión. Era cierto que la aparición de la belleza mezclada con batallas era algo encantador, si alguien lograba convertirse en un luchador de alta clase, el prestigio y las recompensas por conseguirlo eran extraordinarias. Pero por supuesto, no era sencillo convertirse en un peleador de la Arena.

Aunque eran imitaciones, las armas estaban permitidas. Y a menos que el árbitro hiciera uso de su autoridad en los encuentros, los combatientes chocaban entre sí con toda su fuerza dentro de ese pequeño coliseo.

Las peleas siempre resultaban con lesiones, el dinero que venía con el premio para los de bajo rango era más pequeño que el llanto de un gorrión.

Aun así, a pesar de eso, el horario siempre estaba repleto de encuentros todos los días durante todo el día.

Había un entrenamiento, así como varias pruebas para poder calificar. Tisalia se preguntaba si Illy estaba preparada para soportar todo eso.

El clan Scythia hizo sonar su nombre a través del continente por su trabajo como mercenarios, aun así la gran heredera del clan guerrero solo estaba en el tercer rango de luchadores.

El rango más alto de la arena estaba repleto por personas increíbles. La absoluta y excepcional habilidad que se requiere para llegar al pináculo se hacía evidente al ver a la antigua número uno: Kunai Zenow, una artista marcial no-muerta incapaz de morir incluso si era cortada en pedazos.

“Solo querer ser una luchadora no significa que serás capaz de convertirte en una”

Dijo Tisalia.

“Lo haré! Este pueblo es muy pequeño para mí! Solía vivir en los barrios bajos de la ciudad… Lindworm encaja más conmigo que esta villa!”

“Odias este lugar? Todos aquí son amables, cierto?”

“No es eso. El anciano y todos los demás son buenas personas, pero… Yo solo… Cuando dejaba mi trabajo, e incluso ahora que ya no soy capaz de volar, siguen siendo amables conmigo… Es por eso que no puedo soportarlo! Es incomodo estar en un lugar como este donde no se deshacen de alguien tan inútil como yo!”

Tisalia pensó que la actitud por parte de la villa era el resultado del brutal e imperdonable ambiente que la rodeaba, a medio camino de la cima de las montañas Vivre. La colonia ubicada en el banco del rio, sitiada por precipicios y acantilados, con el destino de desaparecer del mundo cada vez que la nieve caía en invierno. Una villa en la montaña como esta solo podía subsistir por el apoyo y la ayuda de todos sus habitantes. Aquellos que podían moverse, volarían para obtener lo que fuese necesario. Esa era la sabiduría de las arpías, quienes han vivido en ese lugar incluso desde antes de que Lindworm fuese construida.

“Quiero irme a un lugar lejos de aquí… Puedo volar, así que puedo ir a donde sea que lo desee”

“Volverse una luchadora no es algo sencillo. Siquiera sabes pelear?”

“Puedo hacerlo bien! Quieres que te muestre?”

Levantando su pierna, Illy tiene una sonrisa feroz. Tisalia imaginó que era algo que había aprendido naturalmente al vivir en los barrios bajos, dada las peligrosas armas que ella tenía equipadas desde su nacimiento.

Sin embargo, el sueño de Illy estaba completamente fuera de lugar. Estaba equivocada con respecto a la arena y a los mismos luchadores. Parecía pensar que sería suficientemente fácil con solo ganar peleas y vencer a su oponente.

“Bueno, la arena… ellos generalmente aceptan a cualquiera, siempre y cuando les digas que quieres participar”

Dijo Tisalia.

“Pero si vas sin tomártelo en serio, tendrás una terrible experiencia. Es algo difícil de escuchar, pero deberías rendirte con eso”

“Qué?! Eres igual que todos los demás! Estas diciendo que es imposible para mí, no es cierto?”

Tisalia se dio cuenta que el jefe de la aldea debió haberla regañado con las mismas palabras. Illy estaba claramente frustrada. Se preguntaba si su molestia tenía relación con el hecho de que sus plumas se estuvieran desprendiendo más de lo normal. Tisalia no tenía idea, de hecho, ese tipo de cosas era la zona de trabajo de Glenn. No era algo de lo que ella debiera preocuparse.

“Lo que sucede en la arena no es solo una pelea”

Dijo Tisalia.

“Es un lugar para competir, con belleza y mucha destreza técnica”

“Eso es básicamente una pelea, no es así?”

“No. Te lo digo de una vez, la personalidad y el comportamiento de alguien está por encima de todo lo demás”

Illy dejó caer su cabeza y la movía de un lado a otro pero las palabras de Tisalia parecían no estar llegando realmente a sus oídos.

Después de otro gran suspiro. Tenía la impresión de que sin importar cuales fueran las palabras que le dijera a la arpía, no podría hacerla entrar en razón. Tisalia tampoco era particularmente buena haciéndose entender, más bien, su personalidad la hacía pensar que era más rápido demostrar las cosas con hechos en vez de palabras.

“Muy bien. Supongo que aceptaré tu desafío. Muéstrame lo que tienes”

“Vamos a pelear? En serio? Muy bien por mí. No me haré responsable si sales lastimada!”

Illy levanta su pierna y extiende sus garras.

Tisalia agarró un pedazo de madera que estaba por ahí y lo sostuvo como una lanza. Illy se había entrenado a ella misma en las calles enfrentándose a rufianes en los barrios bajos, Tisalia se preguntaba qué clase de movimientos usaría para enfrentar su técnica con la lanza.

“Primero que todo, un luchador debe mostrar cortesía con la audiencia y su oponente”

Alistando su lanza de madera. Tisalia se dio cuenta que, ella estaba mucho más molesta con Illy de lo que pensaba.

“Para aclarar, tus modales han sido completamente inaceptables desde el principio, llamar al hombre que te salvó de los traficantes de esclavos un doctor cobarde! Me aseguraré de castigarte por esa insolencia. Ahora, ven a mi si te atreves!”

Illy golpeó fuertemente el suelo y corrió directamente hacia Tisalia.

Con todo el tiempo libre que había tenido recientemente, esta pelea de prueba improvisada era el primer buen ejercicio que había tenido en algún tiempo.

* * *

“… Eso fue descuidado de tu parte”

Glenn frotaba gentilmente el algodón con desinfectante en la mejilla de Tisalia.

“O-ow! Dueeeele!”

“Solo sopórtalo por un momento”

Glenn estaba tratando una cortada en forma de línea que atravesaba su rostro. Sabiendo que ella era estricta en cuanto a su entrenamiento de artes marciales por la arena, él no podía esconder su sorpresa por el hecho de que su rostro haya salido lastimado.

Tisalia se había acercado a la clínica mucho después de que las examinaciones del día hubiesen terminado. Glenn se preguntaba qué tipo de batalla habían tenido ella e Illy.

Preparando la cena al fondo de la habitación, Sapphe ni siquiera intentaba ocultar su exasperada expresión de asombro.

“No planeaba ir fácil con ella, pero… Cometí un error”

“Illy sabe pelear?”

“No! Para nada! La manera en la que ella se movía, era demasiado tosca y vulgar. Supongo que es por eso que sus garras terminaron alcanzando mi mejilla…”

Con toda honestidad. Glenn no sabía nada al respecto de artes marciales.

Sin embargo, la belleza y la gracia eran puntos importantes para una peleadora de la arena. Tisalia tomaba mucho cuidado de mantener una apariencia aceptable, incluso en una pelea callejera trataría de evitar cualquier daño en su rostro. Aun así, parecía que Illy tenía la capacidad suficiente como para alcanzarla con sus ataques.

“Bueno, igualmente, fui capaz de darle una buena paliza con ese pedazo de madera, saben? Oh, ho, ho, ho!”

“No fuiste muy dura con ella, cierto?”

“Por supuesto. No fue nada más que un poco de disciplina… Aunque, no puedo negar que mis emociones tomaron control de mi por un momento…”

Con la gasa en sus heridas, el tratamiento de Tisalia estaba terminado. La herida no era nada serio, Glenn estaba seguro de que sanaría rápidamente sin dejar una cicatriz. El problema era Illy.

Ella dijo que no había sido muy ruda con la joven arpía, pero aun así recibió golpes con un pedazo de madera, así que no era imposible que tuviera un par de moretones.

Glenn quería revisarla también, si fuese posible, pero era difícil creer que ella lo dejaría obedientemente cuidar de sus heridas.

“Que pensaste que podría resultar de una pelea con una niña como ella?”

“Exactamente!”

Dijo Sapphe, metiéndose en la conversación.

Tisalia se encogió de hombres como si tratara de excusarse.

“Perdí mi compostura porque ella insultó al Dr. Glenn”

Esa fue una defensa aceptable, siendo un habilidoso profesional, Glenn no se merecía ser llamado un cobarde.

“De hecho, Sapphe”

Tisalia continúo.

“Ella insultó al doctor, cierto? No deberías ser tú la que estaría más molesta?”

“Oh, estoy completamente furiosa”

Dijo Sapphe.

“Justo ahora, estoy pensando en cómo lograr que esa jovencita beba algún tipo de anestésico”

“De verdad que no te contienes, cierto…?”

“Era una broma”

Sapphe mantuvo su mirada tranquila mientras hacia esas impactantes declaraciones. Bien versada tanto en conocimientos farmacéuticos como en técnicas de asesinato, ciertamente ella era capaz de llevar a cabo sus planes si realmente lo quisiera, un pensamiento aterrador, ciertamente.

“Como sea, no podemos dejar que Illy este sola”

Dijo Glenn.

“Debemos hacer algo”

“Pero Doctor… Ella no está enferma, cierto?”

Preguntó Tisalia.

“Ese es el problema…”

Glenn dejó caer su cabeza sobre sus manos. La joven arpía estaba mudando, y sus nuevas plumas crecerían. Él estaba seguro de que ese era el caso. El desprendimiento y crecimiento de plumas o pelaje de acuerdo al cambio de estaciones era algo que compartían muchas especies de monstruos. Los síntomas de Illy concordaban con ese caso.

“Puede haber una probabilidad de que su diagnóstico haya estado equivocado?”

“Aun si ese fuera el caso, no se me ocurre que otra enfermedad pudiera tener…”

Sería un problema serio si Glenn hubiese pasado por alto alguna señal o síntoma, no podía recordar una gran anomalía durante su examen. Habrá dejado pasar algo importante?

Como doctor, siempre estaba esa posibilidad. El aún era relativamente un novato y debido a eso, siempre tenía la necesidad de revisar dos veces sus conclusiones.

“Yo creo que el problema de Illy es que hay algo malo con ella misma”

Dijo Tisalia.

La centauro estaba extrañamente preocupada por alguna razón. Glenn se preguntó si era por el hecho de ser una huérfana igual a sus dos compañeras, Kay y Lorna.

Tisalia era realmente una princesa centauro muy compasiva.

“Ella dijo que antes vivía en los barrios bajos”

Continuó Tisalia.

“Su nueva vida es un gran cambio de lo que estaba acostumbrada, así que quizás está tratando de vivir como lo hacía en ese entonces. Sus alas pueden llevarla a cualquier parte fácilmente, buscando un lugar donde se sienta cómoda… Es probable que ese estilo de vida salvaje, solitario, sin nadie en quien confiar, fue lo que atrajo a los traficantes de esclavos hacia ella en primer lugar”

“Crees que esa sea la razón por la cual quiere ser una luchadora?”

Preguntó Glenn.

“Es una buena excusa para poder escapar de esta villa”

Respondió Tisalia.

“Honestamente, me gustaría que no tomara tan a la ligera el ser un combatiente de la Arena de esa forma”

Glenn pensó que ella ha sobrevivido todo este tiempo confiando en sus habilidades para luchar, tiene sentido que no fuera capaz de adaptarse a una atmosfera relajada en esta villa.

Habían otras arpías además de Illy quienes fueron capturadas por los bandidos. Sin embargo, ellas estaban concentradas en sus labores sin holgazanear o saltarse el trabajo. Hasta hace poco habían ido a la clínica para saludar a Glenn y a Sapphe. Considerando eso, Illy fue la única incapaz de adaptarse a su nueva vida.

“Si realmente esta mudando…”

Sapphe empezó a hablar.

“Cuando sus plumas de vuelo regresen, ella será capaz de volar otra vez. Si eso sucede, ella podría dejar la villa para siempre”

Dijo Glenn.

“… Puede que tengas razón”

“Viendo su actitud, no me sorprendería si estuviera un poco desesperada”

Ella volaría muy lejos, a un lugar muy lejos de aquí?

Si ella hiciera eso, habría una oportunidad de que pudiera ser capturada de nuevo por personas como esos bandidos. Habían cuidado de las arpías a su propia manera, pero Glenn estaba seguro de que ese tipo de trato estaba muy lejos de lo normal. Amenazas contra su vida y su castidad eran lo usual.

Los pensamientos de Glenn se hacían cada vez más sombríos.

Aun cuando estaba casi seguro de que ella no estaba enferma, las otras circunstancias que la rodeaban hacia qué Glenn y los demás llenaran sus cabezas con preocupaciones.

“Si solo supiera la subespecie de Illy…”

Dijo él.

“Subespecie?”

Preguntó Tisalia.

“Las subespecies de las arpías. Comparadas con otros monstruos, tienen una vasta cantidad y cada una de ellas tiene su forma única de vivir y enfermedades que pueden contraer. Con sus largas alas y fuertes talones, pienso que es bastante claro que ella tiene algo de la subespecie de los raptor en sus venas, pero…”

Su desagrado a ser atada a un lugar puede que no sea algo solo de Illy si no una característica de su subespecie. Su mal temperamento e inclinación a buscar pelea era otra característica vista en la subespecie de los raptor.

“Esa chica es una huérfana, cierto? Recuerdo que dijo algo al respecto de no conocer a su familia”

Dijo Tisalia.

“Durante su pelea?”

“Bueno, al menos pude sacarle algo de información”

Glenn pensó que si sabía qué tipo de plumas tenían los padres de Illy, él podría entender por qué ella era incapaz de volar. Pero si ella no conocía a su propia familia, entonces él no podía tener esperanzas al respecto.

“Eso, y también tengo esto”

Tisalia sacó una pluma del bolsillo de su pecho.

“Es de Illy… Se desprendió en la mitad de nuestra pelea… Pensé que era particularmente grande. Podría ayudarle a su diagnóstico?”

“Le echaré un vistazo”

Glenn tomó la pluma y la examinó minuciosamente.

Era de un profundo color gris. Cambiaba a un fuerte negro en la punta de la pluma. Era bastante grande, incluso cuando se le compara con otras plumas de vuelo más robustas. Él pensó que seguro formaba parte de la sección conocida como plumas de vuelo primarias.

No estaba dañada y tenía algo de brillo. Era simple pero su color se hacía notar. No parecía haber nada malo con las plumas que estaban cayéndose, realmente daba la impresión de que Illy no estaba enferma. Hasta que…

“…?”

Había una sección de la pluma que apenas se mezclaba con todo ese color gris, pero Glenn aun pudo notarlo: un punto en la base de la pluma de un brillante color rojo.

Aunque había bastantes plumas de color rojo en la base de su ala, Glenn estaba seguro de que sus plumas de vuelo eran negras o grises.

Una arpía con alas de color rojo. Pensó un momento y después dijo.

“…Sapphe?”

“Si, que sucede?”

“Podrías ayudarme mañana?”

“Por supuesto. En cualquier momento y en cualquier lugar”

No había nada más confiable que la inmediata respuesta de su compañera, aun sin que ella tuviera alguna idea de los detalles respecto a la petición de Glenn. Entonces se dio cuenta que su asistente estaba usando ambas manos y la punta de su cola para sostener algunos platos. Seguramente ya se acercaba la hora de la cena.

“Que es lo que pretende hacer mañana?”

Preguntó ella.

“Si, bueno… veras…”

Respondió mientras giraba la pluma en su mano.

“Iremos a una búsqueda del tesoro por todo el pueblo”

* * *

Glenn quería buscar las plumas de Illy… tantas como pudiese encontrar.

El y Sapphe salieron juntos en su búsqueda. Sin embargo, en la villa había una cantidad considerable de plumas que podían encontrarse en el camino, ya que las arpías pierden varias plumas a lo largo del día. Entre ese momento, tenían que recoger solo las que pertenecían a Illy.

El trabajo requería de mucho tiempo.

Sapphe sostenía su sombrilla mientras ayudaba a Glenn. De igual forma, el no quería que la lamia albina se expusiera mucho a los rayos del sol, así que terminó recogiendo tantas plumas como pudiese dentro de las cabañas.

Por la mayor parte, Glenn estuvo corriendo alrededor recolectando las plumas que habían afuera, con la ayuda de Tisalia y sus fuertes piernas. Como se esperaba de una jinete, su capacidad física estaba por encima del promedio; ella recorrió cada punto de la villa y recogió todas las plumas que parecían pertenecer a Illy.

Después de invertir todo un día en esa tarea, se encontraron con una vasta cantidad de plumas en sus manos.

En una zona abierta del pueblo, Glenn usó una lupa para examinarlas con detalle.

“Que le parece esta, Doctor?”

Preguntó la centauro.

“Gracias, Señorita Tisalia”

Desde que llegaron a la villa, él no ha hecho más que depender de las capacidades de Sapphe y Tisalia.

Después de examinar las plumas, pudo ver que su suposición era correcta. No importa a qué tipo de pluma dirigiera su mirada, todas tenían un ligero tono rojo en su eje. No solo eso, también podían verse tintes altamente saturados de amarillo y azul. El trataba de averiguar el significado de esto.

“Cree que encontró algo?”

Tisalia le habló a Glenn como si tratara de leer sus pensamientos mientras el concentraba toda su atención a las plumas.

“Si… Probablemente… Si mi intuición es correcta…”

“Es algún tipo de enfermedad, diferente a mudar?”

“No, está mudando. Eso es un hecho”

“…?”

Tisalia inclinó su cabeza.

No fue un mal diagnóstico, Glenn estaba seguro de que los síntomas de Illy se debían a que estaba mudando. Sin embargo, lo que tenía en su mente era algo sutilmente diferente del simple hecho de mudar plumas. Estaba confiado en que, si podría transmitir apropiadamente esa ligera diferencia hacia Illy sin que ella lo malinterpretase, finalmente podría entenderlo.

“Suena muy seguro, Doctor”

“Se ve de esa forma?”

A menudo le decían que lucia tímido e inseguro, en muy extrañas ocasiones alguien diría lo contrario.

“Si, así es. Después de todo, tiene la misma cara que hacen los luchadores de la arena… un rostro completamente libre de indecisión. Los guerreros que enfrentan sus batallas con ese tipo de miradas usualmente terminan ganando, sabe?”

Ser comparado con los renombrados luchadores de la arena era un gran honor.

Tisalia pasaba la mano a través de su cabello con una mirada un tanto solitaria. Mirándola de cerca, Glenn pensó que ella ciertamente era merecedora de todos los fans que tenía como peleadora, con sus rasgos elegantes y bien definidos. Doblando su cuerpo hacia abajo acercándose al rostro de Glenn, hizo que su corazón se acelerara un poco, aun con su relación tan familiar.

“Illy lo había dicho”

Dijo Tisalia.

“Estar aquí hace que quiera ir a otro lugar”

“Hm? Hacia donde…?”

“Quién sabe? Seguro que hay algún lugar que tiene lo que le falta a este sitio. Eso es lo que ella está pensando… esa chica”

Un escape… Es lo que Illy buscaba. Volar y escapar eran básicamente lo mismo, después de todo. El cielo era libre, sin la necesidad de sentirse atado, él se preguntaba si había algo que la joven arpía pudiera obtener solo con estar volando en lo alto, a unas alturas que Tisalia y Glenn no pueden alcanzar.

“La única persona que puede entender el dolor de ser incapaz de volar es ella misma”

Dijo Tisalia.

“Así es…”

“Es… Es porque no soy tan lista. Cuando era pequeña, descuidaba mis estudios para practicar con mi lanza. Es por eso que no tengo ninguna habilidad para discutir ni pude encontrar algún argumento para hacer cambiar de opinión a esa chica… Cuando se trata de regañar a un niño, la única forma que tengo para hacerlos entender es venciéndolos en una batalla con un arma. Esa chica es una tonta, pero yo también lo soy”

Tisalia se preocupaba por la joven arpía como si Illy se tratase de su hermana menor.

Sapphe a veces tenía una cara similar cuando hablaba con Glenn. Puede que ahora se refiera a él como “Doctor”, pero para ella, Glenn seguía siendo un lindo hermano menor.

“Pero… Señorita Tisalia, aun sigues pensando en ella”

Dijo Glenn.

“Eso no es suficiente”

Tisalia sacudió su cabeza.

“Con solo preocupaciones no se puede salvar a nadie. Pero con su extenso conocimiento, Doctor, estoy segura de que puede ayudar a esa chica”

“…Gracias”         

Escuchar esas palabras hicieron muy feliz a Glenn.

Ante la sonrisa de Tisalia, el se sintió un poco avergonzado y tímido.

Él apartó su mirada.

En ese momento, justo frente a su nuevo punto de vista, una cesta cayó al suelo. El interior estaba lleno con un gran número de plumas. Glenn levantó la mirada casualmente y vio que Sapphe era la persona que había aparecido de repente. Sus cejas temblaron ligeramente.

“Aquí esta, Doctor. Recogí las plumas”

“Espera. Son demasiadas, Sapphe… Pero parece que hay algunas que son de otras arpías mezcladas con las de Illy…”

“Oh, no me di cuenta de eso. Verá… Acabo de notar que cierto doctor estaba conversando plácidamente con una princesa centauro, olvidando completamente todas las observaciones que se supone debería estar haciendo”

“Espera, la señorita Tisalia solo estaba tratando de animarme, eso es todo”

Las palabras de Glenn solo generaron que las cejas de Sapphe temblaran más bruscamente. Por alguna u otra razón Tisalia soltó una gran carcajada.

Él se preguntaba si esto significaba el inicio de otra discusión entre ella y Sapphe. Esas peleas eran su forma de comunicarse entre sí, una vez que empezaba, Glenn no podía evitar verse envuelto y tratar de mediar en la situación.

Y como siempre, trataba de pensar en una manera de resolver la situación, Sapphe bajó su mirada. Ella parecía querer decirle algo a Tisalia, pero al final, simplemente dejó salir un suspiro.

“… Sapphe?”

“No es nada. Volveré al trabajo”

Se fue deslizándose, ocultando su rostro con su sombrilla para el sol. Normalmente, fuertes y afiladas palabras habrían sido enviadas a Tisalia.

La centauro dejo caer su cabeza hacia un lado en confusión.

“… Supongo que la señorita Sapphe debe estar cansada”

“Eso es imposible”

“Ella no lo refleja en su cara, pero en la villa sopla un viento frio. Este podría ser un ambiente muy duro para una lamia… Es importante tener a sus pacientes en cuenta Doctor, pero asegúrese de mostrarle a Sapphe su aprecio también, entendido?”

“Muy bien. Tendré el ojo puesto en ella”

“Excelente”

Tisalia sonrió.

Glenn pensó que el realmente no podía contra ella. Tisalia era muy justa y directa, incluso con personas que no terminaban de agradarle por completo, como Sapphe. Glenn no podía evitar sentir respeto por su honestidad y franqueza.

“Ahora, terminemos con esto antes de que se oculte el sol”

Glenn golpeó sus mejillas para entrar en situación nuevamente. Consideró buscar entre el montón de plumas que Sapphe había traído, cuando…

Un arpía aterrizo en el lugar donde se encontraban.

“Dr. Glenn! Así que aquí es donde estaba!”

Era el hombre a cargo de liderar a los más jóvenes del pueblo, su cuerpo muscular era brillante, y no combinaba en absoluto con la expresión de pánico que llevaba en su rostro.

“Que sucede? Es una emergencia?”

“No… No es eso. Dr. Glenn, ha visto a Illy el día de hoy?”

“No podemos encontrarla por ningún lugar. Probablemente se fue”

La intuición de Glenn había probado ser correcta. A su lado, Tisalia presionó su frente contra su mano y dejó salir un exasperado comentario.

“Esa chica…”

“Voy a buscarla”

Respondió Glenn sin dudarlo un segundo.

“Ella no es capaz de volar, no debería haber llegado tan lejos antes del anochecer!”

Tisalia se apresuró antes de que pudiera escuchar las últimas palabras de Glenn. Ella parecía tener una idea de donde podría haber ido Illy, aunque no estaba totalmente seguro. Quizás Tisalia estaba pensando en usar sus fuertes piernas y buscar en cada rincón del lugar para encontrarla. Era una estrategia simple, pero con las piernas de Tisalia, Glenn pensó que no era un mal método.

Al igual que ella, él también salió corriendo. Mientras se iba, pensó en las palabras que quería decirle a Illy cuando la encontrara.

El sol ya estaba casi completamente oculto entre los picos de las montañas.

* * *

La luna estaba en el cielo.

Illy amaba esa vista nocturna, visible ante la fría noche. Ella había escuchado que la luna que se levantaba sobre Lindworm era hermosa, pero cuando finalmente puso sus ojos sobre ella por primera vez, fue mucho más esplendida de lo que podía haber imaginado. Disfrutaba esa vista mientras volada, mientras estaba sentada en la cima de los árboles o en los edificios altos.

Ahora ella no podía volar.

Sin embargo, Illy quería estar en algún lugar alejado del suelo, tan alto como fuese posible. Escabulléndose de la villa, ella trepó un árbol usando su propia fuerza.

Sin poder volar, escalar un árbol fue verdaderamente problemático.

Que inconveniente…

Pensó ella.

Illy siempre ha vivido en los barrios bajos. No conocía a sus padres. Al momento en que era lo suficientemente mayor como para preocuparse por esas cosas, estaba viviendo en conjunto con los otros niños que eran de ese lugar.

Solo comía lo que podía robar de las tiendas y dormía en los tejados sin pedir permiso. Esa manera de vivir era normal para ella. Sería mentira decir que no fue difícil, pero aun así, Illy sabía que podía sobrevivir de esa manera. Con unas alas poderosas y unas garras afiladas en sus talones. Tenía confianza en su habilidad para ganar una pelea, en los momentos en los que se encontraba en una situación complicada, siempre podía escapar aventándose hacia el cielo. Ese era su estilo de vida… al menos, hasta que fue atrapada por los traficantes de esclavos.

“Qué demonios…?”

Ser capturada por los bandidos había sido el principio de sus malos cálculos.

Fue forzada a poner una incontable cantidad de huevos.

Después de eso, cuando pensó que iba a morir debido a su oviducto impactado, ese doctor había llegado para salvarla. Illy estaba agradecida por ello, pero poco después, una extremadamente arrogante e imperativa mujer llena de costuras le había dicho que fuera a la villa de las arpías. La mujer le dijo que, si no tenía un lugar al cual regresar, entonces podía quedarse allá.

Pero para ella, ese no era el lugar correcto para vivir.

A la primera oportunidad que tenga, me largo de aquí tan rápido como pueda.

Pero justo cuando había empezado a pensar en su plan de escape, sus plumas empezaron a desprenderse. Al principio, pensó que estaba mudando debido al cambio de temporada, justo como el doctor le había dicho, pero más temprano que tarde, se dio cuenta de que algo extraño estaba sucediendo.

Pudo notarlo debido a la forma en que sus plumas estaban cayéndose.

Hasta ahora, ella siempre ha sido capaz de volar cuando ese momento llegaba. Por esa razón estaba segura que sufría de algún tipo de enfermedad.

Illy sabía que ya no podía volar.

Ella amaba atravesar el cielo con sus alas y tenía confianza en poder soportar esa enfermedad siempre y cuando su vuelo no se viera afectado. Pero ahora que no podía hacerlo, ya no tenía ningún otro lugar al cual ir.

Ella pensó que seguramente ese doctor que la había salvado antes sería capaz de hacer algo y había reunido todo el coraje para llamarlo e intentar hablar con él.

A pesar de eso, no solo no la ayudó a volar de nuevo, también dijo que lo que sufría no era más que una simple muda de plumas.

Eso fue una terrible decepción para ella.

Illy había estado pensando que, incluso si no pudiera volar, ella al menos podía ir hacia Lindworm y convertirse en una luchadora en la arena, pero…

“Ugh… Ow…”

Justo después de su examinación, había sido apaleada de forma abrumadora por Tisalia.

Ahora era capaz de entenderlo. Sabía que las artes marciales de la centauro eran fundamentalmente diferentes del estilo de pelea callejero que había aprendido en aquellos callejones oscuros. El estilo de lucha injusto y malicioso de Illy no tendría ninguna oportunidad contra un artista marcial, cuyas habilidades fueron aprendidas a partir de sus fundamentos. Ella había sido capaz de herir levemente a su oponente, pero aun así estaba a un millón de años luz de aquellos encuentros en la arena que tanto admiraba.

“Que les pasa? Todos están en mi contra…”

Illy continúo mirando la luna. Tenía la misma sensación y presencia de siempre allá arriba en el cielo. Con un brillo iridiscente alrededor, quizás debido a las pocas y ligeras nubes que se habían formado en el cielo nocturno.

Ella pensó que no era más que un chiste. No importa lo que intentara hacer, nada le salía bien.

Por qué no podía hacer nada?

Ella deseaba que pudiera volar hasta la luna. Que había allá arriba? Estará llena de cosas asombrosas las cuales nunca podrían encontrarse en un lugar tan pequeño como esa villa? Si tuviera alas, podría volar hasta ese lugar tan lejano?

En una antigua legenda, había una hermosa diosa arcoíris de alas multicolor, que bailaba libremente a través del cielo.

Al no tener educación, Illy conocía muy poco de esa historia, pero recordaba que su nombre era el mismo que el de aquella diosa de la leyenda.

No puedes ir a ningún lado.

Las palabras que la centauro dijo en medio de su enfrentamiento hacían eco en la mente de Illy.

En lo alto? Ir lejos? Hacia dónde vas a llegar volando de esa forma? Algún día, el momento llegará cuando tengas que bajar a tierra firme y aterrizar. No puedes volar por siempre.

Era frustrante, pero la razón por la cual Illy seguía pensando en esas palabras es porque sabía que eran ciertas. Incluso para las arpías, largos periodos de vuelos a largas distancias eran agotadores. No importa cuanta confianza tuviera en su habilidad para volar, incluso ella tenía un límite de que tan lejos podía llegar.

Aun con sus alas… o mejor dicho, porque tenía alas, tenía que regresar a tierra firme a descansar.

Por supuesto, sabía que un viaje hasta el astro que se iluminaba sobre ella era algo imposible.

Pero si no puedo ir a la luna, a donde puedo ir?

Illy se preguntaba.

A qué lugar podría llegar?

* * *

“Doctor, la encontré!”

Dijo Sapphe.

El sol se ha puesto.

Liderados por Tisalia. Kay, Lorna y el resto de los jóvenes arpías de la villa se han movido por todos lados buscando a Illy.

Naturalmente, una vez que se hace de noche, la búsqueda se convierte en una tarea difícil, o al menos, eso es lo que pensaban.

“Ella está por aquí, en la cima del árbol más alto de esa zona. Ella parece pensar que está escondida, pero no puede engañarme”

Glenn había olvidado que, cuando se trataba de una vista nocturna, Sapphe no tenía comparación, equipada con la habilidad de sentir el calor corporal de otras personas.

Incluso sin confiar en la luz del sol, para una lamia que puede ser capaz de “ver” el calor corporal, encontrar a una arpía escondida es una labor sencilla.

Confiando en la información de Sapphe y en la fuerza de sus piernas, Tisalia atravesó el bosque y llegó a la base del árbol donde Illy estaba sentada. Glenn bajó con cuidado el camino montañoso, gracias a las indicaciones de Tisalia y a Sapphe, que se deslizaba, manteniéndose cerca del doctor.

El árbol de cedro donde la joven chica estaba escondida era un poco más alto que todos los que estaban a su alrededor. Glenn pensó que al trepar algo como eso, sería capaz de tener una buena vista sobre Lindworm. No tenía dudas de que las luces de las lámparas de vidrio de los Canales lucirían bastante hermosas desde ahí.

“No!”

Gritó Illy.

“No voy a bajar!”

“No eres ningún gatito atrapado en un árbol!”

Respondió Tisalia.

“Acéptalo!”

“No!”

Adelante, Glenn podía escuchar las voces que sonaban como un niño malcriado peleando y discutiendo con uno de sus padres.

Ya que ella llegó primero al árbol, Tisalia estaba hablando con Illy, quien seguía en la cúspide.

Mirando hacia arriba, él no podía ver que la joven arpía estaba aferrada a una rama.

“No es como si ahora pudiera volar! Déjenme sola!”

“No puedo hacer eso!”

Dijo Tisalia.

“Discúlpate con todas las personas que han estado buscándote!”

“Por qué están tan preocupados por mí?!”

“Porque a ella le gusta meterse en los asuntos de alguien más”

Murmuró Sapphe, sin hablarle a nadie en particular. Cuidar de otras personas y ser cariñosa era una de las cualidades de Tisalia.

En cualquier caso, simplemente no podían dejar a Illy por su cuenta.

“Escúchame!”

Gritó Glenn desde la base del árbol.

Illy estaba muy arriba. Si perdía un poco de balance, su incapacidad de volar significaba que sería una caída libre hasta el suelo. Glenn quería molestarla lo menos posible y esperar a que otras arpías llegaran a su rescate.

“Que quieres?! Tonto! Trajiste alguna medicina o algo?!”

“No necesitas ninguna medicina… Pero es verdad, yo estaba equivocado!”

“Huh…?”

“Quiero que veas esto”

Glenn sacó dos plumas.

Ambas eran de Illy. Tenían casi la misma forma y color.

Incluso si Glenn las inspeccionara de cerca, era difícil poder asegurar que pudiera encontrar alguna diferencia entre ellas.

“Q-que tienen que ver esas plumas con esto?! Espera, esas son mías! No vayas por ahí recogiendo mis plumas sin permiso!”

“Estaban tiradas por ahí en el suelo, cierto?”

Dijo Tisalia.

“Es un poco… vergonzoso…”

La cara de Illy se puso un poco roja ante las palabras de la centauro. Glenn se preguntaba si había sido una mala idea recoger sus plumas sin preguntarle primero.

Sin embargo, solo había una manera en la que podría comprobar su hipótesis. Además, Illy no les habría estado de acuerdo en primer lugar.

“Déjame disculparme por tomarlas sin preguntarte”

Dijo Glenn.

“Pero gracias a ellas, pude darme cuenta de la razón por la cual tus plumas se están cayendo!”

“Qué?! No entiendo nada de lo que dices! Las dos lucen igual para mí!”

“Así es, son las mismas”

Como se esperaba de una arpía, quienes cazan a sus presas desde lo alto en el cielo, sus ojos eran capaz de distinguir ambas plumas en las manos de Glenn, incluso desde esa altura.

“Estas plumas crecieron exactamente en la misma posición de tu ala”

“Q-qué quieres decir?!”

“Una de ellas se cayó naturalmente. La otra se desprendió después de tu pelea con la señorita Tisalia… Ambas tienen la misma forma, así que deduzco que son la octava pluma de tus plumas primarias de vuelo”

En otras palabras, sus plumas ya estaban creciendo de nuevo, hasta cierto punto. Una de ellas se había caído naturalmente, pero la otra había sido arrancada. No era extraño que las plumas se desprendieran durante movimientos bruscos o actividades físicas.

“Es por eso… que tus plumas volverán a la normalidad. Tus síntomas no son nada menos que una muda normal”

“Q-qué significa eso?!”

Gritó Illy en lo alto. Glenn no podía verla desde donde estaba parado, pero su voz sonaba como si estuviera llorando.

“Obviamente mis alas están creciendo de nuevo, por supuesto que seré capaz de volar otra vez! Que importa eso?! Una vez que pueda volar, me iré de esta villa para siempre! Si no puedo convertirme en luchadora, entonces no tengo otra razón para quedarme, cierto?!”

“Illy…”

Dijo Glenn.

Él pensaba que su voz sonaba miserable y que todos esos gritos eran su forma de pedir ayuda. Tisalia miraba directamente el árbol, con preocupación en su rostro.

Illy estaba en una etapa rebelde de su adolescencia. Incluso si ese no fuera el caso, Glenn estaba seguro de que no sería regañada en la villa. Todos eran amables y estaban preocupados por ella más que cualquier otra cosa, ya que había estado secuestrada por mucho tiempo.

No importa a quien le demostrará su apasionada rebeldía, Illy no conseguiría el tipo de respuesta que esperaba.

De hecho, Glenn pensó que el método de Tisalia en usar sus artes marciales podría haber sido la mejor respuesta posible.

Pero su rebeldía estaba a punto de terminar.

“Eso no es todo”

No había ni una pizca de duda en la mirada de Glenn.

“Aunque la forma sea similar, el color es diferente. Las nuevas plumas tienen un tono rojo en su base… Lo siento, Illy. Mi diagnostico estaba incorrecto después de todo”

“Huh? Entonces, lo que dices es que…”

“Es cierto que tus síntomas indican que estas mudando. Sin embargo, no se debe a los cambios de estaciones. El color de tus plumas va a cambiar drásticamente a partir de ahora. Lento pero seguro, tus plumas tendrán un color completamente diferente. Por eso…”

Tanto Illy como Tisalia contuvieron su aliento.

“Tus alas se convertirán en las alas de un adulto!”

* * *

La luna había salido.

Kunai Zenow y su señora dragón estaban sentadas en una de las habitaciones del Hospital Central de Lindworm, el orgullo de la metrópolis de la ciudad. Su señora estaba sentada en el sofá y con mucha calma bebía una taza de té.

Kunai estaba directamente detrás de ella, prestando mucha atención.

La luna era visible desde la ventana del hospital y era muy hermosa.

Kunai se preguntaba si esa luna también podría verse desde la villa de las arpías.

“Estas preocupada por Glenn?”

Preguntó una mujer.

“Bueno, también me preocupa Illy”

Respondió Skadi.

“Por supuesto, por supuesto”

Kunai y su señora tenían los ojos puestos en la misma mujer.

Ella usaba anteojos y tenía un cuerpo voluptuoso. A partir de los lentes de alta calidad que usaba, era claro que había amasado una gran cantidad de dinero trabajando en el hospital. Ella usaba un abrigo blanco; Kunai se preguntaba si había una razón especifica por la cual lo dejaba abierto exactamente en el área de su pecho.

Al contrario de lo que se pudiera sugerir como primera impresión, Kunai pensó que simplemente era un poco descuidada.

La mujer estaba sentaba en el asiento del director del hospital. Su cuerpo estaba compuesto por ocho tentáculos parecidos a los de un pulpo, los cuales se movían alrededor de todo el escritorio.

Estaba trabajando en la montaña de documentos apilados frente a ella. El trabajo parecía consistir en revisarlos y firmarlos. Aun así, mientras Kunai veía una línea de papeles levantados de hasta tres y cuatro documentos que se revisaban en un santiamén, se preguntaba si la mujer era realmente capaz de seguirle el paso a ese ritmo de trabajo.

Y ciertamente así era.

Si no fuera así, Cthulhy Squele no estaría sentada en el asiento del director del hospital más grande de la ciudad.

“A eso me refiero”

Dijo Cthulhy.

“Estas preocupada, no es así Skadi?”

“…”

Dijo Skadi.

“Así es. Ella es una excelente guardaespaldas, cierto? Te están alabando Kunai”

“Estoy muy feliz de escuchar eso”

Kunai dijo mientras bajaba su cabeza.

La voz de su señora, Skadi, era extremadamente baja. Solo audible para aquellas personas que eran bastante cercanas a ella, tal como Kunai Zenow. Cthulhy Squele era otra de esos selectos individuos. Ellas eran conocidas desde hace muchísimo tiempo. Como los dragones vivian por cientos de años, el hecho de que Cthulhy fuera su amiga de confianza significaba que también debía tener una buena cantidad de años en su espalda.

La especie de los escila eran monstruos con la parte inferior del cuerpo parecida a la de un pulpo, se dice que habitan en las profundidades del océano.

Conociendo sus largas vidas, habían registros que algunos de ellos tenían cerca de ochocientos años de edad. Una teoría dice que son los descendientes de algún dios malvado, pero Cthulhy tenía una personalidad extremadamente serena. Al menos, Kunai nunca la había visto molesta.

Su única falla, sin embargo, era su pereza. Así mismo, Kunai pensó que su tendencia de realizar peticiones irracionales a su antiguo estudiante era debido a sus intenciones de holgazanear un rato.

“Pero no tienes por qué preocuparte”

Dijo Cthulhy.

“Illy no está enferma”

“…”

“Huh? “Por qué no le dijiste eso a Glenn?” Bueno, sería aburrido si solo voy y se lo digo. Quiero que mi pupilo sea capaz de aprender y experimentar muchas cosas, después de todo”

De esa forma, el ocupado dúo de Cthulhy y Skadi disfrutaban de una pequeña charla en esa noche entre amigas.

Ella siempre ha estado enterrada bajo una montaña de trabajo, mientras que Skadi, que estaba sentada en dirección opuesta, era la representante del Consejo de la ciudad de Lindworm. Tampoco es que el tiempo libre fuera algo que tuviera en exceso particularmente.

El hecho de que Kunai era la única guardaespaldas que había llevado consigo a esa conversación de medianoche era prueba de su confianza en ella.

Kunai lo consideraba todo un honor.

Aun así, estaba envuelta en una sensación similar a la envidia mientras observaba como Cthulhy le hablaba a su señora sin necesidad de que ella transmitiera sus palabras.

“Un Fenix”

Cthulhy le dio a Kunai una mirada sugestiva.

“Es una especie de monstruo legendario, también se le conoce como el ave inmortal. Se dice que es una rara especie de las arpías. Aun cuando su vida termina, el cuerpo del fénix se envuelve en llamas y se regenera nuevamente. Un ave que nunca muere. Una diosa inmortal con brillantes alas color carmesí.

Inmortal, huh?

Kunai sintió cierta resonancia en el nombre del ave, sobre todo para alguien que estaba hecha de carne muerta, un conjunto de pedazos cosidos entre sí. Ella pensó que algo que estaba muerto y algo que no podía morir aparentemente eran completamente opuestos, aunque realmente podían ser bastante similares.

“Pero Illy solo es una descendiente de esa especie”

Continúo Cthulhy.

“Aunque tenga algo de la sangre de los fenix fluyendo por sus venas, la mezcla entre las diferentes especies de arpías significa que ella no debería considerarse inmortal como cuentan las leyendas. Simplemente terminará heredando sus hermosas plumas carmesí, alas que cualquiera que las vea terminaría admirando y adorando… Al final del día, Illy no es más que una arpía común, no lo crees?”

“…”

“Como lo sabes?” Con quien crees que hablas? Soy la directora de este hospital, cierto?”

Cthulhy Squele.

Sin examinar a la joven arpía ni siquiera una vez, simplemente con escuchar sus condiciones, ella había determinado que sus plumas se estaban cayendo porque estaba mudando. No solo eso, sino que también había reconocido el linaje de Illy en un instante, el hecho de que tuviera la rara sangre de los fenix en su interior y que su situación se debía que sus alas se estaban convirtiéndose en las de un adulto.

Cuando se trataba de conocimientos sobre biología de monstruos, aunque se buscara debajo de la piedra más recóndita del continente, no existía nadie que pudiera rivalizar con Cthulhy.

“Ella está renaciendo. Desde unas simples plumas sin color hacia un ardiente carmesí”

Cthulhy contaba su teoría como si estuviera recitando un poema.

“Así es como son los fénix adultos. Es difícil creer que una niña con tales características estuviera viviendo en los barrios bajos y fuera capturada por traficantes de esclavos”

“No quiero ser grosera, pero…”

Kunai entró en la conversación, totalmente consciente de su posición. Interferir en su charla estaba mucho más allá de su puesto como guardaespaldas. Sintiendo alivio de que ninguna de las dos consideró que su intervención estuviera fuera de lugar, continúo.

“Usted sabía todo eso y aun así envió deliberadamente a Glenn hacia esa villa?”

“Bueno, alguien como yo no va a salirse de su camino para atender los problemas de una simple arpía mudando sus alas, no es así? La vida no es tan conveniente después de todo”

Ciertamente había una sensación de pereza en sus palabras, pero indudablemente sus comentarios fueron certeros.

Al trabajar en la metrópolis, ella examinaba cientos de monstruos cada día. Por supuesto, ella no era la única doctora, pero Kunai pudo entender solo con observar la cantidad abismal de documentos que seguían en su escritorio, que el alcance de sus responsabilidades era inmenso.

Cuando era necesario que se hiciera un viaje hacia algún lugar para examinar a alguien, ella simplemente podía encargárselo a uno de sus doctores que estuvieran menos ocupados. Afortunadamente, entre los estudiantes de Cthulhy había una joven promesa, el único hasta ahora al que le había permitido abrir su propio consultorio, Glenn.

“Tengo una montaña de pacientes gravemente enfermos que necesito atender. Glenn es capaz de lidiar con la simple muda de plumas de una arpía”

“Eso es todo?”

“Así es. Ese chico… Tiene mucho más tiempo en sus manos que yo, sabes?”

Cthulhy intentaba ocultar su risa.

La señora de Kunai también estaba riendo detrás del velo que cubría su cara. Al lidiar día a día con la carga de una persona influyente en la ciudad, era muy raro que pudiera relajarse de esa forma y divertiste. La única vez que eso sucedía era en sus charlas con Cthulhy.

“Sucede algo Skadi?”

Preguntó su amiga.

“…”

Dijo Skadi.

“Se nota que le tienes aprecio” dices? Bueno, por supuesto. Es un pupilo muy lindo. Estaría en problemas si no obtiene un poco de experiencia junto a Sapphe. Me pregunto qué hará exactamente para descubrir todo ese asunto del fénix. La vida está llena de exámenes sorpresas, al igual que cuando estaba en la academia”

Cthulhy lamia la pluma que tenía en uno de sus tentáculos. La pequeña cantidad de tinta de pulpo en su lengua se transfería a la punta del objeto que utilizaba para escribir. La tinta de los escila era bastante limpia, se consideraba un artículo de máxima calidad. Cthulhy aprovechaba sus dotes naturales, por lo cual, nunca tenía problemas de escases.

De esa forma, usando su propia tinta, ella continuaba firmando documentos.

“Quiero que consiga mucha experiencia rápidamente para que me facilite el trabajo”

Poniendo sus esperanzas en Glenn para que ella pudiera relajarse un poco, Cthulhy usaba sus ocho piernas para continuar su labor diligentemente.

Mirando la luna, Kunai pensó que siempre y cuando Glenn estuviera en ese lugar, las cosas indudablemente resultarían bien.

Mientras consideraba eso, recordó que hubo un momento en el que ella odiaba a los doctores. Incluso ahora, sigue odiando a la mayoría de ellos, pero confiaba en Glenn y no lo detestaba en absoluto. Las grandiosas y limpias costuras que la unían fueron su trabajo después de todo.

Se suponía que ella odiara a los doctores, y aun así… Kunai repentinamente se sintió avergonzada ante tales pensamientos pasando por su mente.

Aun cuando no había sangre corriendo entre sus venas, sentía como su rostro se calentaba y sus mejillas se enrojecían.

* * *

“Doooooctoor!”

Las alas de Illy  estaban totalmente extendidas.

“Doctor! Mírelas! Mírelas! Las ve?! Puede verlas?!”

“Ya las he visto muchas veces, Illy”

“Mírelas otra vez! Vea, mire! Hay algún lugar que no esté bien? Se están cayendo por algún lugar? Están bien?”

“Algunas se han caído, pero crecerán de nuevo, no te preocupes”

Mientras Glenn asentía con la cabeza, Illy se reía maliciosamente.

Ella corría por todos los rincones de la villa.

Las alas habían conseguido un color tan vivido y brillante que cualquiera la confundiría por otra arpía. Cada vez que Glenn se cruzaba por su mirada, lo llamaría inmediatamente para que le echara un vistazo a sus alas y confirmar su salud.

Las plumas de Illy tomaron drásticamente una nueva apariencia. Su color rojo original ahora es un rojo carmesí aún más brillante que emitía un misterioso poder.

Sus plumas de vuelo ya no tenían rastros de sus antiguos tonos de gris y negro. Con colores azul y amarillo subyacentes en sus plumas, enfatizaban aún más el hermoso color bermellón de Illy.

Su nueva apariencia recordaba un poco a las guacamayas que habitaban las regiones tropicales del mundo, pero el brillo en sus plumas daba la impresión de que estuvieran envuelta en llamas.

Los tonos cambiaban sutilmente dependiendo de cómo se reflejaba la luz del sol. Glen pensaba que los colores estaban, quizás, pretendiendo parpadear como el fuego.

Su cresta había cambiado también.

Antes, solo tenía una simple pluma brotando de su cabeza, pero ahora era un conjunto de tres, parecido al típico caso del peinado resultante después de levantarse de la cama. Las plumas aparecían y desaparecían de la vista entre los aleteos en el aire. Parte de su plumaje también había cambiado y eran de color azul y amarillo.

Aparte de eso, todo lo demás permanecía igual, pero la impresión que daba era que había pasado por una trágica transformación.

“Illy!”

Captando la vista de la arpía desde muy lejos, los cascos de Tisalia resonaban a medida que iba galopando.

“Apenas llevas puesto algo de ropa otra vez! Eres una jovencita! Necesitas vestirte adecuadamente!”

“Qué? Peeeero entonces nadie será capaz de ver mi alas!”

“Vas a atrapar un resfriado de esa forma! Y necesitas aprender a ser más modesta!”

Los regaños de Tisalia caían en los oídos sordos de Illy. La arpía tenía una sonrisa brillante en su cara, como si toda la depresión de antes no hubiese ocurrido nunca.

Glenn pensó que tenía mucha razón… la joven arpía estaba vestida muy ligeramente.

No tenía dudas de que su intención era hacer alarde de las plumas alrededor de su cuello, pero estaba vistiendo un tipo de prenda que colgaba con un par de tiras para cubrir su pecho, así que su espalda y el resto de su cuerpo a partir de la cintura hacia arriba, estaba completamente visible. Con la helada brisa de invierno empezando a soplar, era un tipo de ropa completamente inadecuada para la situación. Además, considerando todos los saltos que hacía, habían partes de su cuerpo que inevitablemente verían la luz del sol, partes de su cuerpo que definitivamente no debería mostrarle a los demás.

Viendo a una joven de tierna edad moviéndose por todos lados con esa vestimenta generaría en cualquiera, no solo en Tisalia, un fuerte impulso de comentar algo al respecto.

“Tee hee hee!”

“No te rías cuando te están gritando!”

Glenn estaba seguro de que Illy seguirá estando contenta sin importar las cosas que le digan. Incluso si son los regaños y lecciones de Tisalia.

“Esta bien! Quiero que todos las vean!”

“Esta es una Illy muy diferente de la que examiné en un principio, cierto…?”

Dijo Glenn.

“Eso me recuerda, por qué tenías la guardia tan alta cuando fui a verte por primera vez? Acaso hice algo malo?”

“Huh?! Um… Bueno…”

Illy dejó de dar vueltas y de alardear sus alas por un momento.

“Tiene razón”

Dijo Tisalia.

“Fuiste muy grosera con él. Escucha, pudiste haber muerto por el problema de tu oviducto si el doctor no hubiese estado ahí, sabes? Entiendes eso?”

“Y-ya lo sé! Es solo que… um, es… ya sabes…”

Illy bajó la mirada rápidamente.

Glenn se preguntaba si había era algo demasiado invasivo pero se dejó de preocuparse debido a que el repentino cambio en su actitud fue terriblemente curioso, quería saber si realmente existía una razón.

La cara de Illy empezó a tomar el color de sus nuevas alas.

“Umm… Bueno, es… vergonzoso…”

“Dilo claramente!”

Gritó Tisalia.

“Cielos! Es por todo el asunto de poner mi huevo! El Dr. Glenn vio todo eso! Y-yo estaba avergonzada! Eso es todo!”

Illy respondió fuertemente con su cara completamente roja.

“Oh, bueno…”

Glenn también estaba avergonzado por su propia ignorancia.

Obviamente que estaría avergonzada!

Aunque fue parte de un tratamiento médico, él había ayudado a Illy a poner un huevo.

Había abierto sus piernas y masajeado su vientre también. Obviamente todo fue debido a esa situación particular, y aunque Glenn no tenía por qué sentirse avergonzado al respecto, él podía entender claramente ahora que tan vergonzoso debió ser desde la perspectiva de Illy.

“Oh, tengo que mostrarles mis alas a todos otra vez! Bueno, um… Nos vemos!”

Girando como un tornado, se fue volando hacia donde estaban otra arpías. Claramente estaba escapando de Glenn y Tisalia, él no fue lo suficientemente rápido para detenerla.

Los alardes de Illy se habían convertido en un evento diario en la villa, las demás arpías lucían un poco exasperadas mientras gritaban alabanzas por sus nuevas alas.

Glenn no entendía cómo funcionaba toda esa situación exactamente, pero parecía que ciertos colores en las plumas era algún símbolo de estatus entre las arpías. Las chicas cercanas a la edad de Illy estaban completamente cautivadas por sus alas, una vista que no se puede conseguir en ningún otro lugar.

“Ella está completamente saludable otra vez, cierto?”

Murmuró Sapphe, una pizca de asombro y desesperación se hacía notar en su voz.

La rebelde Illy era ahora una chica alegre.

Glenn pensó que Sapphe debe estar pensando en aquella joven sirena, Lulala, quien Sapphe consideraba una hermana menor. Illy y Lulala tenían casi la misma edad; Glenn solo podía imaginar que las dos se llevarían bastante bien si alguna vez llegaran a conocerse.

“El anciano de la villa también estaba sorprendido”

Dijo Glenn.

“Él no podía creer que ella hubiese cambiado tanto solo por el crecimiento de sus plumas adultas”

“Si, así es”

Las alas de los fénix.

Sus orígenes son desconocidos, la muda de plumas de Illy era solo un proceso para convertirse en adulta. Era improbable que sus alas de fuego vibrante fueran otra cosa además de las alas de un monstruo mitológico. Aunque, por supuesto, Glenn nunca había visto un fénix en su vida. Todo lo que podía hacer era concluir que habían grandes semejanzas de lo que había podido de leer en los pasajes de viejos libros médicos.

“Illy ni siquiera era consciente de esto”

“Como demonios una descendiente del inmortal fénix termina como huérfana en los barrios bajos?”

Se preguntó Sapphe.

“Estoy seguro de que muchos factores influyeron para que resultara de esa manera. Todo lo que podemos hacer es suponer”

En el tiempo de los padres de Illy, o aún más atrás, han existidos muchos eventos importantes, incluyendo las guerras y su inherente caos. A pesar de eso, la sangre del fénix sobrevivió de alguna manera hasta la generación de Illy.

Glenn no tenía idea de que pensaba ella al respecto, ya que no sabía realmente como lucían sus padres… pero al menos, las alas de las que estaba actualmente orgullosa se convertiría en un fuerte estímulo a medida que avance su vida.

“Conocer tu herencia es uno de los factores más fundamentales de la vida. Estoy seguro de que su recuperación es, en parte, debido a ese conocimiento…”

Quizás no debí haber hecho nada al final.

Pensó Glenn.

Después de todo, la muda de sus plumas habría terminado naturalmente de cualquier manera, sus alas de fénix habrían crecido aun si nadie hubiese hecho nada. Illy podría haberse recuperado por su cuenta, lo que significa que no había ninguna necesidad de examinarla o de tratarla en primer lugar.

“Eso no es cierto”

Dijo Sapphe, inmediatamente animando a Glenn que empezaba a lucir un poco deprimido.

En la plaza central, Illy parecia divertirse con el anciano de la villa mientras mostraba sus alas, pero al final, él le ordenó que se pusiera a trabajar.

Ella extendió sus alas y con un par de poderosos aleteos, subió hacia el cielo.

Un vuelo carmesí.

Su alas no solo eran hermosas. También parecían acelerar sus movimientos. No había ninguna perturbación extra en el aire a medida que sus alas cortaban a través de él.

“Si se hubiese convertido en una adulta mientras seguía deprimida y sin ninguna preparación, Illy probablemente habría estado muy confundida y hubiese crecido imprudentemente con sus nuevas alas”

Dijo Sapphe.

“O quizás realmente hubiese abandonado la villa… Creo que fue algo bueno que usted le haya dicho de antemano que ella iba a convertirse en una adulta, Doctor”

“L-lo dices en serio?”

“Por supuesto. Aunque todo lo demás haya sido completamente inútil”

Sapphe fue dura con sus evaluaciones como siempre.

Esta vez habían muchas áreas en las que Glenn debía reflexionar.

“Volar lejos no resolverá nada”

La princesa centauro seguía mirando a Illy a medida que alzaba su vuelo.

“Solo puedes vivir donde estas. El lugar a donde quieres volar es exactamente el lugar en el que estas ahora”

Aunque hayan perdido su lugar en los campos de batalla, Glenn sentía el grandioso orgullo de un centauro en las palabras de Tisalia.

Solo había un lugar en el que Illy podía estar. En algunos casos, es imposible decidir el lugar donde se quiere vivir.

Que hará Illy aquí?

Y de qué forma lo hará?

Como volará a partir de ahora?

Glenn pensó que la manera de vivir de Tisalia era un gran ejemplo para ella.

Una pluma caía al suelo, como si Illy no pudiera evitar ensuciar el nido que estaba a punto de abandonar. Se balanceaba justo frente de la sus ojos.

Instintivamente, él estiró su mano para agárrala.

“…?”

“Doctor?”

“Oh, u-uh, no es nada”

Estaba ardiendo. Por un segundo, se sintió caliente, como si estuviera quemándose. Pero, no importa cuánto la examinará ahora, la pluma roja no era más que una pluma de arpía común y corriente. Obviamente no era posible que realmente estuviera en llamas.

Habrá sido mi imaginación…?

Pensó Glenn, preguntándose si la fatiga lo había hecho sentir un calor inexistente.

Por otra parte, la sensación en su mano fueron los últimos vestigios de la continua muerte y renacimiento del fénix, el ultimo calor de sus llamas. Incluso si se había derivado en leyendas, el fuego nunca se extinguiría… y ahora sigue vivo en el interior de Illy.

La flama se debió haber apagado hace muchísimo tiempo, aun así la sensación del calor abrasador permanecerá por siempre en la punta de los dedos de Glenn.

Ese fue el sentimiento que obtuvo de sus plumas carmesí.

Traducido por: NonVoice

Anterior | Índice | Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s